ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1173 ¿Qué estás tratando de decirme

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 10622

Actualizado: 2020-02-14 00:12


Después de dar varias vueltas por Dream Garden, Charles finalmente vio a Sheryl corriendo por la acera, y suspiró aliviado.

Sheryl no mostraba signos de estar molesta, de tal forma que Charles comenzó a trotar para poder alcanzarla. ʺ¿Qué está pasando, Sher? Parece que no estás de buen humor hoy. ¿Tienes algún problema? Sea lo que sea, por favor dímelo y te ayudaré a resolverloʺ, dijo Charles rápidamente, mientras daba zancadas para poder seguirle el paso. Estaba casi seguro de que su esposa estaba en problemas, pero no quería decírselo para no molestarlo.

Ella simplemente lo ignoró y continuó corriendo, sin siquiera molestarse en echarle un vistazo. Charles sintió como si estuviera hablando con un robot.

ʺ¿Sher, qué pasa?ʺ, Charles volvió a preguntar, visiblemente angustiado.

Incluso ya había perdido la cuenta de cuántas veces le había hecho la misma pregunta. Sentía como si ese día hubiera hecho esa pregunta más veces que durante todo el tiempo que llevaban casados.

Sheryl continuó ignorándolo, lo cual provocó que Charles se preocupara aún más.

Así que comenzó a correr más rápido y se paró justo enfrente de ella, bloqueándole el paso. Sheryl no tuvo más remedio que detenerse y voltear a verlo. Charles volvió a preguntar por enésima vez: ʺ¿Sher, qué te pasa? ¿Acaso no escuchaste que te estaba hablando?ʺ.

El comportamiento de Sheryl era desconcertante y aterrador al mismo tiempo. No lucía enojada, ni estresada, ni siquiera asustada. Simplemente lucía diferente. Parecía como si esa mujer no fuera su esposa, sino alguien más, dentro de su cuerpo. Charles no tenía idea de lo que estaba pasando, ni cómo podía hacerla hablar.

"Quítate de mi camino. Quiero correrʺ, dijo Sheryl en un tono distante y frío. Charles sentía como si estuviera hablando con una completa desconocida. Esas breves palabras dejaron en claro que no quería que su esposo se le acercara.

ʺ¿Desde cuándo haces ejercicio?ʺ, preguntó Charles, mientras a regañadientes se quitaba de su paso, para permitirle reanudar su camino. Sentía como si la mujer que estaba enfrente de él fuera una completa desconocida. No tenía idea de lo que estaba pasando por su mente, ni por qué estaba tan alterada. Además tenía miedo de que si le seguía haciendo preguntas, Sheryl se molestara aún más. Y si regresaba a su caparazón, negándose a hablar con él, Charles no tendría forma de averiguar qué estaba sucediendo.

ʺHe descuidado mi salud durante mucho tiempoʺ, respondió Sheryl secamente. Honestamente, ni siquiera ella misma sabía qué le estaba pasando. Solo unos momentos antes, sentía que odiaba a Charles con cada fibra de su ser. Pero cuando notó que se estaba portando de una forma tan paciente y persistente, no tuvo el corazón para ignorarlo.

Ni siquiera podía soportar verlo así. Sheryl conocía a su esposo lo suficientemente bien como para saber exactamente lo que estaba sintiendo, con solo ver la expresión de su rostro, la cual en ese momento reflejaba una combinación de perplejidad, desilusión, preocupación e incluso miedo.

De hecho, a Sheryl no le había molestado que la estuviera siguiendo, ni que le hubiera hecho la misma pregunta varias veces.

En es

seguraba de que tuvieran comidas nutritivas para que pudieran crecer grandes y fuertes. Verlos disfrutar de lo que les cocinaba y verlos crecer era una gran alegría para ella.

A menudo fantaseaba con el brillante futuro que había planeado para sus nietos, después de que lograra echar a Sheryl de la casa. 'Correrán por todos lados, llamándome abuela y evitando que me aburra. Solo seremos ellos, su padre y yo. Con suerte, también lograré que Leila sea una nuera perfecta y una buena esposa para Charles', fantaseó Melissa, esbozando una gran sonrisa.

ʺGracias por darles de comer a los niños, mamá. No tenía que molestarse. ¿Por qué no descansa un poco, mientras los llevo a la escuela?ʺ, le dijo cortésmente Sheryl a Melissa. Aunque Sheryl no confiaba completamente en su suegra, estaba muy agradecida de que cuidara tan bien a sus hijos.

El día que Sheryl había ido a buscar a Melissa al hotel, no se lo habían pasado nada bien. Melissa había sido muy cruel con su nuera y Sheryl le había contestado mal. Al parecer ninguna de las dos había superado las palabras hirientes que se habían dicho aquel día. Sin embargo, tenían un acuerdo tácito de no decirle nada a Charles. Ya que no era asunto suyo y no había nada que él pudiera hacer para solucionar ese problema, incluso si llegara a enterarse.

Melissa no se atrevía a hacerle pasar un mal rato a Sheryl debido a la advertencia que le había hecho. No obstante, cuando Sheryl vio lo bien que su suegra trataba a los niños, se arrepintió un poco de las duras palabras que le había dicho aquel día.

ʺ¡Gracias Sheryl! Conduce con cuidado y cuida bien a los niñosʺ, respondió Melissa en un tono sospechosamente amable. En realidad no tenía la intención de ser tan amable. De hecho, ni siquiera había planeado responderle. Sin embargo, había visto que Charles iba bajando las escaleras e inmediatamente comenzó a actuar como una suegra amorosa, incluso logrando sonreírle cálidamente a Sheryl.

Al principio Sheryl se había sorprendido por la amable respuesta de Melissa, pero cuando vio a Charles, supo de inmediato que su suegra solo estaba fingiendo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir