ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 911 Intimidación y sobornos

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9898

Actualizado: 2019-12-23 01:33


Una sonrisa maliciosa se extendió por el rostro de Holley mientras examinaba a fondo la apariencia de Sheryl. Luego, miró a su alrededor como si fuera una reina con todo bajo su dominio.

"De hecho, no se trata solo de una costura moderna, lo más importante que necesitan...", dijo, y dio una pausa. La vacilación marcó su rostro antes de continuar: "Les pedí que vinieran hoy porque hay algunos invitados importantes que apreciarían nuestra compañía más tarde".

Tan pronto como las palabras salieron de su boca, las chicas mostraron expresiones de asombro, comprendiendo totalmente lo que quería decir con "invitados importantes". No era lo que esperaban escuchar de ella. "¿Qué? ¿Es una broma?", preguntó una chica en un tono bastante indignado. "Señorita Ye, eso no es lo que había dicho antes; es absurdo que crea que estaríamos de acuerdo en hacer algo así". "¡Ella tiene razón! Somos modelos y la pasarela siempre ha sido nuestro principal trabajo. No queremos involucrarnos en ninguna de sus actividades turbias, lo cual dejamos muy claro en nuestro contrato; así que me temo que no podemos hacerlo", dijo una chica furiosamente.

"Sí, Señorita Ye", dijo Susan, mirándola con incredulidad, "¿Cómo podría tomar esa decisión sin consultarnos antes? Es evidente que ninguna de nosotras quiere participar en eso".

Después de fruncir el ceño, se volvió hacia Sheryl y dijo: "Sher, BM Corporation se veía como una compañía legítima y por eso quise trabajar aquí desde un principio. Pero nunca esperé que también tuvieran un negocio tan atroz, se siente muy asqueroso".

Con cautela, Sheryl presionó sus labios, formando una delgada línea con ellos, y permanecía en silencio ya que sentía que esto no era una casualidad. Parecía que todo lo que había sucedido hasta ahora era a propósito.

"Señorita Ye, si nos está pidiendo que seamos un grupo de acompañantes hoy, entonces me temo que tendremos que rechazar su petición", dijo otra chica, casi gritando.

"Sí, no haremos eso", acordaron todas las chicas en un tono furioso.

Era evidente que la propuesta de Holley se encontró con una fuerte oposición por parte de todas las chicas, excepto Sheryl, quien se quedaba sentada inmóvil, absteniéndose de pronunciar sus verdaderos pensamientos.

Ella conocía a Holley lo suficientemente bien como para no ser impulsiva, si la mujer ya había tomado la decisión, haría lo que pudiera para cumplir con su cometido. Por más que las chicas se negaran a cumplir con sus órdenes, no podían cambiar nada, así que prefirió no contradecirla porque sabía que era inútil.

Holley miraba a Sheryl, esperando que pareciera un pato atrapado en medio de una tormenta, después de todo, ella llevaba mucho tiempo esperando este momento.

Sin embargo, para su sorpresa, ella se veía tranquila, como si nada hubiera pasado. Su comportamiento relajado era tan convincente que hizo que Holley se sintiera frustrada de alguna forma.

'¿A ella no le importa?', pensó en

lemente no lo entiendo, son cosas muy diferentes. Todo esto suena tan ridículo".

Echando un vistazo a Susan, Holley estaba un poco enojada, si no hubiera sido por ella, las chicas no estarían tan agitadas.

Después de calmar sus nervios, la miró a los ojos y le preguntó: "Susan, ¿no siempre has querido asegurar la salud de tu padre? Y además de eso, ¿pagar la colegiatura de tu hermana?".

"¿Y qué? Ya encontraré la forma de lograrlo", respondió Susan furiosamente. "Pero no será así", agregó; no tardó mucho en comprender lo que Holley estaba insinuando y, francamente, esto la hacía sentir molesta.

"Bueno, tú eres una buena chica. Si aceptas hacerme este favor, te prometo que tendrás el dinero suficiente para alcanzar todos tus sueños", intentó persuadirla Holley con paciencia. Luego continuó, sonriendo: "Ofrecieron un gran pago a cambio de que todas ustedes se presenten mañana. Sé que trabajan muy duro, así que solo tomaré una fracción y podrán quedarse con el resto del dinero. Coral, ¿no siempre quisiste comprar esa bolsa? Si aprovechas esta oportunidad única, podrías comprar más de diez bolsas al día siguiente".

"¿Qué? ¿En serio?", preguntó Coral sospechosamente. Después de escuchar la propuesta de Holley, se abstuvo de revelar el más mínimo indicio de interés; a decir verdad, el pago sonaba muy tentador. Ella solo miró a Holley a los ojos, intentando averiguar si estaba diciendo la verdad. "Señorita Ye, ¿habla en serio o es solo una broma?".

"Por supuesto que hablo en serio", respondió ella con firmeza. Luego se volvió hacia otra chica y dijo: "Sé que siempre has querido comprar una casa grande. Podrías alcanzar tu sueño si aceptas este trato". Persuadirlas era muy fácil, ya que ella conocía sus puntos débiles. Todas las jóvenes modelos parecieron reacias al principio cuando escucharon su tentadora oferta, pero muy pronto, tal como había esperado, se volvieron mucho menos resistentes de lo que habían sido hacía unos momentos.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir