ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1189 Hacer una apuesta

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 6922

Actualizado: 2020-02-17 00:13


A Isla no le importaba mucho nada de esto; su visita a la compañía el día anterior le había dado una mala impresión. Ahora que no podían mantener la empresa en funcionamiento, sintió que lo mejor sería anular su contrato.

"Dame los datos de contacto de la empresa; quiero asegurarme de darles una última oportunidad", dijo Sheryl, quien no estaba dispuesta a darse por vencida con esos jóvenes que acababan de comenzar a expandirse por su cuenta.

Podía recordar claramente la pasión en sus ojos la última vez que habían venido a su compañía para buscar un contrato con ellos: se veía que anhelaban fervientemente crear una empresa propia y mostrar de lo que eran capaces.

Su deseo era obvio y sincero, por lo que Sheryl se negaba a creer que esos jóvenes habían perdido su fe en tan poco tiempo.

Y aunque ese fuera el caso, no quería darse por vencida todavía, pues sintió que debería hacer un esfuerzo por al menos mantener su fe.

"¿Por qué estás tan decidida a seguir perdiendo tu tiempo con ellos?", Isla volvió a preguntar con incredulidad.

"No tengo nada más que hacer por ahora; ya terminé con el otro pedido ayer. Entonces, ¿por qué no te ayudo en este? No veo ningún problema con eso", dijo Sheryl encogiéndose de hombros.

"Ah, ¿me estás retando? Muy bien, te daré su número de teléfono, ¡de ahora en adelante, tú te encargarás de ese pedido!", era obvio que Isla no caería en provocaciones, pues confiaba en sus habilidades profesionales. Estaba lista para enfrentar el desafío de Sheryl.

"Sí, ¡puedes tomarlo como un desafío! Sería bastante interesante si apostamos, ¿qué opinas?", Sheryl preguntó con una amplia sonrisa; había estado extremadamente aburrida estos últimos días. Rara vez tenía oportunidad de sentir emociones fuertes, así que no podía dejarla pasar tan fácilmente.

Isla era la persona perfecta para ese tipo de reto y Sheryl no tenía interés en buscar problemas apostando con otros; lo único que quería era divertirse un poco con sus amigos.

"¿Una apuesta? ¡De acuerdo! Tú puedes poner las reglas, ¡acepto!", Isla quedó

rcó el número de Lansh Technology que Isla le había entregado antes, pero nadie atendió la llamada esta vez tampoco.

Aun así, Sheryl no se rindió y siguió llamando, sin tener éxito.

"Esto es una pérdida de tiempo. Quédate aquí, Isla, iré allá a ver qué está pasando", dijo, sacudiendo la cabeza. Se preguntó si este problema podría resolverse presentándose personalmente en la empresa.

"Sher, voy contigo; no tengo nada importante que hacer aquí de todos modos", dijo Isla, levantándose de su silla.

Hacía apenas un momento, estaban discutiendo, pero ahora, eran tan íntimas como hermanas; como si nada hubiera pasado.

Después de todo, eran mejores amigas y no tenían nada que temer o que les importara siempre y cuando se apoyaran mutuamente.

Juntas, no dejarían que nada se interpusiera en su camino.

"De acuerdo, es más probable que esto se resuelva si vamos las dos", coincidió Sheryl sin pensarlo dos veces.

"No sé si podemos hacer esto o no, y francamente, no me importa; pero quiero ver cómo encuentras una manera de hacerlos cambiar de opinión".

"En realidad, ni siquiera yo sé cómo. Ya veremos cuando lleguemos a la empresa", dijo Sheryl.

"Bueno, entonces, ¿qué esperamos? ¡Vámonos!", Isla apresuró a Sheryl, tan impaciente como siempre.

"Muy bien, ¡vamos ya!", Sheryl miró la hora, era casi mediodía, así que no les quedaba mucho tiempo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir