MoboReader> Romances > Vives en cada latido mío

   Capítulo 196 Me has convencido

Vives en cada latido mío By Shi Liu Xiao Jie Palabras: 7471

Updated: 2019-10-09 08:39


Pero la familia Wen seguía yendo demasiado lejos y cruzando la línea. No solo habían secuestrado a su abuela, sino que deliberadamente le habían dado un sentido sucio a su relación con Mario después de ver que ella lo visitaba.

Si no les daba una lección, quién sabe qué más harían en el futuro.

"¿Eh? ¿Qué quiere decir?", preguntó Zed con el ceño fruncido volviéndose hacia Jana.

Aunque sabía claramente que ella había ido a visitar a Mario y que eran inocentes, Jana había sido tan descuidada que ahora la malvada Shirley lo estaba aprovechando para inventar historias destructivas sobre ella.

Era bien sabido que Shirley tenía una lengua malvada, y Jana lo sabía bien, por lo que podría haber sido más cuidadosa.

Jana se quedó aturdida. No esperaba que Zed le preguntara eso, y simplemente respondió: "Es puramente una trampa. Shirley aprovechó mi visita a Mario para intentar sabotear nuestra relación y separarnos".

Estaba muy consciente de la situación, y Zed asintió, satisfecho con su explicación. Entonces dirigió su mirada fría a Shirley, "¿Entonces eso es lo que también quisiste decir?".

Todo ese tiempo Shirley había estado tratando desesperadamente de encontrar algo para voltear la situación a su favor, pero no se le ocurrió nada, así que simplemente se estremeció, miró a Zed y siguió sacudiendo la cabeza.

"Yo...".

Era como si los ratones le hubieran comido la lengua. No podía decir una sola palabra.

Maldición. ¿Se había equivocado esta vez? Al ver la actitud protectora de Zed hacia Jana, supo que sería imposible ir más allá en ese momento, pues de intentarlo las cosas podrían empeorar para ella.

"Es solo que estoy preocupada por tu relación. Si realmente no hay nada entre ellos, entonces debo haberlo malinterpretado. Ahora que estás aquí para recoger a su esposa, ya no los molestaré más". Shirley forzó una sonrisa y se volvió para irse.

Watson no había procesado completamente lo que acababa de suceder, así que vio como Shirley se alejaba rápidamente, después volteó hacia Zed y Jana, y luego de vuelta hacia Shirley.

"Espera...", Zed le gritó a Shirley.

Confundida, ella se dio la vuelta y preguntó con rigidez: "Cuñado, ¿hay algo más?".

"Pareces haber olvidado lo

y la familia Wen está en serios aprietos. Nada de esto es obra mía. Ellos se lo merecen, pero Zed, de todos modos es mi familia. No importa cuán malas sean nuestras relaciones, no quiero aprovecharme de su precaria situación.

Zed, creo que después de esto, la familia Wen ya no recuperará su glorioso pasado. Mientras dejemos en claro nuestra actitud de no dañarlos y ellos prometan no interponerse en nuestro camino, creo que esta vez Shirley definitivamente aprenderá su lección y se comportará bien. ¿Por qué no dejar que el problema desaparezca en lugar de resolverlo tú mismo? ¿Qué piensas?", imploró sinceramente mirando a los ojos a su marido.

"No sé qué hacer contigo". Él no pudo evitar acariciar la parte posterior de su cabeza y mirarla con sus ojos suaves, "¿Qué más podría hacer? Tengo que ceder a tu solicitud, ya que me has convencido con éxito".

"¡Zed, eres un hombre maravilloso!". Al escuchar su respuesta, Jana se sintió abrumada de alegría y emoción.

Al ver su rostro sonrojarse, Zed tragó saliva y la abrazó. "Jana, ahora que he prometido no tocar a tu familia, tendrás que atenderme bien esta noche", dijo él con rostro coqueto. Mirándola con ojos suaves, levantó suavemente sus mejillas y se apoyó en su frente.

El aliento cálido se exhaló en su rostro. La niebla transportó sus poderosas hormonas volando por el aire

y la cara de Jana se puso roja, por lo que bajó la cabeza tratando de ocultar su propia emoción, pues esperaba con ansia esa noche.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top