ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 963 Deberíamos tener otro hijo

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8629

Actualizado: 2020-01-03 00:02


"Lo sé, lo sé", expresó Sheryl. Con una sonrisa amarga, ella le dijo a Charles: "No te estoy obligando a perdonarlo, es sólo que... desearía que asistieras a su boda conmigo".

No obstante, Charles permaneció inmóvil con el mismo semblante indiferente, al mirar su expresión plana, Sheryl se sintió bastante decepcionada. Intentando ocultar su decepción, ella continuó: "La boda no es sólo de Anthony, también es de Sue, realmente quiero que vengas conmigo, no tienes que perdonarlo, ese ya no es el problema, sólo creo que... ya que encontró la felicidad, deberíamos dejar el pasado atrás, ¿no lo crees?". Colocando una mano sobre el hombro de Charles, Sheryl lo miró suplicante y afectuosamente.

Aunque todavía tenía una expresión de resentimiento en su rostro, en el momento en que Charles se giró y vio los radiantes ojos de Sheryl, su severa fachada comenzó a desmoronarse poco a poco, simplemente no podía resistirse a la hechizante mirada de su mujer.

Con un profundo suspiro, Charles respondió: "Bueno, no es que sea imposible que yo asista a la boda contigo, aunque tengo una condición".

"¿Qué condición?", sin importar lo que fuese a pedir, Sheryl creía que podría cumplirlo siempre y cuando él aceptara ir a la boda con ella.

Con una sonrisa perversa, Charles se acercó y susurró algunas palabras en el oído de su esposa, su suave y cálido aliento acarició su piel, haciéndole cosquillas y estremeciendo su cuerpo, al escuchar lo que dijo su marido, ella se retiró de inmediato con el rostro tan sonrojado como una rosa.

"Debería darte vergüenza...", murmuró Sheryl.

"¿Qué tiene de malo?", Charles la abrazó cariñosamente, acercándola a su pecho. "Shirley y Clark están creciendo muy rápido, deberíamos comenzar a considerar tener otro hijo ahora", agregó él con un tono pícaro.

Mientras Charles hablaba, sus brazos la apretaron un poco más fuerte y la acarició como si fuera un niño travieso, "Deberíamos darles un hermano o una hermanita, ¿no te parece?".

"Pero...", frunciendo el ceño y dudando un poco, Sheryl se tomó un momento antes de finalmente asentir con la cabeza.

Dado todo lo que había sucedido, Shirley y Clark nunca tuvieron la oportunidad de crecer en un ambiente familiar bueno y saludable, por lo tanto, siempre había existido un profundo arrepentimiento en el corazón de Sheryl. Tal vez si pudieran tener otro hijo, tanto ella como Charles podrían quedarse a su lado a medida que el niño creciera, quizás eso podría compensar de alguna manera el arrepentimiento que ambos albergaban.

Aunque un poco avergonzada, Sheryl asintió

rcana a él, Sheryl estaba segura de que era un hombre ambicioso, si Helin realmente se convirtiera en su novia, tarde o temprano saldría herida.

Intentando que Helin comprendiera esto, Sheryl la miró seriamente y dijo: "Eres una chica muy talentosa, estoy segura de que definitivamente podrás encontrar al chico ideal para ti en un futuro".

"Sheryl...", la sonrisa de Helin de repente se volvió seria e indiferente. "Si alguien te dice que te rindas con el Sr. Lu, ¿cómo reaccionarías?", cuestionó ella.

Sus palabras hicieron que Sheryl se estremeciera, ¿acaso se parecían Roger y Charles de alguna manera?

"Roger es tan importante para mí como lo es el Sr. Lu para ti", espetó Helin. Con un tono firme, ella miró a Sheryl deliberadamente y dijo: "No quiero a nadie más que a Roger".

Con los ojos todavía llenos de persistencia, Helin continuó: "Conozco a Roger desde hace mucho tiempo y sé cómo es él, debe haber encontrado a alguien más para que actúe como su novia a propósito, sólo para hacerme enojar y sentir celos. Tengo que actuar rápido, debo invitarlo a la fiesta de cumpleaños pase lo que pase, si tengo que proponerle que se case conmigo durante la reunión, entonces lo haré".

"Si realmente quieres hacer las cosas de esta manera no tengo nada más que decir", comentó Sheryl. Con una mirada tranquila, ella agregó: "Haré todo lo posible para que la fiesta se vea lo más bella posible".

"De verdad... ¿de verdad no quieres ayudarme?", al preguntar esto, la decepción podía reflejarse en todo el rostro de Helin.

Con una risa suave y un tono imposibilitado, Sheryl respondió: "Ya te lo dije, no es que no quiera apoyarte, realmente es sólo que... aunque quiera ayudarte no puedo hacerlo".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir