ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 912 Asumiendo la responsabilidad

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 12232

Actualizado: 2019-12-23 01:38


Susan miró fríamente a Holley y dijo: "Rezo todos los días para que mi padre se cure. Y sí, también me gustaría enviar a mi querida hermana a la universidad. Pero déjeme decirle que nunca haría nada en contra de mi voluntad para lograr esos sueños, y eso incluye vender mi cuerpo a cualquier hombre. ¿Quiere saber por qué? Si acepto este trabajo, no importa cuánto me recompensen, mi padre no me perdonaría, incluso si se curara instantáneamente con el dinero. Y más que eso, tampoco podría mirarme en el espejo por ser tan barata".

Mientras miraba a Holley, se detuvo por un segundo y luego continuó: "Señorita Ye, lo siento mucho, pero no importa cuánto quiera que haga este trabajo, simplemente no puedo aceptarlo. Por favor, le pido que entienda mis motivos".

Enfurecida, Holley no respondió de inmediato; como se había esmerado mucho en formular su propuesta, no creía que fuera tan difícil convencerlas. Sin embargo, Susan la estaba rechazando sin siquiera pensarlo, lo que la hizo sentirse avergonzada. Lo que era peor, las modelos a su alrededor también comenzaron a estar de acuerdo con ella, todo parecía indicar que su propuesta estaba por irse al demonio.

Sin embargo, no se rendiría tan fácilmente. Con una cara sonriente, miró a Susan y dijo: "Escúchame, estoy haciendo esto por tu propio bien".

Después de detenerse para buscar la manera de hablar con más persuasión, continuó: "Debes haber entendido mal lo que quise decir. Para empezar, no les estaba pidiendo que vendieran su cuerpo. Simplemente les sugerí que asistieran al banquete para ofrecerles un poco de compañía a mis clientes más importantes, ya fuera sirviéndoles bebidas o charlando con ellos, la decisión es suya. Solo les ofrecí la oportunidad de ganar más dinero para poder ayudar a su familia", la mujer suspiró y se fingió ofendida. "Ese es un trabajo realmente fácil", siguió comentando, con indiferencia, "Me cuesta trabajo entender por qué rechazarías mi amabilidad. ¿Puedes decirme por qué estás haciendo esto?". "¿En verdad eso es todo lo que tendríamos que hacer? ¿Solamente servir bebidas a los clientes y charlar con ellos?", preguntaron las modelos, con un evidente destello de duda en la mirada.

"Por supuesto", respondió Holley rápidamente, "Eso es todo lo que tienen que hacer". Dadas las circunstancias, mantenía una expresión ofendida y sonrió amargamente mientras decía: "Ya se lo dije desde el principio, nunca les pediría que hicieran cosas que no quieran. No soy ese tipo de persona, ¿qué he hecho para que piensen lo peor de mí? Eso me ofende en verdad".

Sintiendo que las modelos se estaban convenciendo lentamente, continuó: "Sé lo difícil que es para ustedes ganar algo de dinero. También sé que trabajan muy duro, las entiendo totalmente y quiero ofrecerles mi sincera ayuda para que consigan más beneficios. Es por eso que estoy haciendo todo esto, por ustedes. Además, hoy en día, nadie puede obligarlas a hacer algo que no quieran hacer, y yo no soy la excepción. ¿Siguen creyendo que puedo obligarlas a vender sus cuerpos?".

"Pero...", algunas de las modelos seguían siendo escépticas, a pesar de que sus palabras las habían tranquilizado un poco, todavía creían que ese trabajo no era muy diferente al de una acompañante. Sin saber si deberían aceptar el trabajo o no, todas esperaban para ver qué harían las demás.

"Por favor, no más peros ni excusas", la gerente les dirigió otra sonrisa forzada, diciendo: "No permitiré que les ocurra nada malo, nadie tiene permitido lastimarlas. ¿A qué más le tienen miedo? ¿Por qué siguen dudando?".

Luego miró a las modelos con entusiasmo e intentó persuadirlas nuevamente. "Bueno, déjenme d

ien más que me reemplace? En cuanto a la rescisión de mi contrato, le pediré a un abogado que hable contigo más tarde, así que creo que no habrá necesidad de que nos volvamos a ver".

Ella esbozó una sonrisa y continuó: "Iré a empacar mis cosas ahora, y en cuanto termine, me iré del hotel".

"Te lo estoy preguntando una vez más, ¿estás realmente decidida a irte?", preguntó Holley, luciendo extremadamente malhumorada. Sin importar cuánto lo intentara, parecía que Sheryl había logrado rechazar sus planes malintencionados. La idea de que ella se escapara de su contrato le dificultaba reprimir su ira.

Sin un rastro de miedo, Sheryl asintió y respondió: "No me iré sola. Susan vendrá conmigo".

"¿Ahora te estás poniendo abiertamente en mi contra?", preguntó Holley con frialdad, mientras un peligroso indicio de venganza brillaba en sus ojos.

"No realmente, solo hago lo que tengo que hacer", respondió Sheryl, sonriendo de manera relajada. "Simplemente no quiero hacer cosas que no tengo ganas de hacer. ¿Hay algo malo en eso?".

No quedaban dudas de que Sheryl estaba decidida a ayudar a Susan a salir de este dilema también. Mirando a Holley sin ninguna pizca de miedo en los ojos, dijo: "Susan todavía es demasiado joven para ver por su propio bien. Si vas a despedirla por esto, no hay problema. Yo asumiré toda la responsabilidad por sus sanciones, así que no te preocupes por eso".

Cuando terminó sus palabras, se dio la vuelta para mirar a Susan y le dijo: "Vámonos ya".

"Está bien", respondió ella, teniendo en cuenta lo desinteresada y amable que era Sheryl, y que la mujer haría todo lo posible por ayudarla, así que la siguió con gratitud.

Cuando algunas de las modelos vieron que Sheryl le daba la espalda a Holley abiertamente, la miraron con desdén. Una de ellas expresó su opinión con desprecio: "¡Eres tan pretenciosa! Ya sabemos que eres madre de dos hijos, no tienes que presumirlo. Nadie te está pidiendo que vendas tu cuerpo. Además, dudo que alguien te quiera, puesto que eres madre y eso significa que ya no eres virgen. Simplemente no veo a qué demonios le tienes miedo".

Otra modelo que estaba molesta por su desafío también hizo un comentario personal, queriendo insultar a Sheryl: "Tan desvergonzada y guarra; cuando pienso en la forma en que sedujo a Charles Lu, es obvio que sabe muy bien cómo seducir a un hombre. Si no puede ir al banquete, la única que sale perdiendo es ella...".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir