ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 972 Siempre te he tratado como mi hermana

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9215

Actualizado: 2020-01-04 00:53


Sosteniendo el micrófono en la mano, Helin miró la entrada una vez más y al notar su expresión perdida, el maestro de ceremonias se volvió a hacer cargo de la situación. "Parece que la cumpleañera se ha puesto un poco nerviosa", se rio, intentando romper el silencio y llenarlo con un poco de humor para atraer la atención de los invitados. Le entregó de nuevo el micrófono a Helin y siguió: "Hoy es el gran día de la Srta. He. Estoy seguro de que debe tener mucho que compartir con ustedes, así que le cederé el escenario. ¡Me gustaría escuchar sus aplausos, público! ¡Bienvenida, Srta. He!".

Los invitados miraron a Helin, esperando que tomara la palabra, mientras los paparazzi seguían disparando con sus cámaras. Y en medio de todo el ajetreo, se quedaba quieta, perdida en sus pensamientos. De hecho, la estúpida fiesta no le importaba un comino, ya que lo único que quería era ver a Roger y confesarle sus sentimientos.

Había organizado un evento tan elaborado solo con ese fin, y ninguno de los allí presentes significaba nada para ella. Su corazón se retorció dado que aún no había señal de la única persona a la que se moría por ver.

Se rio sardónicamente en su corazón. Ahora que tanta gente se había reunido por ella, tenía que continuar la celebración, con o sin Roger, o de lo contrario, acabaría haciendo el ridículo. Tanto su reputación como la de su padre estarían en entredicho y tenía que evitarlo a cualquier precio. Se levantó, forzando una sonrisa mientras se dirigía a la multitud.

"En primer lugar, gracias a todos por venir...", empezó su discurso. Aunque se dirigió a los invitados, no consiguió conectar con ellos y se quedó en el escenario de manera distraída, compartiendo algunas bromas. Los huéspedes eran figuras notables de la Ciudad Y, a los que se les estaba acabando la paciencia, ya que no habían acudido allí para perder su valioso tiempo escuchando su basura.

Heron observó a su hija desde lejos y notó la reacción de los invitados. Pensó en arreglar el desastre, subió al escenario apresuradamente y sin poder escuchar una palabra más de su boca, tomó el micrófono de la mano de Helin. Con una risa, dijo: "Lo siento, he mimado demasiado a mi hija y es evidente que no es una gran oradora. Les ruego que la disculpen".

Rescató a Helin con éxito, y atrajo la atención de todos con su discurso. El siguiente paso consistía en cortar el pastel de cumpleaños. En un principio, Sheryl había planeado dejar que le propusiera matrimonio a Roger en ese momento pero como no había aparecido, Helin se limitó a soplar las velas, pidió un deseo y partió el pastel con una cara malhumorada. En cuanto terminó, no pudo aguantar más sobre el escenario.

Bajó rápidamente, corrió directamente hacia Sheryl, agarró su man

o el tono más informal que pudo, ignorando la reacción de Helin.

Ella se quedó boquiabierta al escucharlo anunciar su matrimonio. El dolor y la humillación surgieron en su rostro como una herida abierta. No podía creérselo. Incluso si salía de la boca de Roger, no quería creerlo. Las lágrimas llenaron sus ojos mientras tartamudeaba: "¿Y qué hay de mí?".

"¿Tú?", Roger dibujó una cálida sonrisa y respondió: "Pensaba en ti como mi hermana pequeña". Después de una pausa, continuó: "Oh, ¿te gustaría ser mi dama de honor?".

Helin soltó una risa desesperada mientras las lágrimas brotaron de sus ojos. "Eres tan malo conmigo, Roger Han", respondió abatida.

'No tiene sentido. Jamás me habría imaginado esto. Se supone que está conmigo pero, ¿por qué eligió a esa mujer?', se preguntó.

"¿Estás enfadado conmigo, Roger?", preguntó, limpiándose suavemente las lágrimas de las mejillas. Sin tener en cuenta a los numerosos invitados y reporteros, dio un paso hacia delante y tomó la mano de Roger. "Soy yo quien te gusta, entonces, ¿por qué la elegiste a ella? ¿Hice algo malo? Si así es, házmelo saber y haré todo lo que pueda para arreglar las cosas", imploró Helin, tragándose su orgullo.

Al verla rogar en frente de Roger de esa manera, Sheryl no pudo soportarlo más. Se abrió paso entre la gente, agarró su mano e intervino: "Srta. He, estás borracha. Por favor, deja de decir tonterías". Trató de sacarla de entre la multitud, pero esa permanecía clavada en el sitio, negándose a moverse incluso una pulgada lejos de Roger.

La aparición de Sheryl tomó a Roger por sorpresa y con una leve sonrisa, repitió: "No tiene gracia, Helin. Siempre te he tratado como mi hermana, ¿cómo iba a enamorarme de ti?".

Agarrando el hombro de su acompañante, se volvió hacia ella y dijo: "Quiero a Bessie y hemos decidido casarnos".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir