ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 906 Esto no había terminado

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8089

Actualizado: 2019-12-22 00:56


"¡Mi hija murió en vano! ¡Conseguiré que se le haga justicia! ¡Pagarás por lo que has hecho!", gritó la mujer.

Cuando Sue subió al piso de arriba, se sintió inquieta. No era capaz de olvidarse de ellos, así que volvió a bajar sigilosamente para vigilarlos. Cuando oyó que la mujer preguntaba por ella, se asomó a la puerta y respondió, "Estoy aquí. ¿Qué quieres de mí?".

"Sue, ¿qué haces aquí?", preguntaron Sheryl y Anthony frunciendo el ceño. Su aparición sorprendió a todo el mundo. Anthony le dijo, "Vuelve arriba. Esto no tiene nada que ver contigo".

"Tiene razón, Sue", repitió Laura. Y siguió intentando persuadirla, "No tienes que preocuparte. Mientras yo esté aquí, no hay nada que puedan hacernos. Puedes estar segura".

"Gracias, tía. Pero vinieron aquí por mí. Si no doy la cara, no se irán nunca", respondió Sue con calma. "No te preocupes por mí. Puedo encargarme de esto".

Sheryl se quedó de pie junto a Sue para protegerla en caso de que algo sucediera.

Al ver a Sue, la mujer se burló y dijo, "¡Así que, finalmente decidiste aparecer!".

"Sí. Aquí estoy", asintió Sue levemente. Luego miró a la mujer fríamente y le preguntó, "¿Qué es lo que quieres? ¡Dímelo".

La mujer quedó atónita ante su pregunta. No había previsto que respondiera así, por lo tanto, no había pensado qué era exactamente lo que quería de Sue.

Allen, el asesino, ya había escapado y no había rastro de él. Ella solo podía ir a por la única persona que pudo encontrar de la familia de Allen. ¿Pero qué podía hacerle a Sue? Nada reemplazaría la pérdida de su amada hija. La mujer solo podía gritarle, "¡Entrégamelo a tu hermano Allen Wang! ¡No dejaré que viva en este mundo sin que pague por lo que ha hecho! ¡Mató a mi amadísima hija! ¡Era tan joven, e incluso tenía un bebé!".

"No tengo ni idea de dónde está. Y es más, quiero pedirte un favor. Si logras averiguar su paradero, infórmame lo antes posible", dijo Sue a la mujer en un tono frío y calculado.

"¡No intentes mentirme!", la mujer no podía creer lo que oía. Fulminó con la mirada a Sue y gritó enojada, "¡Eso no es más que mierda! ¿Quién más iba saber su paradero, si no lo sabes tú? Eres su hermana, no creo que no estén en contacto".

"Puedes creerme o no, lo decides tú, pero esa es la verdad", respondió Sue fríamente. "Te he dicho todo lo que sé".

"¡Tía! ¡No te molestes en escucharla!", gritó impaciente el hombre que estaba junto a la mu

sposa por dinero. ¡Y tú, una estafadora que intenta chantajear a personas inocentes! El dicho es cierto, '¡Dios los cría y el viento los amontona!'. Ya lo entiendo".

Cuando Laura terminó de hablar, quienes estaban a su alrededor comenzaron a susurrar y a empujarse, señalando a la mujer gorda. Podía oírlos burlándose de Doris.

Cada vez se congregaban más personas. Los recién llegados les preguntaron a los demás qué estaba pasando y se corrió la historia de la deshonrosa familia. Sus voces se hicieron más y más fuertes. La mujer gorda se sintió avergonzada y enojada al mismo tiempo. Ella corrió hacia Laura y gritó, "¡Tú, vieja puta! ¿De qué mierda estás hablando?".

Pero antes de que pudiera alcanzar a Laura, Anthony la detuvo. "Oye, si te atreves a poner un dedo sobre mi madre, ¡te prometo que irás directa a la comisaría! Sé que estás

triste porque perdiste a tu hija. Pero tienes que entender que Sue no tiene nada que ver con eso. Si sigues aquí, no tendré más remedio que llamar a la policía", le advirtió Anthony.

"¡No te atrevas a amenazarme!", dijo la mujer burlándose. "¡Les enseñaré a todos una lección hoy! ¡Los haré sufrir a todos!".

Mientras hablaba, corrió hacia Sue de repente con la mano levantada. Sheryl se sorprendió por la escena pero reaccionó rápidamente. En un abrir y cerrar de ojos, ella protegió a Sue en sus brazos y la fuerte bofetada llegó a la espalda de ella.

La mujer gorda era extremadamente fuerte, y había puesto toda su fuerza en la bofetada. Su agresión tomó a todos por sorpresa e incluso asustó a la audiencia. La escena dejó a todos en silencio.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir