ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 892 ¿Acaso estás celoso

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 11527

Actualizado: 2019-12-19 19:03


Sue sacudió la cabeza y dijo: "Tampoco tengo idea, la policía me acaba de llamar, sabremos qué sucede después de llegar allí".

"Espérame, iré por las llaves del auto", respondió Sheryl. Después de tomar el coche de Abby, Sheryl llevó a Sue a la estación de policía lo más rápido que pudo. Antes de que Sue entrara por la puerta principal, Sheryl la tomó por el brazo con preocupación.

"Mimi, espera por favor, tengo que recordarte algo", expresó Sheryl. Ella miró a su amiga con angustia y continuó: "No olvides que ahora estás embarazada, tu prioridad debe ser el bebé, pase lo que pase debes mantener la calma, no te enojes, ¿de acuerdo?".

"Lo sé", Sue estuvo de acuerdo con sus palabras. Por supuesto que ella sabía que tenía que calmar su temperamento por el bien de su bebé, aun así, también sabía que a veces las cosas estaban fuera de su control. Sue no tenía idea de lo que iba a suceder y tampoco podía anticipar cómo reaccionaría exactamente, haciendo estos pensamientos a un lado, entró con Sheryl a la comisaría.

Un policía las condujo a una pequeña habitación, él se sentó a un lado mientras las dos chicas tomaron asiento en el lado opuesto, sintiéndose confinadas en el pequeño espacio. Ninguna de las dos mujeres podía entender el hecho de que Allen, que siempre había considerado a Doris una prioridad, le quitaría la vida. Él jamás mostró absolutamente ninguna señal de ser capaz de hacer tal cosa, era una noticia sorprendente ya que nadie esperaba que sucediera.

Por procedimiento, el policía le hizo algunas preguntas a Sue sobre el comportamiento reciente de Allen, ella fue tan servicial como pudo ya que le contó al policía lo que sabía, lo cual, como era de esperar, no reveló nada sobre los motivos detrás del asesinato. Después de que el hombre terminó, Sue tuvo una pregunta que hacerle: "Señor, usted dijo que mi hermano es acusado de asesinar a Doris, ¿tiene alguna evidencia?".

"Lo siento, no puedo revelar nuestros hallazgos del caso", respondió el policía con seriedad. "Todo lo que le puedo decir es que sus vecinos los escucharon pelear y después de eso, Allen salió corriendo de la casa cubierto de sangre, junto con él estaba su madre y ahora los estamos buscando. Por eso la llamamos, para obtener más detalles sobre el sospechoso y la víctima, también para pedirle que nos informe lo antes posible si tiene alguna pista sobre dónde se encuentran su hermano y su madre", añadió él.

Después de una pausa, el policía la observó de manera extraña y continuó: "O... si se acercan a usted, no dude en contárnoslo. Ahora ellos son sospechosos de un caso de asesinato y también podrían lastimarla, por su seguridad, no nos oculte si los ve".

"¿Cómo puede ser eso posible?", Sue gritó de repente, incrédula de toda la situación. "Conozco a mi hermano, él nunca lastimaría a Doris, mucho menos cuando ella estaba embarazada, sin importar lo enojado que estaba, ¡no podría haber matado a su bebé! ¡Es un error!", ella estaba perpleja.

Después de todo, Allen era su hermano y Sue lo conocía muy bien, él podría haber tenido las agallas para cometer algunos errores, pero ella no podía creerlo capaz de matar a alguien.

"Es una posibilidad", respondió rotundamente el policía. "Se está llevando a cabo una investigación exhaustiva, si no la mató, entonces no lo acusaremos falsamente, sin embargo se escapó, lo cual lo hace más sospechoso. ¿Por qué más correría? ¿No cree que vale la pena reflexionar a

la mano de encima mientras se percataba de su verdadera intención. "No esperas que te diga si he considerado volver o no, sólo me estás pidiendo que viva contigo, ¿verdad?", añadió Sheryl.

"Sí, eso lo hago", Charles respondió con franqueza. "¿Acaso no quieres regresar?", él preguntó esperanzado. Los suaves empujones de Sheryl no alejaron a Charles, sino que sólo lo hicieron acercarse aún más y abrazarla con afecto, él preguntó con mucho entusiasmo en su mirada, casi como un niño mimado pidiéndoles a sus padres un juguete muy deseado. Sheryl no podía, o tal vez ni siquiera quería escapar pues disfrutaba mucho de la calidez de los brazos de Charles y de su comportamiento infantil, un temperamento caprichoso y tierno que sólo tenía cuando estaba con ella. Después de disfrutar de su amor por un rato, Sheryl se dio cuenta de dónde estaban y gentilmente lo apartó. "Detente, la gente puede vernos", dijo ella tímidamente.

"Esta es mi oficina, nadie nos verá", Charles la tranquilizó.

Con un poco más de fuerza, Sheryl lo empujó a un lado, ella no podía comprender el marcado contraste de un hombre tan fuerte y poderoso que actuaba de manera infantil, pero sentía felicidad a su lado. Con sentimientos encontrados en su corazón, Sheryl por fin habló: "Hablemos de todo eso después de que este incidente se resuelva, Sue realmente necesita a alguien en este momento... y yo no puedo evitar preocuparme por ella".

Charles suspiró profundamente después de escuchar sus palabras y se sintió un poco triste y abatido, esperar era todo lo que había estado haciendo últimamente porque la vida de Sheryl parecía girar en torno a Sue en lugar de él. Por la forma en que estaba actuando, a Charles le pareció que hasta que Sheryl estuviera absolutamente segura de que Sue estaba fuera del alcance de esa molesta familia suya, entonces consideraría arreglar las cosas con él. Decepcionado, Charles preguntó: "¿Cuándo piensas ponerme como tu prioridad?".

Las cejas de Sheryl se curvearon perplejas, era una pregunta sorprendente, pero podía sentir la frustración de Charles. Ella no pudo evitar reírse de esto y comenzó a molestarlo, "¿Qué? ¿Acaso estás celoso?".

Charles simplemente giró la cabeza y se negó a responder, en ese momento él era un niño gruñón aplicándole la ley del hielo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir