ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 973 Obsesionada con el amor

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 12339

Actualizado: 2020-01-05 00:02


"¡Estás mintiendo!", gritó Helin, quien claramente no podía aceptar tal ridiculez. Sin embargo, Roger ni se inmutó. Sus miradas de odio no lo intimidaron ni lo conmovieron. Señalando con el dedo a Bessie y volteando a ver a Roger, Helin comenzó a gritar una vez más: "¿Qué es lo que te atrae de esta mujer? ¿Por qué te vas a casar con ella en vez de conmigo? ¿Qué te hace pensar que ella es mejor que yo?".

"¡Helin! ¡Por favor, entra en razón!", le gritó su padre. Heron se sintió realmente avergonzado al ver que Helin estaba humillándose ante la mirada de muchas personas. Habría hecho cualquier cosa con tal de evitar que todo esto sucediera y así poder sacar a su hija del hoyo en el que se estaba hundiendo. En ese momento le costaba mucho contener su decepción, pero a pesar de ello, trató de mantener la calma y se dirigió a Helin con una expresión seria: "Hoy bebiste demasiado. Tienes que ir a descansar un poco".

"No estoy borracha", afirmó su hija mientras forzaba una sonrisa. Después, su comportamiento cambió de manera repentina, como si acabara de tener una epifanía. Con un semblante hostil, se dirigió hacia Heron y comenzó a culparlo: "¡Todo esto es tu culpa! De no haber sido por ti, Roger no me habría hecho esto. ¡Más te vale que de ahora en adelante no sigas entrometiéndote en mis asuntos y me dejes sola!".

Al escuchar sus palabras, una sonrisa apareció en el rostro de Roger, haciendo parecer que las acusaciones de Helin lo ponían feliz.

Su reacción reveló lo que realmente estaba dentro de su mente, pero no creyó que alguien le estuviera prestando atención o lo notara. Sin embargo, cuando alzó la cabeza, los ojos furiosos de Sheryl se encontraron con él.

Heron estaba abrumado por la ira, pero aun así logró disimular ante la multitud su molestia. Él respondió a los comentarios de Helin con un tono serio pero condescendiente: "¡Tienes que controlarte! No puedes permitir que el alcohol te convierta todo el tiempo en este tipo de persona. ¡A partir de ahora, voy a comenzar a restringir tu consumo de alcohol! Esta noche te pasaste de la raya", después de decir esto, se dirigió hacia la multitud con una sonrisa falsa, intentando convencer a todos de que era verdad que Helin se encontraba borracha. "Lo siento mucho. Mi hija ha bebido demasiado. Espero que esto no les...".

Mientras Heron intentaba apaciguar a la multitud con un discurso para evitar que la cena se convirtiera en un desastre, Helin no estaba dispuesta a ceder ante la petición de su padre.

Sin ser consciente de que era un momento inoportuno, ella siguió exigiendo las respuestas que quería escuchar: "Tienes que decírmelo. ¿Qué tiene ella que no tenga yo? ¿Por qué me estás haciendo esto? No lo entiendo", hizo una pausa para suspirar y luego continuó: "Sabes que te he amado desde que te conocí. Eres todo para mí. Todos estos años, las miradas, las charlas, nuestros corazones acelerándose... No puedes decir que no los has sentido también. Si realmente no me amas, tal y como lo acabas de afirmar, ¿por qué me has dado falsas esperanzas? ¿Por qué me has mentido por tanto tiempo? Por favor, dime que lo que acabas de decir no es cierto. Dime que no lo dices en serio", Helin agarró la mano de Roger, y después de mirarlo a los ojos por unos segundo, preguntó: "¿Acaso mi padre ha dicho algo para hacerte cambiar de opinión? Tienes que decirme. Si fue así, no debes prestarle atención. Esto nos concierne solo a nosotros dos. No importa lo que él diga, mi amor por ti nunca cambiará. Créeme. No dejes que sus palabras se interpongan entre nosotros".

"Helin, todos estos años... no he visto las cosas como tú lo dices. Has estado malinterpretando todo", comenzó a explicar R

e pasa? Suéltame".

"¿Por qué estás aquí?", le exigió él. Roger no esperaba ver allí a Sheryl. La situación le resultaba un poco incómoda, pero lo único que podía hacer era actuar con calma y seguir su juego.

Tenía un objetivo en mente y estaba dispuesto a hacer cualquier cosa para conseguirlo.

"¿Por qué lo preguntas? ¿Eh? ¡Dime!", enfurecida, Sheryl también le exigió en respuesta. Después retiró el brazo de su agarre y expresó su decepción: "Roger, ahora me arrepiento de haberte ayudado hace tres años cuando estabas en problemas. No te lo mereces. No eres ni la mitad del hombre que pensé que eras".

Sheryl no quería perder más el tiempo hablando con Roger, así que de inmediato salió corriendo con la esperanza de alcanzar a Helin, sin embargo, esta última se había marchado sin dejar rastro alguno.

Eso provocó que Sheryl se pusiera muy nerviosa, ya que temía que Helin pudiera hacer algo estúpido, por lo que decidió acudir con Heron para pedirle ayuda. Al ver la sincera preocupación de Sheryl, Heron se conmovió mucho. Con una expresión de resignación, al instante la consoló: "¡Oh, esta hija mía! ¡Nunca pasarás un momento aburrido cuando estás con ella! Perdón por haberte hecho preocupar, pero no tienes que estarlo. Ella sabe cuidarse sola, siempre lo ha hecho", dicho esto, Heron vio a lo lejos a Roger, quien acababa de alzar su copa y estaba a punto de proponer un brindis. Para el pobre padre, el presenciar esa imagen era como si le echaran sal en su herida, así que se excusó: "Bueno... parece que ya me tengo que ir". De todos modos, la anfitriona se había ido, así que sería descortés, incluso para Sheryl, quedarse allí por más tiempo. Ella le ofreció a Heron una reverencia respetuosa y después también se fue de aquel lugar. Su chófer esperaba afuera pacientemente. En cuanto ella abrió la puerta, vio que la sombra de un gran hombre la cubría.

"Sheryl, espera un momento", gritó Roger.

Al escuchar su nombre, se dio la vuelta, sintiéndose un poco sorprendida de verlo acercarse a ella nuevamente. Luego sus cejas se arrugaron y formaron una mirada despectiva, ya que ella estaba horrorizada por el desprecio que él mostró por Helin. Sin importar lo que hubiera sucedido entre ellos, al menos debió haber tratado de defender su reputación públicamente. Sin embargo, la humilló aún más. Ese tipo de persona no se podría llamar un hombre.

Además, Sheryl fácilmente pudo darse cuenta de que él tampoco amaba a Bessie.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir