ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1000 La cena (Parte Ⅲ)

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8197

Actualizado: 2020-01-10 00:27


"Le prometí que haría cualquier cosa que me pidiera siempre y cuando estuviera dentro de mis posibilidades. Pero Donna, si lo que quiere es que deje a George, tendré que negarme cortésmente", sin miedo alguno, Holley clavó su mirada en los ojos de Donna, permaneciendo increíblemente tranquila a pesar de la gran tensión que reinaba en la habitación.

"¡Tonterías!", se burló Donna, quien sonrió sarcásticamente y dijo con un tono irónico: "Sé que no dejarás ir a mi hijo tan fácilmente".

Después de ver a su madre despreciar a Holley, George ya no pudo seguir quedándose callado, así que con un tono serio, finalmente dijo: "Mamá, Holley es mi prometida, por lo que desearía que le mostraras algo de respeto".

Holley extendió la mano para tocar la de George y sacudió la cabeza, pidiéndole que se detuviera. Forzando una media sonrisa, le aseguró: "George, no importa. Hoy vinimos aquí para resolver nuestros problemas, así que no me importa la actitud que tu madre tenga conmigo".

Sus gentiles palabras apaciguaron la ira de George. Satisfecha con la reacción de este último, Holley se dio la vuelta para mirar a Donna: "Donna, sé que es su madre, y por lo tanto, es comprensible que sea protectora con su hijo. Pero mi relación con George es algo que solo nos concierne a nosotros. No podemos separar nuestras vidas solo porque haya algunas discrepancias entre nosotros".

Holley puso una leve sonrisa y continuó: "Hoy la invité a cenar porque quiero disculparme con usted. Después de todo, pronto seremos una familia, y no quiero ver a George envuelto en un dilema debido a los problemas que hay entre nosotras, no me importa lo mucho que me humille, yo no renunciaré al amor que siento por George", dijo Holley con una voz agresiva, irguiendo su postura.

"¡Deja de soñar!", gruñó Donna, quien ahora estaba hirviendo de ira. "Me insultaste delante de los empleados. Y ahora quieres que te perdone. ¿Realmente pensaste que una simple disculpa sería suficiente para convencerme?".

"Yo...", Holley quedó estupefacta ante su repentina pregunta, por lo que trató de explicar: "Donna, reconozco que cometí un error muy grave. Sé que perdí los estribos y dije algo fuera de lugar, pero ayer... yo estaba pasando por un momento complicado. Fue un día extremadamente importante para mí y por eso estuve de mal humor todo el día. Le pido disculpas por mi arrebato. Olvidé mi lugar y la decepcioné a usted y a la compañía. Lo siento mucho".

"A

a, ¿de qué estás hablando?", se sintió desconcertado dado que Sula le había prometido que estaría de su lado durante la cena. Pero ahora, ella estaba del lado de Donna y también estaba humillando a Holley. Esto provocó que George estuviera más enojado que antes.

Sula le echó un vistazo y respondió con voz débil: "Señor Han, no hay necesidad de que me mires así. En el mundo podrá haber muchas personas que quieran hacerte daño a propósito, pero ten en cuenta que tu madre nunca sería una de ellas. Sigues diciendo que amas a Holley. ¿Pero realmente sabes qué clase de persona es ella? ¿Tan siquiera sabes cómo murió su madre?".

Sula sonrió con sarcasmo cuando vio que la expresión de Holley cambiaba drásticamente. "Si no sabes la respuesta a esa pregunta, no sabes mucho sobre la persona que amas. ¿No crees que es ridículo casarse con alguien de quien no sabes nada?".

"Sé mejor que ustedes dos qué tipo de persona es Holley", dijo George con una voz arrogante y llena de enojo. Fulminando a Sula con la mirada, le dijo en un tono sombrío: "Pero de ti ya no estoy tan seguro".

George mantenía los ojos fijos en Sula, pero esta última agachó la cabeza, ya que la mirada del hombre la hacía sentir incómoda.

Era cierto que ella había aceptado hacerle un favor, pero ahora que sabía cuál era la verdadera identidad de Holley, no podía quedarse callada. La felicidad de George estaba en juego y su vida también podría estar en peligro, así que Sula no estaba en condiciones de cumplir su promesa.

Alzó la cabeza para mirar a George y dijo con voz débil: "La gente a veces cambia y no puede ser la misma para siempre".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir