ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1027 Conversación entre Holley y Donna

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 11114

Actualizado: 2020-01-16 00:02


"Tengo que admitir que no he sido lo suficientemente atento contigo. De lo contrario, hace tres años no habría permitido que estuvieses en peligro", el resplandor amarillento de las luces hacía que todo luciera una hermosura mágica; sin embargo, aun así Charles se sentía avergonzado de sí mismo. "En fin... Tengo algo que decirte. Sher, quiero que nos casemos otra vez. ¿Qué te parece? ¿Te casarías conmigo?", dijo él mientras miraba profundamente a la mujer.

"El pasado debe quedarse en el pasado. Debes seguir adelante, Charles. ¿Por qué insistes tanto?", mientras hablaba, unas cuantas lágrimas, ardientes como el fuego, se derramaron por las mejillas de Sheryl. Incluso si intentaba demostrar que había olvidado lo que sucedió entre ellos, sus ojos, ahora rojos e inflamados, la traicionaron. Sin embargo, nunca pensó que Charles podría pedirle el matrimonio otra vez, así que no pudo evitar sentirse abrumada por lo que acababa de escuchar.

"Nos han sucedido muchas cosas, pero me he dado cuenta de que es tu mano la que debería sostener firmemente para poder seguir adelante por el resto de mi vida. Eres la única persona a la que debería amar y apreciar. Así que, ¿te casarías conmigo?", sin romper el contacto visual con Sheryl, Charles sacó una caja de terciopelo del bolsillo de su traje y luego esperaba ansiosamente su respuesta. Ahora, Sheryl estaba aturdida.

"Por favor, levántate primero", dijo ella nerviosamente, y una expresión de timidez absoluta apareció en su rostro. Enseguida, extendió los brazos para poner a Charles en pie, pero él solo la miraba en silencio y se negó a hacerlo. Finalmente, Sheryl cedió al mismo tiempo que se sonrojaba. "Acepto", respondió ella.

La dulce respuesta complació al vivo ingenio de Charles, y en menos de un segundo sacó el anillo de la caja y lo deslizó cuidadosamente en el dedo anular de la mujer. Luego, levantó la cabeza y la miraba directamente a los ojos. "Ahora que tienes este anillo puesto, eres mía. No te arrepentirás, te lo prometo", dijo con una sonrisa.

A su vez, Sheryl reaccionó bajando la cabeza con timidez; y finalmente sus labios se curvaron en una sonrisa de felicidad completa.

Las radiantes caras de la pareja hicieron que Shirley sintiera curiosidad. Y aunque la niña no tenía idea de lo que significaba un anillo, tomó a Clark de la mano y le dijo mientras apuntaba hacia su madre: "Clark, también quiero un anillo hermoso como ese".

"Bueno. Cuando seas mayor te compraré uno", le respondió él con una dulce sonrisa.

En ese momento, Sheryl escuchó lo que dijo su hijo e interrumpió su conversación. "No, no puedes hacer eso, cariño", dijo suavemente

mientras se acercaba a él, y continuó: "La única forma de que Shirley reciba un anillo es si se lo da su novio. Tú eres su hermano, así que no puedes hacerlo. ¿Comprendes?".

Clark asintió obedientemente y le sonrió a su madre. La familia irradiaba una felicidad indescriptible mientras disfrutaban de la tarde soleada. Sin embargo, ignoraban que alguien los vigilaba a la distancia.

Recientemente, Holley había estado teniendo una vida feliz y alegre. No podía esperar para recibir el dinero que Donna le había prometido, y el solo pensarlo la hacía sentir como si volara.

Pero a pesar de ello, le preocupaba que ni George ni Donna la habían contactado en los últim

recuerdo que me prometiste entregarme la sucursal de la Ciudad Y. Así que lo único con lo que deberías estar lidiando en este momento es preparar el contrato para transferirme las acciones y también el dinero, en lugar de esas otras cosas de las que tanto hablas. ¿Estoy en lo cierto?".

Con sus ojos de acero miraba fijamente a Donna intentando analizar su expresión. "¿Acaso estás confundida acerca de lo que debes hacer? O es que... ¿Cambiaste de opinión?", dijo con voz neutra.

En ese momento se sintió irritada, por lo que una expresión fría y sombría apareció en su rostro. "No soy estúpida, así que no te atrevas a pensar que soy fácil de engañar. Si planeas echarte para atrás, debes saber que no permitiré que lo hagas", agregó.

"Por eso no te preocupes, mantendré mi palabra", dijo Donna burlándose de ella. "Sin embargo, aunque he decidido entregarte la compañía, todavía hay muchos procedimientos y papeles que poner en orden. Pero no tengas miedo, te entregaré lo que te prometí lo antes posible", aclaró Donna, fingiendo que todo estaba bajo control.

"Es bueno escuchar eso", respondió Holley. Sin dudas estaba complacida, motivo por el cual se sintió relajada y volvió a sonreír. "Donna, no quiero presionarte, pero hay otra cosa que quiero preguntarte. Es sobre el dinero. ¿Ya lo tienes?", preguntó un poco preocupada. Hubo un pequeño momento de silencio.

"No creo que sea una persona impaciente, además que te he dado suficiente tiempo para conseguir la suma que te pedí. Tengo que asegurarme de que lo tengas; de lo contrario se me acabará la paciencia", dijo a la vez que una sonrisa aparecía en su rostro.

"Holley, es una gran cantidad de dinero. Necesito suficiente tiempo para conseguirlo", explicó Donna frunciendo el ceño; pero para tranquilizar a Holley le dijo: "Relájate. A diferencia de mi hijo, para mí el dinero no es tan importante. Estoy dispuesta a pagar lo que sea, siempre y cuando mantengas nuestro acuerdo".

"Si tú lo dices", dijo Holley con arrogancia a la vez que sonreía, y agregó: "Sabes, en eso estoy de acuerdo contigo. George es muy valioso para mí también... Y... A decir verdad... Ahora me siento algo reacia a hacer ese trato contigo para dejarlo ir".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir