ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1116 Algo estaba mal

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 7614

Actualizado: 2020-02-02 01:23


Charles regresó muy tarde esa noche, cuando volvió Sheryl ya se había quedado dormida, todos los demás también lo estaban y la casa estaba tranquila y callada.

Sheryl pensó que cuando sucediera algo así sufriría de insomnio, sin embargo, este fue derrotado por su angustia física.

Ella dormía profundamente y no tenía pesadillas.

En cuanto a lo que sucedería mañana, Sheryl no tenía idea e incluso si lo supiera, no había forma de controlar las cosas ya que su esposo le había prometido hacerse cargo de este asunto.

Aunque Charles estaba ocupado con eso, Rachel no dejaría que Sheryl se desenganchara tan fácilmente.

En cuanto a quién perdería y quién ganaría al final, Sheryl no conocía la respuesta y estaba demasiado cansada para pensarlo.

Ella quería olvidarse de esa situación tan difícil por el momento y dejar que las cosas pasaran.

Sheryl no deseaba pensar en nada y sólo quería dormir bien para poder ir a las actividades de padres e hijos del colegio de sus hijos con la suficiente energía al día siguiente.

"Ya estás despierta", cuando salió el sol por la mañana y Sheryl se despertó de su sueño, Charles estaba a su lado en la cama con su voz tan dulce como siempre.

"Bueno, ¿cuándo volviste?", Sheryl preguntó frotándose los ojos.

"Eran las tres de la mañana cuando volví, te vi profundamente dormida y no quise despertarte", respondió Charles.

"¿Cómo estuvo?", aunque Sheryl se dijo a sí misma que no pensara en eso, no pudo evitar preguntar al ver que su esposo estaba a su lado.

"No debería haber ningún problema", Charles le respondió con una sonrisa tranquilizadora.

"Está bien", Sheryl curvó sus labios en una ligera sonrisa y se sintió más tranquila gracias a las palabras de su marido.

"Por cierto, hoy tenemos que ir a las actividades de padre e hijo de nuestros niños, ¿lo recuerdas?", Sheryl le recordó levantando una ceja.

"Casi lo olvido, casi es la hora, vámonos", Charles saltó de la cama tan pronto como Sheryl le dijo.

"Tómate tu tiempo y no te preocupes por eso", espetó Sheryl.

Si Charles había resuelto el problema de ayer, entonces hoy no debería haber tantas dificultades, aunque Sheryl había sido desacreditada anoche en la fiesta, los presentes en aquel lugar eran las personas más respetables e

despedimos anoche realmente intenté suprimir las noticias, pero justo esta mañana Rachel expuso el secreto de unas prensas, también estamos bajo presión, no había forma de que pudiéramos...", el hombre del otro lado de la línea intentó darle una explicación.

Su voz sonaba bastante apenada y nerviosa.

Pero Charles no quería escuchar nada de eso y preguntó: "Ya que temes a las represalias de Rachel, ¿no me tienes miedo a mí?".

"Sr. Lu, usted ha estado en la Ciudad Y por muchos años, todos conocemos su carácter, es un buen hombre, no tomará represalias contra una pequeña empresa como la nuestra. No obstante, Rachel es diferente, ella es una mujer muy cruel, ¡no tuvimos otra opción!", parecía que la persona del otro lado del teléfono estaba a punto de llorar.

Charles sacudió la cabeza, sin ganas de seguir escuchando, después de un profundo suspiro, continuó: "No me importa a qué le tengas miedo o qué carajo acabas de decir, lo que quiero es muy simple, ¡quiero que bloquees las noticias lo antes posible! De lo contrario, ¿qué te sucederá? ¡Creo que lo sabes mejor que nadie!".

No todos habían visto a Charles tan enojado, pero la persona al otro lado de la línea sintió su ira al instante.

"Pero Sr. Lu, ya transmitimos la noticia, incluso si se retira ahora, la gente la ha visto y no tiene sentido bloquearla después de que ya la vieron", el hombre del otro lado replicó de manera racional.

Ahora que había ofendido a Charles, él ya no podía darse el lujo de hacer lo mismo con Rachel.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir