ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 916 La ayuda de Coral

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 13002

Actualizado: 2019-12-24 02:59


Coral fue al baño y se duchó. Sin embargo, el agua tibia no la hizo sentir nada cómoda ni relajada. Tenía la sensación de que algo no estaba bien, pero no lograba averiguar qué estaba pasando exactamente. Estaba preocupada por lo que podría pasarle a Sheryl, ya que esta última pronto podría enfrentarse a un fatídico destino, por lo que Coral simplemente no pudo evitar sentirse cada vez más inquieta. Ni siquiera podía evitar pensar en eso una y otra vez. Después de considerarlo durante un buen rato, finalmente decidió que debería hacer algo para ayudar a Sheryl, ya que si dejaba abierta la posibilidad de que le sucediera algo terrible, esto provocaría que Coral no pudiera salirse con la suya.

Ella siempre había envidiado la facilidad con la que Sheryl conseguía todo lo que soñaba sin la necesidad de esforzarse. Coral la envidiaba mucho, pero eso no significaba que se resignara. En cambio, reconoció que Sheryl era su objetivo, decidiendo que debía derrotarla.

Por lo tanto, la mera existencia de dicha mujer había sido la razón por la que Coral luchara por ser la mejor. Incluso no se daba cuenta de que esta envidia era el motor de su motivación para trabajar muy duro.

Como tenía tantas ganas de cumplir su objetivo, había comenzado a hacer de todo para lograrlo, sin importarle si sus acciones eran buenas o malas, sin embargo, también era consciente de que no debería aprovecharse de nadie simplemente por la envidia que sentía. No podía sacrificar la integridad de Sheryl para satisfacer a su propio ego. Después de todo, para una mujer, ¡la reputación significa mucho!

Al pensar en esto, Coral no pudo esperar más y salió de la bañera a toda prisa, se arregló y luego se dirigió hacia donde estaba Sheryl.

Era bien entrada la noche cuando Sheryl y Susan se encontraban cautivas en la misma habitación; afuera estaban vigilando dos hombres vestidos de negro. Aunque les habían dicho que esos dos hombres estaban allí para protegerlas, en el fondo sabían que en realidad se encontraban bajo arresto domiciliario.

Con una expresión seria, Coral llegó y se paró frente a los dos tipos de seguridad. Teniendo en cuenta que aquellos hombres sabían quién era, no tenía intención de pedirles permiso para pasar, así que Coral intentó mantenerse tranquila y pasar como si nada. Sin embargo, cuando se iba acercando a la puerta, dos fuertes brazos se estiraron desde ambos lados, cruzándose delante de ella para impedir que avanzara con otro paso. "Usted no tiene permitido entrar. ¿Qué hace aquí a tan altas horas de la noche?", le preguntó uno de dos hombres vestidos de negro con un tono de sospecha, haciendo que Coral se asustara un poco, diera un paso atrás y casi perdiera el equilibrio. La penetrante mirada de aquel hombre claramente la hizo sentir nerviosa. "Yo...", tartamudeó Coral, quien se quedó sin palabras y no podía encontrar la manera de explicarse. Solamente había pensado en acercarse a Sheryl e intentar ayudarle en caso de que fuera necesario. En ningún momento había considerado la posibilidad de que hubiera unos bravucones vigilando afuera de la habitación. Ahora realmente estaba metida en problemas.

"Si no tiene permitido acceder a la habitación, le pido que se retire de inmediato. Este no es un lugar en el que se suponga que pueda estar", dijo tajantemente el otro hombre.

"Vine a ver a Sheryl. Necesito hablar con ella", Coral hizo todo lo posible por mantener la calma y continuó respondiendo con un tono solemne: "La señorita Ye lo sabe".

Cuando la escucharon decir eso, los dos hombres se miraron entre ellos y dudaron por un momento. Solo unos segundos después, finalmente tomaron una decisión, así que miraron de vuelta a Coral, cambiaron de tono y le hablaron de una manera bastante cortés: "Está bien, pero por favor, no se quede demasiado tiempo".

Coral agradeció en silencio a todos los dioses por ayudarle a que se le oc

ciencia en su tono. Ella ya estaba frunciendo el ceño cuando volvió a abrir la boca: "Te dije que nos estamos quedando sin tiempo. Será mejor que te apures antes de que Holley se entere de que estoy aquí".

"¿Pero por qué debería confiar en ti?", Sheryl insistió en interrogar a Coral, y sin importarle cómo reaccionaría esta mujer, ella agregó: "¿Cómo puedo estar segura de que esta no es otra trampa que tú y Holley tienen preparada para mí?".

"¿Puedes...?", en ese momento, Coral se sintió completamente sin palabras. Sin embargo, ella podía comprender las dudas de Sheryl, ya que nunca se habían llevado muy bien. Posiblemente podría estar reaccionando de la misma manera si ella fuera la que estuviera en los zapatos de Sheryl.

Por lo tanto, le dedicó a esta última una sonrisa irónica y dijo: "Confía en mí, por favor. En este momento no tengo planeado tenderte ninguna trampa".

Sheryl guardó silencio mientras la miraba con una expresión vacía. Eso hizo que Coral se sintiera impotente, ya que de verdad quería mostrarse amable con Sheryl. Ella confesó brevemente: "Entiendo que no me crees. Sin embargo, déjame decirte por qué opté por ayudarte. Es simple. ¡No quiero ser la siguiente en convertirse en una víctima como tú!", tras decir esto, Coral se tranquilizó, ordenó sus ideas y entonces continuó: "Para ser honesta, pensé que Holley no tendría el descaro de poner sus manos sobre ti porque el señor Lu no la dejaría salirse con la suya. Pero me equivoqué. Y comenzó a preocuparme el hecho de que algún día ella pueda tratarme de la misma manera".

Coral hizo una pausa y miró a Sheryl con envidia para después dibujar una sonrisa burlona en su rostro: "No tengo tanta suerte como tú. No tengo a nadie a quien pueda pedirle ayuda y no tengo a un hombre poderoso que me respalde. Para Holley será mucho más sencillo tenderme alguna trampa, y lo podrá hacer en cuanto ella quiera. Siendo así... La razón por la que he decidido ayudarte no es solo por tu bien, sino más importante aún, lo hago por mí misma. No quiero ser su próximo objetivo".

Sheryl quedó convencida, ya que creía que Coral estaba hablando con sinceridad en ese momento. Aunque en esta ocasión Sheryl era el único objetivo de Holley, esto no significaba que algún día ella no fuera a hacer lo mismo con las demás modelos. Coral no quería convertirse en la próxima Sheryl.

"¿Explicarte las cosas de esta manera te hace entenderlo mejor? Ahora, ¿puedes decirme si hay algo en lo que pueda ayudarte?", como Coral no podía seguir perdiendo más tiempo, estaba ansiosa por escuchar la respuesta de Sheryl.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir