ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1016 Los analgésicos

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 7431

Actualizado: 2020-01-13 23:35


"No hay problema...", le dijo Holley, rodeándolo con sus brazos para evitar que se apartara de ella. Finalmente, George fue capaz de alejarla suavemente y le advirtió: "No, no podemos hacer esto".

Holley se quedó pasmada, viéndolo con confusión. Esa era la primera vez que George la rechazaba de esa manera.

"¿Qué es lo que te pasa? ¿Por qué no quieres estar conmigo?", preguntó Holley, sintiéndose abatida y mirándolo fijamente.

"Es que... ¡estás embarazada!", George frunció el ceño levemente y añadió: "Un médico me ha dicho que lo mejor es no hacerlo durante los primeros tres meses de embarazo, por el bien del bebé".

George sonrió levemente y continuó: "Aprovecha ese tiempo para descansar un poco; no le des demasiadas vueltas al asunto, ¿vale?".

"George, tú...", Holley no estaba dispuesta a seguir escuchando esas tonterías y continuó tratando de seducir a George. Pero él evitó su agarre, con una expresión estoica en el rostro; luego le dijo con una sonrisa: "De todas maneras ya es hora de irme, se me hace tarde para el trabajo. Déjame acompañarte a la habitación para que descanses".

Seguidamente, George la acompañó para que se acostara. Cuando cayó en cuenta de que no podría hacerlo cambiar de opinión, Holley dejó de insistirle.

En la mesita de noche junto a la cama, George vio un vaso de agua con una pastilla blanca al costado. Era consciente de que se trataba de uno de los analgésicos que Holley solía tomar cuando le llegaba el

período. Cuando estaba en sus días, los dolores no la dejaban tranquila, por eso siempre tenía que tomar analgésicos.

"¿Y esto?", una sonrisa de desaprobación se esbozó en su rostro al ver la pastilla e intentó preguntarle con la mayor ingenuidad que pudo fingir.

"Es... bueno, no es nada", tartamudeó Holley, con una sonrisa nerviosa. Justo acababa de pasar su período y se le había olvidado guardar las pastillas que le quedaron. Obviamente se sorprendió mucho cuando George se dio cuenta, tanto así que se acercó rápidamente a la mesita y tiró las pastillas en la basura. Luego se volvió hacia George y le dijo: "Hace días tuve un dolor de cabeza muy fuerte y quise tomarme algo, pero recordé que estoy embarazada y tuve que dejarla después de

a para menos, pues George acababa de pedirle matrimonio y, además, se había enterado de que estaba embarazada. En ese momento era un completo desastre y su futuro era de lo más incierto. Y para echarle más leña al fuego, él había ido a ver a Holley. El dolor en el pecho ya era demasiado grande para ella.

"Sula, has malinterpretado todo", le dijo George con una sonrisa amarga. Luego le explicó: "Solo fui a ver a Holley para consolarla. Además... quería ir a buscar mi ropa para poder cambiarme mientras me quede aquí. Voy a estar contigo de ahora en adelante; te acompañaré a ti y a nuestro bebé en cada instante, iré contigo a todos los chequeos con el obstetra. ¡Voy a estar allí en cada paso de este camino! ¿Estás bien? ¿Cómo te sientes?".

"¿Lo dices en serio? No trates de jugar conmigo ahora". Cuando Sula lo vio a los ojos, se dio cuenta de que era muy poco probable que le estuviera mintiendo en ese momento.

"Por supuesto lo digo en serio", le respondió George, con otra sonrisa. "No te preocupes... Prometo pasar todo mi tiempo contigo y con nuestro bebé. Ya no importa qué trucos pueda jugar Holley porque no le creo nada. Ahora solo soy tuyo".

"George...", Sula se lo quedó viendo, pero todavía no podía apreciarse una sonrisa en su rostro. "¿Qué haces aquí conmigo?", le preguntó Sula con los ojos fijos en los suyos, luego añadió: "Sé perfectamente lo que sientes por mí, pero si vas a estar conmigo solo por el niño... entonces prefiero quedarme sola".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir