ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1028 Recoger en el aeropuerto a los padres de Sula

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 10226

Actualizado: 2020-01-16 00:12


"¡Holley Ye! No te atrevas a hacer nada imprudente, ¿me escuchaste?", las cejas de Donna formaron un ceño fruncido cuando le advirtió a Holley, quien estaba frente a ella. "Déjame recordarte tu promesa y grábate tus palabras en lo más profundo de tu mente, porque si te atreves a acosar de nuevo a George aún cuando ya te entregue mi dinero, te juro que no te lo perdonaré".

Al escucharla, Holley le mostró una sonrisa hostil y burlona. "Tranquilízate", sin verse afectada por la amenaza de Donna, simplemente observó a la mujer furiosa que tenía enfrente y le aseguró: "Soy una mujer de palabra. Si también cumples con tu promesa, no te defraudaré y te juro que pondré punto final a las cosas entre George y yo".

Las palabras de Holley no tranquilizaron a Donna, en absoluto. En cambio, sus palabras solo provocaron que ella se burlara con frialdad y que sintiera la desesperada necesidad de terminar la conversación con Holley, por lo que inmediatamente se levantó de su asiento. Antes de irse, Donna la miró y preguntó: "Creo que no tenemos nada más de qué hablar, así que seré la primera en irme".

"Donna", Holley se levantó y gritó en un intento por detenerla. Donna dirigió su atención a Holley y se quedó esperando a lo que ella tenía por decir. Antes de que Holley pudiera abrir la boca para hablar, su teléfono celular comenzó a sonar. Al echarle un vistazo, descubrió que en la pantalla aparecía el nombre de George. Holley tomó el teléfono y se volvió para dedicarle a Donna una sonrisa provocativa. "Donna, por favor, toma asiento. Solo tengo que responder a la llamada de George antes de continuar nuestra conversación".

Los ojos de Donna se abrieron un poco, ya que estaba atónita por la repentina llamada de su hijo a Holley, sintiéndose un poco confundida. '¿Por qué George está llamando a Holley en este momento? ¿No debería estar en este momento con Sula y de camino a recoger a los padres de Sula?'.

Holley respondió de inmediato a la llamada y actuaba como si todavía estuviera en la misma relación amorosa que tenía con George antes de todo lo que había sucedido. Con una voz tierna y dulce, ella preguntó: "George, cariño, ¿qué pasa? ¿No estás ocupado? ¿Pasó algo?".

Al otro lado de la llamada, George estaba sentado en su auto mientras esperaba a Sula. Al escuchar la voz de Holley, dejó escapar una pequeña risa burlona y preguntó en un tono tranquilo: "Holley, ¿dónde estás? Se me complica mucho el encontrar tiempo para visitarte, pero ¿por qué ahora no estás en casa?".

El pánico se levantó del pecho de Holley en cuanto escuchó la pregunta de George. A toda prisa, ella respondió: "Salí a tomar un café con unas amigas. Por favor, espérame allí y volveré pronto. No me llevará mucho tiempo".

"¿Saliste con unas amigas?", George repitió sus palabras e hizo una pausa por un momento, como si estuviera analizando la veracidad de su declaración. Luego hizo a un lado estos pensamientos y dijo: "Bueno, como ahora estás embarazada, lo más importante que debes tener en cuenta es estar de buen humor y contenta. Disfruta

a que le resultó familiar, levantó las manos y los saludó con la mano: "¡Papá, mamá! ¡Estamos aquí!".

"¡Sula!", Lizzy corrió hacia ellos y soltó su equipaje para abrazar a su hija. Le dio un abrazo fuerte y luego colocó las manos sobre sus hombros para observarla. "Mírate. Ya te has puesto mucho más delgada. ¿Acaso no estás comiendo bien?". Tras escucharla, Sula se sonrojó de la vergüenza.

Con su equipaje en la mano, Caspar llegó por detrás y dijo: "Es suficiente. Primero vayamos a casa y luego nos ponemos al día, ¿de acuerdo?", su rostro lucía tan serio, que no permitía que nadie pudiera descifrar sus verdaderas emociones.

"Sí, sí, deberíamos hacer eso, pero como ustedes acaban de llegar, ¿por qué no vamos primero a cenar? Ya he reservado una mesa en un restaurante", ofreció George, quien después cortésmente ayudó a llevar el equipaje de Lizzy y Caspar, pero como este último seguía recordando lo mal que este hombre había tratado a su hija, no fue nada amable con él. En cambio, se burló de George con frialdad, lo ignoró y pasó junto a él mientras caminaba hacia la salida.

Sula se volvió para mirar a George, y cuando estaba a punto de decir algo, Lizzy la tomó de la mano y la llevó a seguir a Caspar para después preguntarle: "Sula, cuéntame sobre ti. ¿Qué tal has estado en estos días? No hemos podido hablar mucho. ¿Alguien te ha tratado de manera injusta?".

Sula le dio a su madre una sonrisa breve y respondió: "Mamá, estoy muy bien. Nadie de aquí me ha molestado", ella hizo una pausa e inmediatamente agregó: "No confíes en las tonterías que otras personas digan".

Con el ceño fruncido, Caspar se burló: "¿Tonterías? ¿De aquí quién crees que es el que está diciendo tonterías? ¿Crees que tus padres no se enteraron de nada cuando estábamos allá en Corea? ¿Cuánto tiempo vas a ayudar a ocultar las fechorías de este chico malcriado?".

"¡Papá!", Sula le frunció el ceño a Caspar y lanzó un suspiro profundo: "Todo eso ya es cosa del pasado. George cambió y ahora es muy amable conmigo. ¿Tú no...?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir