ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1154 Has revelado tus verdaderos colores

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9874

Actualizado: 2020-02-10 01:00


Acceder a recoger a Melissa era probablemente una de las peores decisiones que Sheryl podría haber tomado en mucho tiempo. Sin embargo, no tenía opción. Charles le preguntó amablemente que lo hiciera, por lo que no podía negarse, mucho menos sin una buena razón.

Ahora bien, lo que pensara Melissa no tenía importancia. Sheryl sabía que lo que hizo fue lo correcto, y su conciencia estaba total y completamente limpia. Y, a decir verdad, no estaba de humor para devanarse los sesos pensando al respecto, o siquiera para intentar resolver cualquier problema que causara su suegra.

Sheryl escribió en su GPS la ubicación que Charles le dio, y después se dirigió al hotel donde se hospedaba Melissa. Al llegar, no pudo evitar notar lo maravilloso y hermoso que era el paisaje. La hierba, cortada con absoluto cuidado, bordeaba el camino de la entrada formando una línea perfecta. Junto a la fuente, había grandes rosas rojas y blancas, y el agua salpicaba majestuosamente a medida que cada gota se abría paso a lo largo de los niveles y regresaba a la parte más baja. Una vez en la puerta de entrada, se quedó anonadada observando los candelabros elegantes que jamás había visto en su vida, los cuales estaban cubiertos de cristales, cuya luz brillaba en todas direcciones. En ese instante, Sheryl se dirigió directamente al conserje para preguntarle dónde estaba el personal que se encargaba de recibir a los huéspedes, y unos minutos después, uno de los empleados del hotel la condujo a la habitación de Melissa.

Tan pronto como estuvo frente a la puerta de la habitación, Sheryl escuchó a su suegra, quien estaba hablando por teléfono en ese momento. No podía entender lo que estaba diciendo, pero tenía la abrumadora sensación de que se trataba de algo malo.

Sin embargo, trató de hacer como si nada estuviese pasando, así que sacudió la cabeza en un intento de eliminar todos esos pensamientos paranoicos que inundaban su mente. Se aseguró a sí misma que, simplemente, estaba pensando demasiado en ese asunto, y que nada malo estaba pasando realmente.

En ese momento, el empleado que estaba junto a ella le sonrió, y después llamó suavemente a la puerta.

Inmediatamente, una voz irritada e impaciente llegó desde el interior. "¿Quién está ahí?", a lo que el empleado respondió respetuosamente:

"Perdón por molestarla, señora. Pero conmigo está una señorita llamada Sheryl que dice que ha venido a recogerla".

Al escuchar que Sheryl estaba allí, Melissa endureció su expresión, y pasaron unos minutos antes de que respondiera con indiferencia: "La puerta está abierta. Solo déjala entrar".

Sheryl, enseguida, asintió con la cabeza hacia el empleado para expresar su gratitud. Esta actitud lo sorprendió, por lo que respondió a su gesto haciendo una profunda reverencia, y después se fue. Una vez sola, Sheryl lanzó un profundo suspiro, y después giró lentamente el pomo y abrió la puerta.

"Mamá, Charles me pidió que la recogiera",

Por lo tanto, en ese momento, dejó salir la ira que había estado acumulando durante tanto tiempo.

Y, a decir verdad, no sintió ningún remordimiento por haberlo hecho.

"Sheryl Xia, ¿qué dijiste? Vamos, dilo otra vez, que no te escuché bien. ¿O es que no te atreves a repetirlo?", dijo Melissa alzando la voz lo más fuerte que pudo, aún sin poder creer lo que acababa de escuchar. Melissa nunca esperó que su nuera fuese por dentro una mujer loca y malvada, y al pensar en ello

sintió que lo mejor sería si podía hacer que su hijo se separase de ella, ya que al final, sin duda alguna, esta mujer iba a causarle daños devastadores.

Pensó que, tal vez algún día en el futuro, su hijo terminaría en una situación muy grave por culpa de Sheryl.

Definitivamente, no iba a permitir que eso sucediera. Jamás. Nunca.

"Dime algo, ¿eso que acabas de decir es lo que realmente piensas? ¿Así te sientes de verdad? En tu mente estás segura de que Charles no dejará que nada malo te pase. Entonces, ¿por eso te vuelves cada vez más inescrupulosa y arrogante?", dijo Melissa interrogándola, evidentemente enojada.

"Parece que ya ha llegado a una conclusión sobre qué tipo de persona soy, así que puede tomarlo como verdad. Ni siquiera intentaré hacerla cambiar de parecer. Después de todo, sin importar lo que diga, nunca me creerá", respondió Sheryl con petulancia, al mismo tiempo que sacudía la cabeza. Si Melissa insistía en malinterpretar sus palabras de esa manera, entonces ella escogería mantener la paz.

"¡Tal vez, sencillamente, no puedes encontrar la excusa adecuada! Después de todo, has revelado tus verdaderos colores, y ya no puedes hacer nada al respecto", respondió Melissa a su vez.

"Está bien. Tal y como ha dicho, no tiene sentido que diga nada, ya que mis verdaderos colores han quedado expuestos. ¿Está contenta ahora? Todo es mi culpa, ¿de acuerdo?", dijo Sheryl finalmente. Se había rendido, ya no tenía fuerzas para discutir con ella.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir