ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1029 Todo es culpa mía

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 7576

Actualizado: 2020-01-16 01:00


"¡Dejar de mentirme!", gritó Caspar al mismo tiempo que volvía la cabeza hacia Sula. "¿Crees que no sé lo que pasó aquí? Los rumores sobre sus asuntos con Holley Ye se han extendido como fuego en la sede de BM Corporation. Por eso, tu madre y yo hemos venido para llevarte de vuelta a casa, sin embargo... Nos enteramos de que estás embarazada. ¿Por qué no nos dijiste nada? Sula, nos sentimos profundamente avergonzados de ti". "¡Papá!", gritó Sula con amargura levantando las cejas.

"Vamos, cariño", dijo Lizzy a su vez mientras le lanzaba a Caspar una mirada furiosa. "Sula ya es mayor y ahora puede tomar sus propias decisiones. Estamos aquí para ayudarla en lo que necesite, ¿no es así?". Al decir esto, Lizzy miró al alrededor y se dio cuenta de que algunas personas los estaban viendo con curiosidad, preguntándose de qué se trataba tanta conmoción. "La gente nos está mirando", murmuró, y agregó: "Por favor no la avergüences", pero como Caspar no respondió, continuó: "Podemos hablar de esto cuando nos encontremos con Donna, ¿qué piensas?".

"Está bien, hablaremos de esto más tarde", dijo él cediendo; y con un resoplido agregó: "Me gustaría escuchar su explicación cuando la vea".

"Papá", susurró Sula con una mirada impotente. "¡Cállate!", gruñó Caspar a su hija.

"Me ocuparé de ti después de que termine de hablar con Donna". Al escuchar esto, George no pudo permanecer en silencio por más tiempo; y con el equipaje aún en mano, se acercó a Caspar y le dijo: "Todo esto es mi culpa. Sula y mi madre no hicieron nada malo. Yo soy el culpable".

"Espera", respondió Caspar, y

con una sonrisa burlona, dijo amenazadoramente: "Me ocuparé de ti más tarde". Sin más preámbulos, Caspar tiró de la mano de su hija y la sacó rápidamente del aeropuerto, Lizzy y George los siguieron.

El auto de George estaba estacionado afuera, pero en lugar de subirse a su automóvil, Caspar pidió un taxi.

George, sintiéndose culpable de toda la situación, no tuvo más remedio que resignarse y seguir al taxi.

Cuando por fin llegaron al restaurante, Donna estaba afuera esperándolos.

Después de haber terminado de hablar con Holley, no perdió el tiempo conduciendo hacia el restaurante para recibir a los padres de Sula, así que cuando vio el auto de Geor

nsó:

'Fue culpa de mi hijo. Como su madre, tengo que responsabilizarme de sus acciones'. "George le hizo muchas cosas malas a Sula, pero se ha dado cuenta de sus errores y quiere arreglarlos. Como Sula está embarazada, quiero que hablemos sobre matrimonio, pienso que deberíamos organizar la ceremonia lo antes posible. ¿Estarías de acuerdo? ¿Qué opinas?", le dijo Donna a Caspar. Pero como no respondió, continuó: "Después de que se casen, puedo asegurarles que George la tratará muy bien. Me aseguraré de que sea así, tienen mi palabra. No se atreverá a engañarla o hacerle daño". George se hizo a un lado, observando la interacción de su madre y Caspar. Si su memoria no le fallaba, el padre de Sula jamás fue malo con él. Todo lo contrario, siempre lo trató con amabilidad.

'Fui un imbécil, y si yo fuera él no lo dejaría pasar tan fácilmente. Entiendo completamente que esté enojado conmigo', pensó.

Aún sumido en sus pensamientos, miró a su madre. 'Nunca antes vi a mi madre inclinarse y ceder de esta forma ante alguien', reflexionó.

A sus ojos, Donna era una persona arrogante y decisiva. Además, se podría llamar una jefa nata;

de hecho, nunca la vio tratar a los demás de una manera tan humilde.

'Lo está haciendo por mí', concluyó. No pudo soportarlo más. "Cometí un error y debo resolverlo por mi cuenta", se dirigió a Caspar tomando un profundo respiro. Luego, tomó el té de su madre y se paró frente él con deferencia.

Y con firmeza, continuó: "Caspar, todo esto es mi culpa".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir