ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1138 ¡Retrocede!

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 7706

Actualizado: 2020-02-07 00:12


La mentira de Vivi parecía tan real, que por un momento incluso ella se la creyó. Sin embargo, sabía claramente lo que estaba haciendo, y

estaba totalmente segura de que nunca caería en las garras de un criminal como Duncan.

"Te creo, Vivi. Y yo, por mi parte, te juro que nunca te fallaré, siempre y cuando estés dispuesta a creer en mí también", dijo Duncan mientras se detenía y tomaba sus manos. No pudo evitar regocijarse de alegría cuando escuchó la afectuosa confesión de Vivi.

Estaba listo para perdonarla, para olvidar todo lo sucedido, especialmente porque le dijo que iba a romper con el hombre con el que estaba actualmente.

El hecho de que lo había traicionado ya no le importaba a Duncan;

en ese momento, mientras sostenía sus suaves y hermosas manos, se sentía satisfecho y feliz.

Comenzaba a anochecer, y la agradable fragancia de las flores inundó el olfato de Duncan. Al mismo tiempo, los reflejos que se desprendían de los cristales de la villa parecían bailar al ritmo de la luz del sol poniente.

Duncan miró a su alrededor para ver si había alguien, y luego fijó sus ojos en la encantadora mujer que ahora tenía en sus brazos. Todo lo que quería era tomarla y hacerla suya allí, en el suelo; quería darle todo de sí, saborearla centímetro a centímetro.

No estuvo con ninguna otra mujer desde que Vivi lo abandonó, sin mencionar que su esposa estaba de vuelta en su ciudad natal, muy lejos de la Ciudad Y. Así que sus ansias de hombre lo estaban volviendo loco.

Con todo esto en su mente, dejó caer la maleta al suelo, y con la mirada en blanco, extendió la mano para desabotonar la camisa de Vivi.

"¿Qué estás haciendo, Duncan?", preguntó ella llena de pánico, y al instante detuvo la mano del hombre, que había alcanzado a tocarle la clavícula. 'Ella sabe bien lo que quiero, solo está jugando a ser tímida', pensó él con una sonrisa.

Sin embargo, lo que Vivi estaba realmente haciendo era darle tiempo a Warren para que actuara.

"Sabes lo que estoy intentando", respondió Duncan con una sonrisa pícara, y continuó: "No te preocupes, Vivi. No hay nadie por aquí, estamos completamente solos", y tan pronto como dijo eso la tomó con impaciencia en sus brazos. Dominado por su deseo, le mordió el lóbulo de la oreja y lentamente le acarició la espalda.

contrario

Vivi podría terminar lastimada.

'O peor todavía, muerta', pensó.

"¡Cállate! ¡Haz lo que te digo, suelta el arma!", insistió Duncan. No estaba de humor para escuchar al oficial, todo lo que quería era salir de allí.

"Está bien, amigo. Voy a soltarlo", dijo Warren, cediendo. Todo lo que importaba en ese momento era la seguridad de Vivi.

Lentamente, bajó el arma y después levantó las manos. "Mira, hice lo que me pediste. Ahora, déjala ir", dijo a continuación.

"No tan rápido. Acércame el arma. ¡Date prisa!", exigió Duncan. Él no era tonto. Sabía bien que una vez que liberase a Vivi, el oficial iba a tratar de arrestarlo una vez más.

"Si la liberas ahora, haré que la pena que te impongan no sea tan grave", dijo Warren intentando negociar.

Esperaba poder convencerlo de que la liberase. Mientras tanto, Vivi continuaba retorciéndose en sus manos.

"¿Es que quieres verla muerta?", gruñó Duncan, y enseguida apretó el cuello de la mujer con más fuerza.

"¡Vale! ¡Está bien! ¡Cálmate! ¡No la lastimes!", Warren cedió al ver que la cara de Vivi se había vuelto púrpura y parecía sin aliento.

"¡Vamos, date prisa!", gritó Duncan entrecerrando los ojos.

Warren miró a su alrededor rápidamente, pero no había señales de sus compañeros, así que sin opciones, pateó el arma hacia Duncan.

Mientras esta se deslizaba hacia él, Duncan le gritó a Warren: "¡Retrocede!".

"Está bien, ¡pero no la lastimes!", dijo el oficial, a lo que Duncan respondió:

"¡Aléjate más!".

"Listo, ya lo hago".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir