ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 999 La cena (Parte Ⅱ)

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9324

Actualizado: 2020-01-10 00:12


Con una sonrisa en su rostro, Donna le entregó el menú a Sula. "Sula, ten, tú encárgate de ordenar los platillos. Eres la que mejor sabe cuáles son mis gustos".

Sula vaciló, miró a Holley y se detuvo por un momento, pero luego le asintió a Donna con la cabeza y tomó el menú.

Holley no estaba muy contenta con este tipo de interacción que ellas tenían. Sintiéndose furiosa, pensó para sí misma: 'Es bastante obvio que Donna quiere más a esa chica que a mí. Pero yo soy su futura nuera. ¿Qué tiene Sula que yo no tenga?'.

Cuando Sula terminó de ordenar la comida, George regresó con sus jugos, saludando a todas con una sonrisa para luego colocar un vaso con jugo de sandía frente a Sula, jugo de naranja frente a Donna y jugo de pera frente a Holley. Mirando con gran alegría a las damas, les preguntó: "¿Ya ordenaron la comida?".

"Sí, ya lo hicimos", respondió Holley mientras sonreía. "Ya le dije a la gente de la cocina que preparen nuestra comida. Y también hemos pedido algunos platillos adicionales".

"¡Maravilloso! Madre, la comida de este restaurante es muy deliciosa", dijo George dirigiéndose hacia Donna. "Este lugar es tan popular, que tienes que hacer fila para reservar una mesa aquí. Holley llegó aquí desde muy temprano para reservar esta compartimento para nosotros, así que debes aprovechar para comer bien y hacer que valga la pena la espera".

"¿De verdad?", respondió Donna sin mostrar ninguna emoción. Miró a George y luego volteó a ver a Holley y le dijo: "Muchas gracias, señorita Ye".

Holley sonrió y respondió con respeto: "Donna, está siendo demasiado educada. El placer es mío".

George se alegró al ver que estaban teniendo una conversación amistosa. 'Todo estará bien mientras mamá se lleve bien con Holley. No podría pedir nada más', pensó George, sonriéndoles a las dos.

"Estoy segura de que no estamos todos reunidos aquí solo para tener una simple comida, ¿verdad?", preguntó Donna con frialdad mientras miraba a Holley sin mostrar ninguna emoción en su rostro.

"Claro que no", dijo George con un poco de vergüenza. "Holley y yo tenemos que decirles algo importante", tras decir esto, George se volvió hacia Holley y fijó su mirada en ella. Mientras la miraba fijamente, se podía notar que el amor en sus ojos era real y sincero. Sula, quien estaba sentada a un lado de George, ya no pudo seguir atestiguando su muestra de afecto, así que optó por mirar hacia otro lado. Se sentía triste y quería irse enseguida de ese lugar.

Holley se sonrojó cuando miró de vuelta los ojos de cariño de su amado. Quería responder a su gesto romántico, pero cuando vio a Donna mirándola con una sonrisa burlona en su rostro, ella dudó y se tomó un momento para apaciguar su miedo. Cuando finalmente se calmó, Holley le dijo a George: "No tenemos qu

que sí merezco estar con un hombre como él", perdida en sus propios pensamientos, Holley hizo una pausa por un momento, ya que estaba recordando todas las cosas conmovedoras que George había hecho por ella en el pasado. Tras salir de su trance, ella continuó: "Sé que mi familia no es tan rica como la de ustedes y no tenemos el estatus social que ustedes tienen, pero a George no le importa nada de eso. Él me ama tal y como soy, y no le presta atención a mi aspecto, familia o pasado. Nada es más importante que nuestro amor, y ahora lo sé, más que nunca. Por eso he decidido estar con él para siempre. En estos últimos años, sin importar por cuántas dificultades hayamos pasado ni lo que haya hecho para separarnos, nos mantendremos unidos".

"Y eso es solo porque eres una descarada que únicamente desea gastar el dinero de mi hijo, seduciéndolo con tu cara hipócrita", acusó Donna mientras miraba a Holley con gran furia. "Nadie conoce a George mejor que yo. Si no fuera por tu falsa belleza y manera de seducirlo, él nunca habría lastimado a su madre después de escuchar tus dulces palabras".

"¡Madre!", bramó George, intentando evitar que ella siguiera pronunciando más palabras hirientes.

Sin embargo, Holley se mantuvo tranquila y dio algunas palmadas en las manos de George para consolarlo. Ella sonrió de nuevo y dijo: "Una persona no tiene ninguna autoridad sobre la otra cuando se trata de una relación amorosa. Bajo ese contexto, todos somos iguales y tomamos nuestras propias decisiones. Si uno lo desea, puede quedarse con esa persona, pero si no, puede apartarse de su lado. No obstante, aunque seamos libres de hacer lo que queramos, seguimos juntos. He estado con George durante mucho tiempo y eso es porque nos amamos. Si sigue pensando que estamos juntos simplemente porque lo seduje, no tengo ningún otro argumento para refutarlo".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir