ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1199 La salud no tiene precio

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 10931

Actualizado: 2020-02-19 01:05


Sheryl llevó a los niños a su habitación para luego darles un baño. No era frecuente que estuviera con ellos a esa hora, por lo tanto, no hacía falta decir que los niños estaban más entusiasmados y animados de lo habitual. Ya en el baño, los niños reían mientras se metían en la bañera, y una pequeña sonrisa apareció en el rostro de Sheryl. Se sentía contenta. El ánimo de los niños, sus ojos brillantes de felicidad, el sonido de su risa y del agua que chapoteaba llenaban la habitación con una energía tan positiva que Sheryl no pudo evitar pensar que, al menos durante ese exacto momento, todo era perfecto. Se sentía como si estuviera en una burbuja, lejos de todo el estrés de la desgarradora realidad. Sin embargo, en el fondo, sabía que su mundo se estaba desmoronando y que no sabía cómo remediarlo.

Después de que el baño terminó, Sheryl llevó a sus hijos a la cama. Justo en el momento en que estaba a punto de convencerlos de que se fueran a dormir, Melissa apareció frente a la puerta y se quedaba allí, mirándolos con atención. Ante esta escena, la suegra torció los labios en una sonrisa extraña, y su rostro se volvió sombrío, fijando la mirada en Sheryl.

Al recordar la descortesía de Sheryl, Melissa estaba aún más enfadada. Sencillamente, no podía soportar la indiferencia de su nuera, y no se iba a quedar sin tomar represalias. Por ello, los siguió y esperó en la puerta a que Sheryl saliera.

"¿Te gustaría unirte a nosotros, abuela?", le preguntó Clark emocionado, siendo el primero en darse cuenta de que estaba allí.

Sheryl se sorprendió al escuchar la palabra "abuela", y enseguida se dio la vuelta y se encontró con Melissa cara a cara. Al ser expuesta de esa manera, Melissa sonrió para ocultar sus verdaderas intenciones.

Y sin más remedio, entró en la habitación. Con una mirada severa, se aclaró la garganta y les dijo a los niños: "Es tarde. Deberían irse a dormir ya, ambos tienen que ir a la escuela mañana".

Al escuchar esto, los dos niños cerraron los ojos obedientemente, y cuando se quedaron dormidos, Melissa rompió el silencio. "¿No crees que deberíamos hablar?", preguntó de manera arrogante.

"¿De qué quiere hablar?", preguntó Sheryl, perpleja.

"¿De verdad te atreves a hacer esa pregunta? ¿No crees que me debes una explicación por tu comportamiento?", dijo Melissa con aire mandón, sin poder contenerse, y agregó: "Pero además de eso, hay una cosa que tengo curiosidad por saber. ¿Todavía te negarás a mudarte de Dream Garden cuando tú y Charles se divorcien?".

"Ya veo de qué trata todo esto. Resulta que todavía no ha renunciado a esa estúpida idea", resopló Sheryl, burlándose de su suegra. 'He sido demasiado ingenua. Pensé que estaba preocupada por mí y que había venido a consolarme. ¡Qué ridícula fui!', pensó, recriminándose por haber sido tan inocente.

"¡Ja! Bueno, es que después de todo lo que ha sucedido, ustedes dos no tienen otra opción que separarse", comentó Melissa como si nada, al mismo tiempo que ponía los ojos en blanco. Por la expresión en su rostro, era evidente que Melissa estaba satisfecha, lo que sorprendió a Sheryl.

"¿Qué quiere decir?", le preguntó con el ceño fruncido.

"Nada", dijo Melissa, encogiéndose de hombros con indiferencia.

"¿Charles le ha dicho algo? ¿O

ceño fruncido.

"Sólo sígueme", y al decir esto, Sheryl le guiñó un ojo y la sacó de la sala.

Una vez afuera, le preguntó: "¿Qué harías si estuvieras en los zapatos de Nick?".

"¿Por qué preguntas eso? ¡Acaso no es obvio que haría todo lo posible por mejorarme pronto!", dijo Isla sin entender por qué Sheryl actuaba de esa manera. En ese instante, se quedaba mirándola fijamente con el ceño fruncido.

'¡No es por nada que dicen que la salud no tiene precio! Si está enfermo, ¿cómo puede continuar con su carrera?', pensó.

Sin embargo, Sheryl la ayudó a tener una perspectiva más realista. "Isla, no olvides que Nick no tiene dinero. No tiene nada para mantenerse, ni mucho menos para pagar los gastos médicos. ¿Puedes entender por qué quiere continuar trabajando, a pesar de su salud?", explicó pausadamente. La expresión facial de Isla cambió lentamente mientras entraba en razón con respecto a la situación del hombre. En ese instante, Isla suspiró y asintió con la cabeza. Estaba de acuerdo con todo lo que le acababa de decir. Sin embargo, aún no estaba completamente en paz con la idea. Además, el hecho de que Sheryl le recordara la condición financiera del joven aumentó su ansiedad. Se quedaba en silencio, y bajó la cabeza con desánimo. Sin dudas, Sheryl había entendido lo que pasaba por la mente de Nick cuando tomó la decisión de abandonar el hospital. 'Él va a hacer todo lo posible para continuar con su trabajo, ya que piensa que no hacerlo es algo que lamentará por el resto de su vida. Oh, el estrés es fatal para los pacientes cardíacos...', reflexionó.

"¿De verdad no tenemos opciones? ¿No podemos hacer nada para ayudarlo? Es que está tan débil, Sheryl...", dijo la mujer en voz baja. Sin dudas, Sheryl tenía razón, y todo lo que dijo tenía sentido. Pero, a pesar de eso, Isla aún estaba preocupada por la salud de Nick. Se sentía extremadamente culpable por no poder darle el cuidado y el apoyo que necesitaba.

"Como dijiste, está débil. Y es exactamente por eso que debemos aceptar su decisión", sugirió Sheryl.

"¿Qué quieres decir?", preguntó Isla frunciendo el ceño. Miraba a Sheryl, esperando que le explicara lo que acababa de decir.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir