ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1043 ¿Por qué golpeaste a Allen

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 7354

Actualizado: 2020-01-19 00:12


Aunque Peggy estaba atada de manos y piernas, eso no le impidió asumir una actitud agresiva para lanzarle palabras de odio a Sue. La mujer continuó maldiciendo a su propia hija, y como era una anciana, nadie se molestaba en callarla.

Su amado hijo, Allen, seguía rogándoles a Sue y a Anthony que lo dejaran ir, pero sus súplicas fueron ignoradas. Al percibir que ellos no tenían intención de liberarlo, perdió la paciencia y comenzó a maldecir a su hermana.

El alboroto creado por el dúo de madre e hijo no encajaba con el humor actual de Anthony, agravando aún más su dolor de cabeza, por lo que ya no pudo soportarlo más. En cuanto Peggy terminó de decir algunas palabras crueles hacia Sue, Anthony estalló, avanzó hacia Allen y lo golpeó con fuerza en la cara.

"¿Qué estás haciendo?", chilló Peggy cuando vio que la cabeza de su hijo se sacudió hacia un lado a causa del gran golpe. El miedo se apoderó de su corazón cuando vio a Allen escupiendo sangre. Fulminando a Anthony con la mirada, gimió con indignación: "¿Qué te pasa? ¿Por qué golpeaste a Allen?", con impotencia, Peggy fijaba sus ojos en Allen: "Mi hijo está indefenso, pero tú lo golpeaste. Eres un demonio", le reprochó. Al ver la cara de Allen retorciéndose de dolor, con gotas de sudor formándose en su frente, Peggy entró en pánico.

Mirando con frialdad a la ansiosa madre, Anthony advirtió: "Peggy, no me importa si no te agrada Sue, pero déjame recordarte que ella será mi esposa y que lleva a mi hijo en su vientre. Si escucho que la maldices de nuevo, me encargaré de que Allen sea el que sufra las consecuencias. ¿No es tu hijo lo que más amas en este mundo? Si no quieres verlo sufrir, entonces debes mostrarle algo de respeto a Sue".

"Maldito...", dijo Peggy rechinando los dientes mientras su rostro hervía de la ira, pero por el momento su única opción era callarse.

No mucho después, Anthony y Andy llevaron a los dos hacia afuera, y Sue los siguió con mucho cuidado, aunque para ese momento Sheryl ya estaba con Charles, ambos esperando a un lado del auto. Estaba inquieta y nerviosa, pero el alivio la invadió al ver que su amiga embarazada se acercaba. Sheryl fue rápidamente hacia ella y sostuvo su mano,

de gachas", dijo Sheryl con las cejas arrugadas. "¿Acaso ya se te olvidó que el médico dijo que tu hijo está desnutrido? Deberías comer más".

"Lo sé, pero...", y justo allí se detuvo Sue mientras una sonrisa irónica se dibujaba en su rostro. Agarró la mano de Sheryl y continuó: "Sher, no tengo apetito, sé que debería dejar de pensar en esas cosas por el bien de mi bebé, pero mi hermano y mi madre también son de mi familia. No puedo dejar de preocuparme por ellos". En innumerables veces, Sue intentó obligarse a sí misma a borrarlos de su mente, pero no pudo hacerlo.

"Te entiendo", Sheryl seguía consolándola mientras una sonrisa irónica escapaba de sus labios: "Sé cómo te sientes en este momento. Yo puse a mi madre biológica en prisión, sé que es inútil intentar consolarte y que no puedes obligarte a dejar de pensar en esta horrible sensación. Si nadie se tomara la molestia de respetar las reglas, nuestro mundo estaría inmerso en el caos. ¿Entiendes lo que te digo? Ellos deben asumir las consecuencias, y tu bebé que viene de camino es una bendición. Deberías prestarle más atención a él", concluyó Sheryl.

'Sue entiende todas estas cosas que le acabo de decir, es solo que le resulta difícil aceptarlo. He estado en la misma situación, y se siente como el mismo infierno', pensó ella.

Sheryl no se separó de Sue hasta que amaneció. Se quedó hasta que llegó Anthony, y luego naturalmente se fue al saber que los dos tenían mucho por discutir.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir