ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1141 No tengo ninguna razón para engañarte

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 5592

Actualizado: 2020-02-07 02:29


"Sí", dijo Warren, quien no se negó porque no quería que todos sus esfuerzos se desperdiciaran.

"¡Ponte las esposas, enciérrate y arrójame la llave!", le gritó Duncan, poniéndose más cauteloso que antes.

Warren sonrió y dijo: "No tienes que estar tan nervioso. Si hubiéramos tenido la intención de matarte, ya mis compañeros lo habrían hecho. No quiero darle mayor importancia a esto y tampoco quiero que me despidan por haber perdido el arma. Yo mismo tomé esta decisión, así que no tengo ninguna razón para engañarte".

"Déjate de tonterías y haz lo que te digo", Duncan no estaba interesado en escucharlo.

Aunque creía que Warren no estaba mintiendo, no podía darse el lujo de cometer más errores ahora.

"Está bien, haré lo que me digas", dijo Warren mientras se sacaba las esposas del bolsillo trasero, lo primero que hizo era arrojar las llaves muy lejos.

Al momento, escucharon cómo las llaves caían al suelo, y al mismo tiempo, Warren aseguró bien sus muñecas. Levantó las manos sujetadas, las sacudió frente a Duncan y dijo: "Ya puedes estar tranquilo".

"Date la vuelta y camina hacia mí".

"Está bien", dijo Warren mientras fruncía el ceño. No esperaba que Duncan fuera tan cauteloso.

No podía ver nada una vez que le dio la espalda a Duncan y no había forma de que pudiera atacar a un hombre armado con las manos esposadas, así que estaba prácticamente indefenso en su situación actual.

A pesar de su reticencia, Warren hizo lo que él le pidió.

"Haré lo que quieras, pero debes cumplir tu promesa también. Cuando te vayas, debes dejar el arma", dijo Warren, y como temía que Duncan pudiera haber captado su expresión decepcionada, usó es

tareas más peligrosas. Así como lo había hecho esta vez.

De repente, Mark recordó que cuando él se unió al equipo de los policías especiales era tan joven y valiente como Warren lo era ahora.

"Deberían hacer lo que él dice. Estoy bien, no se preocupen", gritó Warren a sus compañeros.

Mientras se aproximaban a la salida, miró hacia la cabaña que se encontraba en la parte más interna del garaje subterráneo

y vio que la puerta estaba cerrada.

No podía ver lo que había dentro de la habitación y le parecía muy extraño que todas las puertas en la aldea abandonada estuvieran abiertas, excepto esta cabaña.

Además, la cerradura parecía nueva. No parecía que llevara mucho tiempo en ese garaje subterráneo, sino que parecía haber sido colocada recientemente.

Warren recordó de repente que Duncan había lanzado sigilosamente algunas miradas en la dirección de la cabaña anteriormente

y llegó a la audaz conclusión de que los niños estaban en esa habitación.

Pero ahora estaban mucho más lejos del lugar y Mark no podía discernir claramente qué significaba la expresión del rostro de Warren.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir