ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 950 Por última vez

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 5764

Actualizado: 2019-12-31 00:41


Holley tenía una cara triste y miró a George, defendiéndose: "Hemos estado juntos mucho tiempo. ¡Pensaba que me conocías mejor! Quiero venganza, claro, pero no voy a por Susan, voy a por Sheryl. ¿Cómo podría lastimar a una niña inocente?".

Luego se acercó a él, le tomó la mano y continuó: "Ignora a esos idiotas, no soy como intentan pintarme, eres la persona más importante en mi vida y no quiero que pienses que soy mala. ¡El hecho de que ya dudes de mí es lo que más me duele!".

"¿Estás diciendo la verdad?", preguntó él, mirando con detenimiento a la mujer que tenía enfrente. "Holley, eres mi amante, la más cercana a mí, no me ocultes nada, sea lo que sea. ¿Entiendes?".

"Sí, entiendo", respondió ella, asintiendo, luego acarició amorosamente las manos de él y dijo: "Siempre has estado cuando te he necesitado, estaré a tu lado pase lo que pase y espero que estés conmigo por siempre, no quiero que discutamos más".

Después decir esto, miró a George nerviosa esperando su reacción, cuando finalmente lo vio asentir, ella le regaló una gran sonrisa y luego le preguntó con mucho cuidado: "Bueno... ¿Cumpliste la petición de Cary?".

"No, no lo hice. No te preocupes", respondió él. "El departamento es tuyo y no tomaré ninguna decisión sin tu permiso", explicó.

"¡Eres el mejor!", Holley abrazó de forma íntima el cuello de su novio y lo besó en la mejilla, pero él no reaccionó demasiado ante ese comportamiento, sino que por el contrario, parecía bastante distraído. Ella estaba molesta y frunció el ceño: "George, ¿qué pasa? ¿Te ha molestado algo?".

"Estoy bien, solo un poco preocupado", explicó, luego la tomó del brazo y se sentó a su lado. "Cary me dijo que Susan es su prometida, él era mi comp

edes irte, necesito un poco de espacio".

"George, yo...", ella quería consolarlo.

"¡Solo vete!", le ordenó secamente y se dejó caer en el sofá, sin querer mirarla.

Holley sabía que estaba enojado con ella, así que decidió obedecer y dejarlo solo, pero cuando estaba a punto de salir de su oficina, escuchó su voz de nuevo: "Por última vez... ¿Heriste a Susan?".

"¡No! ¡Por supuesto que no!", respondió con firmeza, y comenzó a sospechar. ¿George lo sabía? Se volvió hacia él y se quejó: "¿Por qué estás actuando así? Me lo has preguntado muchas veces. ¿No confías en mí?".

"No es lo que piensas, sólo quería estar seguro", él cerró los ojos, sin ganas de verla. "Ya puedes irte, no voy a meter la nariz en tus asuntos nunca más, haz lo que quieras", dijo con frialdad.

La mujer sintió que él estaba actuando de manera extraña, pero su deleite barrió todas sus preocupaciones cuando le prometió que no iba a intervenir, así que no pensó dos veces en su extraño comportamiento.

Tan pronto como se cerró la puerta, el hombre abrió los ojos, se quedaba mirando la puerta cerrada fijamente, y un indicio de dolor cruzó por su mirada.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir