ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 905 Hacer una escena

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9963

Actualizado: 2019-12-22 00:56


"Muchacha, esto no es asunto tuyo. Te sugiero que te mantengas alejada de esto", le advirtió la mujer gorda a Sheryl. Parecía dolorida e intimidante mientras avanzaba hacia adelante, fijando su mirada en Sue. Apretó los dientes y la señaló con el dedo diciendo: "Estamos buscando a Sue, no a ti. Muévete".

Anthony escuchó esto y se volvió rápidamente hacia Sue y le dijo: "Ve arriba ahora. Yo me encargo de ella".

"¿Qué pasó?", Sue preguntó instintivamente. Ella frunció el ceño mientras trataba de reconocer a la mujer. Trató de hacer memoria para ver si la conocía de algo, pero fue imposible. Nunca había visto a esta mujer antes. ¿Por qué estaría aquí, y qué quería de ella?

"¿Quien es esa mujer?", Sue preguntó de nuevo después de que Anthony no le respondiera. La venganza en los ojos de la mujer era extremadamente inquietante. La mujer miró a Sue como si quisiera quemarla viva con tan solo su violenta mirada. Sue apartó los ojos de ella y se volvió hacia Anthony esperando que le diera una respuesta.

"No tengo idea", respondió Anthony mientras sacudía la cabeza. "Creo que vamos a tener problemas. Sue, vuelve a tu habitación en este instante. Prométeme que te vas a quedar ahí, sin importar lo que escuches".

"Pero...", Sue todavía dudaba, ya que quería descubrir la razón detrás de la visita abrupta e inesperada de estas personas.

"Deja de dudar ahora", ordenó Anthony mientras empujaba a Sue suavemente. "Solo sube las escaleras y quédate allí. ¡Ahora! Si no lo haces por ti, hazlo por nuestro bebé. No podemos permitir que le pase nada malo".

Tocando su vientre de una manera maternal, Sue finalmente decidió escuchar el consejo de Anthony. Se dio la vuelta para irse, no sin antes echarle un último vistazo a la mujer que no le quitaba la mirada de encima.

En ese momento la única prioridad para ambos era el bebé, y Sue debía protegerlo sin importar lo que pasara más adelante.

En el momento en que la mujer vio a Sue regresar a la casa, entrecerró los ojos y gritó distorsionando el rostro, "¡Sue, detente! ¡Devuélveme la vida de mi hija!".

"Es la madre de Doris, ¿verdad?". Al escuchar lo que la mujer le acababa de gritar, Sheryl recordó quién era la mujer. Estaba claro que no había podido encontrar a Allen, el principal sospechoso del asesinato de Doris, y por eso había venido a descargar su ira contra Sue.

¡Qué ridiculez! Lo que le sucedió a su hija no tenía nada que ver con Sue. Ella ni siquiera era amiga cercana de Doris. ¿Por qué estas personas se comportaban de manera tan absurda y se negaban a aceptar la verdad?

La mención del nombre de Doris hizo que la mujer volviera la mirada hacia Sheryl. "¿Quién eres tú?", preguntó con voz ronca. Aunque se negó a responder la pregunta de Sheryl, sus gestos demostraron que Sheryl había acertado.

"Soy amiga de Sue. En cuanto a lo que le sucedió a Doris... Realmente lo siento". Lanzando a la mujer una mirada desdeñosa, Sheryl trató de razonar con ella. "Pero tía, creo que

r tu culpa, ¿podrás devolvernos la vida del pequeño?".

"¿Embarazada?", la mujer se levantó de inmediato al escuchar la palabra. De repente, sus ojos rojos e hinchados se suavizaron, bajó la cara y se la cubrió con las manos. Evidentemente, la palabra "embarazada" le recordó algo aún más doloroso. Luego levantó la cabeza y habló lentamente: "Mi querida hija también estaba embarazada cuando la mataron. A ella no le salvó el estar embarazada. ¿Alguna vez has considerado eso? Te lo advierto. ¡Dame esa mujer, o no me muevo de aquí!".

"Tía...", Sheryl trató de convencer a la mujer de que cesara. "Este accidente realmente no tiene nada que ver con Sue. No se la daremos, no importa lo que haga o diga. Nosotros tampoco tenemos idea de dónde está Allen, pero podemos prometerle que una vez que tengamos noticias sobre dónde está, informaremos a la policía de inmediato. La policía definitivamente hará justicia por usted y Doris. Por favor, comprenda que no tiene sentido acosar a Sue y a su familia por lo que hizo su hermano".

"¡Mientes!", la mujer se negó a creer lo que decía Sheryl. Con una mirada despectiva, continuó: "Sé lo que planeas hacer. No esperes que me trague tu mentira. Estás tratando de cubrirlo y darle tiempo suficiente para escapar. Probablemente mientras nosotros estamos discutiendo aquí, él ya está de camino al extranjero. ¿No es así?".

Lanzando una mirada vengativa a la familia, continuó: "Mi hija estaba perfectamente bien cuando se mudó a la casa de Allen. ¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿Por qué ella ya no está? Tengo que obtener una respuesta hoy".

"Tía, nosotros también estamos investigando este caso y tratando de descubrir el motivo del crimen, pero aún no hemos encontrado nada. Cuando descubramos algo le prometo que responderemos sus preguntas. ¿Qué le parece?", Sheryl nuevamente trató de llegar a un acuerdo con la mujer irracional, pero daba igual cómo se lo explicara, la mujer simplemente se negaba a escuchar e insistía en ver a Sue.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir