ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 896 Por última vez

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9765

Actualizado: 2019-12-20 07:17


"Sue...", Sheryl no pudo evitar suspirar profundamente. "Mi abuela está bastante débil ahora. No la molestemos".

Amy esbozó una sonrisa amistosa y movió ligeramente las manos para ignorar ese comentario. "No importa. Mírame, mi cuerpo está sano y cocinar no me parece un gran problema. Solo dime si quieres comer algo, y te lo prepararé con esmero. Mi niña, por favor, cuídate".

"Gracias, abuela Amy", Sue sonrió y la miró con un profundo aprecio. "Debería pensar en marcharme".

"¿Tan pronto?", aunque Sue no era su verdadera nieta, Amy siempre la había tratado con el mismo amor que a Sheryl. A veces, incluso sentía más afecto por ella debido a su situación. Sentía pena por Sue, quien había sido maltratada horriblemente por su propia familia, y quería darle a la chica tanto cuidado y amor como le fuera posible. Después de vivir bajo el mismo techo durante tantos días, Amy se había encariñado mucho con el nuevo miembro de su familia y le resultaba difícil dejarla ir.

"Sí, abuela Amy", asintió Sue, entendiendo sus pensamientos. En sus entrañas, albergaba los mismos sentimientos y se sentía reacia a separarse de Sheryl y Amy, aunque ya era hora de que se fuera. "No puedo vivir a tu costa tanto tiempo así que es hora de que me vaya. Muchas gracias por todo, me hiciste sentir como en casa".

Amy sonrió ante eso. "Entonces, te dejaré". La acompañó a la puerta y observó cómo cargaba sus cosas hacia el auto de Anthony.

Mientras pensaba en los recuerdos creados en aquella casa, Sue se detuvo y se dio la vuelta. Pensó en el inmenso cuidado y la preocupación que Sheryl y Amy habían mostrado hacia ella, y sintió que una oleada de tristeza la invadía, hasta el punto que podría echarse a llorar. Miró las dos caras amables que nunca olvidaría. "Sher, lleva a la abuela dentro, hace calor aquí fuera".

"Entraremos cuando te hayas ido", dijo Amy con firmeza, antes de que Sheryl pudiera siquiera responder. Todavía reticente a dejarla marcharse, Amy le recordó en un tono preocupado: "Si te intimidan, dímelo y me encargaré por ti. Siempre estaré a tu lado".

"Abuela Amy, puedes estar tranquila, yo me ocuparé de Sue. Te lo prometo", dijo Anthony con entusiasmo, tratando de consolar y calmar a la anciana. Después de lo que le había ocurrido a Sheryl, Arthur ya estaba furioso con él. Si Amy llegara a sentir la misma ira, no encontraría la manera de lidiar con la culpa.

Amy se burló de su promesa y le lanzó una amenaza llena de desprecio: "Es más fácil decirlo que hacerlo, especialmente para alguien como tú, con tan pésimo historial. No me limitaré a tomarte la palabra. Recuerda que Sue también es como mi nieta, por lo que si alguna vez descubro que le has hecho algo irresponsable o descuidado, lo lamentarás".

"Entendido, la trataré como es debido", respondió Anthony, solemne y avergonzado. Como después de todo, todo lo que había dicho era cierto, no tenía derecho a discutir.

Cu

r otra cosa que te pueda hacer falta. ¿Qué te parece?".

"Eso no es preciso, pero gracias", respondió Sue con rotundidad. Estaba bastante satisfecha con la habitación y pudo ver que Laura se había esforzado mucho por complacerla. "Este cuarto es muy bonito", continuó. "No necesito nada más".

Laura agitó las manos en señal de protesta. "No, no, dista mucho de ser agradable". Sin embargo, estaba encantada de escuchar la respuesta de Sue. "Estaba realmente emocionada de saber que vendrías y te quedarías con nosotros, es solo que no tuve mucho tiempo para prepararlo todo. De lo contrario, habría renovado toda la habitación para ti".

Sue estaba eufórica al ver que Laura la trataba con tanta amabilidad.

Antes de llegar, su futura suegra era la única preocupación que tenía en mente. Todavía recordaba su actitud hacia ella en el pasado, y estaba bastante asustada de encontrarse de nuevo con ella. Sin embargo, en ese momento, parecía que todo iba bien y no había absolutamente ninguna necesidad de preocuparse por eso.

Conmovida, agarró sus manos y le expresó su sincera gratitud: "Tía Laura, muchas gracias".

"No tienes que agradecérmelo", dijo Laura mientras le quitaba importancia con un gesto. Mientras hablaban, Anthony se las arregló para encargarse del equipaje y traer sus cosas a su nuevo cuarto. "Solo déjalo ahí", le dijo Sue. "Puedo ocuparme del resto más tarde".

"No, por favor", intervino Laura apresuradamente. "Mira tu barriga. Ahora, estás embarazada y no puedes hacer estas cosas sola". "Anthony", añadió volviéndose hacia él: "Abre su maleta, la ayudaré a colocar el resto de sus enseres".

"Puedo hacerlo yo misma, tía Laura, de verdad que no hay problema", insistió Sue, rechazando su oferta. Su actitud había sido demasiado hospitalaria para que se la creyera y se acostumbrara, así que tuvo que insistir: "Puedo ocuparme de eso, no es para nada agotador. Solo déjenme hacerlo, al menos. Estoy bien".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir