ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1023 Ella está embarazada

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 10150

Actualizado: 2020-01-15 00:12


"Mamá... ¿por qué eres tan terca? Debes volver a la realidad", dijo Sue suplicante. Llena de tanta incredulidad ante la aparente pérdida de moral de su madre, ella estaba harta de su necedad, especialmente cuando se trataba de su hermano Allen y de los atroces actos que cometía. Sue suspiró mientras continuaba: "Allen mató a alguien, ha cometido un delito muy grave y es el único culpable. Eres consciente de eso, ¿verdad? ¿Todavía crees que tiene justificación por hacer lo que hizo? ¿En serio sigues intentando encubrirlo en este momento tan crítico? Si ese es el caso, entonces estás realmente loca. Sólo dime, ¿quién diablos hace eso?".

Mientras hablaba, ella se agitó un poco, "Mamá, mírate, ¿tienes alguna idea de en qué te has convertido ahora? Allen es un criminal buscado y tú vas a huir de la policía con él. Ustedes son fugitivos y están obligados a vivir una vida miserable, en la que siempre estarán huyendo".

"Deja de decir tonterías, tú no sabes nada", exclamó Peggy, molesta por los comentarios de su hija. Luego la miró con molestia y continuó: "Él es mi único hijo, si no lo ayudo yo, ¿entonces quién lo hará? ¿Tú lo ayudarás? ¿Ya que pronto vas a casarte, de verdad puedo contar contigo? ¿Eh? Lo dudo mucho. Supongo que incluso si realmente aceptas apoyarme, tu familia política no lo aprobará en absoluto".

Con una sonrisa burlona, Peggy continuó hablando con Sue: "Sí, admito que Allen es culpable de matar a alguien, pero también entiendo sus razones. Como hombre, ¿cómo podría tolerar que su esposa lo engañara y traicionara? Si yo fuera él, sin duda habría hecho lo mismo, una mujerzuela como Doris no merece nuestra pena. Como he dicho, tu hermano no tiene la culpa por completo, también deberías tratar de entender sus motivos. Allen está completamente justificado por matarla, esa golfa tiene la culpa de lo que le sucedió. ¿Qué pensaba Doris que iba a pasar? Ella obtuvo exactamente lo que se merecía".

"Mamá, ¿tienes idea de lo que estás diciendo? No te entiendo en absoluto. Matar a una persona es un gran crimen, no puedes simplemente minimizar su magnitud. Allen debería admitir su culpa, si no, deberías entregarlo tú misma, ¡si no lo haces, eres tan culpable como él!", Sue gruñó con descontento mientras levantaba las manos, insegura de qué decir para cambiar la opinión de su madre.

Poco después de eso, ella dejó de hablar, dándose cuenta de que podría haber estado perdiendo el tiempo porque ninguno de los dos la estaba escuchando, la tensión dominaba en el ambiente.

Aparentemente molesta, Peggy vociferó: "Te pedí que no acusaras más a tu hermano, ¿acaso no me escuchaste?". Sue espetó: "Pero no lo estoy acusando, ya sabemos que lo hizo, sólo estoy declarando los hechos y tratando de que abras los ojos". Al escuchar esto, Peggy se enfureció aún más y gritó: "Todo es por culpa de esa ramera, Allen le dio todo lo que quería y satisfizo todas sus necesidades, pero al final, ella lo traicionó sin vergüenza. Eso fue una deshonra, no solo para él, sino para toda nuestra familia, Dor

s, Anthony no me permitirá hacerlo...".

"Él es tu novio, seguramente aceptará lo que le pidas", Peggy respondió apresuradamente. "Por si fuera poco, estás esperando a su hijo, Anthony los ama a ti y al bebé, ¿verdad? Por supuesto que escuchará lo que le digas", ella agregó con seguridad.

"No hablaré con él sobre esto, ni una palabra más", Sue espetó sacudiendo la cabeza. "Voy a llamar a la policía, ya no puedo verte seguir cometiendo errores como este, estoy haciendo esto por su propio bien", ella ya no quería seguir encubriendo los crímenes de su familia.

¡Slap! Sin decir nada, Allen se lanzó hacia adelante y abofeteó a Sue en la cara, el golpe fue tan fuerte que ella cayó al suelo junto con su celular.

"Sue, ¿por qué eres tan zorra? ¿Necesitas que te enseñe cómo se supone que debes comportarte?", Allen estaba colérico. Él miró enfurecido a su hermana y dijo: "Te lo advierto, si llamas a la policía ahora, definitivamente te mataré. Si no me crees sólo hazlo, seguramente te haré sufrir junto con ese bebé que llevas en el vientre".

"¿Qué...? ¿Qué vas a hacer?", Sue tartamudeó, estaba tan asustada que se cubrió la barriga con las manos y se sentó en el suelo. Abrumada por un escalofrío de horror, ella sintió una gota de líquido en la parte inferior del abdomen, su frente estaba goteando sudor, "Por favor no nos hagas daño ni a mí ni a mi bebé...".

"¿Tienes miedo? Ya no llamarás a la policía, ¿verdad?", Allen preguntó con un tono malévolo. Luego sonrió y le gritó: "¡Prepara el dinero y las nuevas identificaciones para mí y para mamá lo antes posible, de lo contrario, no podrás ver nacer a tu bebé...!".

Sus ojos estaban fijos en el vientre de Sue como un lobo hambriento, tanto que la asustó, la ira que vio la hizo temblar de miedo.

Justo en ese momento, Peggy se interpuso entre ellos para detener a Allen y habló con él como lo haría una madre: "No la lastimes, ella está embarazada ahora, no es una broma. Además, si la matas, definitivamente no obtendremos nada de dinero".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir