ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1066 Ya no soy una niña

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 7455

Actualizado: 2020-01-23 15:30


"Necesito atender a mis invitados, así que es mejor que me vaya, te veré por aquí, Sheryl", George sonrió cálidamente, terminando su conversación.

Sheryl asintió levemente y le devolvió la sonrisa. La boda transcurrió sin problemas, lo único que Sheryl tenía que hacer era dejarle el resto de los asuntos a Joanne, mientras tanto, ella podría irse a casa y tomar un buen descanso.

Aunque Sheryl no vio ningún rastro de Holley cuando salió del hotel, ella era plenamente consciente de que su hermana no se rendiría fácilmente.

La mayoría de los invitados que asistieron especialmente a la ceremonia de boda de George y Sula, eran todos de Corea. George pensó que esto era un gran gesto y decidió no irse a casa todavía, él pensó que quedarse con ellos demostraría su profundo agradecimiento, por lo que los recién casados tuvieron que esperar a que terminara la cena antes de partir a su hogar.

Poco después, cuando la pareja salía del lugar, Caspar y su esposa detuvieron a George.

"George...", su suegro lo llamó.

El padre de Sula bebió demasiado, había sido una gran celebración para él, y aunque estaba tambaleándose por la borrachera, estaba muy feliz.

Caspar se sentía muy contento y dichoso de ver a George enamorado de su hija. "Ahora que te has casado con Sula", Caspar comenzó mientras acariciaba suavemente el hombro de su hija, "Hay algo que... todavía tengo que pedirte", añadió él.

"Papá, si hay algo que necesite pedirme sólo hágalo", George respondió cálidamente. La forma en que él se dirigió a Caspar como "papá" sonaba muy natural.

Ese detalle en particular también hizo que Caspar se sintiera cómodo, entonces decidió hablar: "Ya que te casaste con Sula, debes ser amable con ella no sólo ahora sino también en los años venideros, si escucho o descubro que la estás maltratando, jamás te lo perdonaré".

"No tiene de qué preocuparse, papá, nunca dejaré que eso suceda", respondió George. Sula, quien estaba junto a ellos, miró impotente a su padre y expresó su insatisfacción: "George me trata muy bien".

"No me interrumpas", dijo Caspar mirando a su hija. Aunque él estaba satisfecho con George, había muchas cosas que aún tenía que expresar y necesitaba decirlas ahora.

"Nosotros

e que es muy fácil para ti hacer conjeturas ciegas y desordenadas", George comentó, observándola de cerca. "Admito que vine aquí por Holley, pero entiende, ella y yo ya nos separamos, nuestra relación ha terminado. Además, sólo tengo dos razones por las que quiero volver a Corea, primero, quiero evitarla para que podamos comenzar y llevar nuestras vidas en paz y segundo, espero que puedas acercarte a tus padres", explicó él.

George puso su sonrisa más encantadora y dijo: "Sé que sientes nostalgia aunque no lo menciones, ¿o me equivoco?".

"Tú... ¿estás diciendo la verdad?", Sula tartamudeó incrédula, su pecho comenzó a latir con fuerza en ese momento pero sabía que lo había escuchado perfectamente bien.

"Por supuesto", respondió George. Él acarició el cabello de Sula, un gesto que pareció tranquilizarla y luego declaró suavemente: "No dejes que tu mente divague, estamos casados, tú eres la única para mí, ¿quieres dudar de mí todo el tiempo?".

De repente Sula se sintió mejor y más relajada, mirando a George, ella prometió solemnemente: "No volveré a hacer esto en el futuro".

Su estado de ánimo se iluminó como el sol debido a las amorosas palabras de George.

En sólo unos minutos habían llegado a casa, George salió primero del auto y fue al otro lado para abrirle la puerta a Sula. Con una voz suave, él dijo: "Reduce la velocidad, deberías ser más cuidadosa".

"Sé lo que hago", respondió Sula. Todavía sonriendo, ella protestó: "Ya no soy una niña".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir