ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1200 La enfermera valiente

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8390

Actualizado: 2020-02-19 01:21


ʺEs un hombre tan persistente y aún tiene muchas cosas por hacer. Por supuesto que conoce su cuerpo y se cuidará muy bien. Aunque siempre se esfuerza al máximo, no comprometería su salud por alcanzar un sueño. Estoy segura de que cuando se sienta cansado, sin duda se tomará un respiro. Y cuando se sienta bien, trabajará duro en su carrera y superará sus propias expectativas. Equilibrará el trabajo y el descanso, aunque le tome más tiempo alcanzar sus objetivos, después de todo no tiene otra opciónʺ, explicó Sheryl.

Cuando notó un poco de indecisión en el rostro de Isla, continuó diciendo: ʺLo más importante es que mientras esté ocupado en el trabajo, no pensará en otras cosas desagradables. De esa manera, se mantendrá positivo y siempre estará de buen humor. Así que será mejor que salga del hospital en vez de tumbarse en la cama sin hacer nada. ¿No te parece?ʺ.

Isla la examinó de arriba abajo, con curiosidad.

ʺ¿Qué? ¿Por qué me miras así?ʺ, preguntó Sheryl, al notar la mirada de Isla, la cual la hizo sentirse bastante incómoda.

ʺMe preguntaba cuándo te habías convertido en una mujer tan reflexiva. Ya que todo lo que dijiste tiene mucho sentido. ¡Estoy bastante sorprendida!ʺ, respondió Isla, bromeando.

La incredulidad era evidente en su rostro.

ʺ¿Isla, por qué haces tal pregunta? No soy ninguna tonta, ¿sabes? De hecho tengo un cerebro. ¿Acaso no lo sabías?ʺ, espetó Sheryl en tono triunfante, mientras volteaba a ver a Isla.

ʺ¡No te pongas así! ¡Relájate, Sher! Mejor vamos adentroʺ, dijo Isla, con una mirada de resignación. '¿Qué demonios le pasa a Sher? ¿De verdad es la misma Sher que conozco? ¿Desde cuándo se ha vuelto tan narcisista? Uy, incluso yo no lo sabía'. Un aluvión de preguntas inundó la mente de Isla.

Unos segundos después, Isla y Sheryl entraron a la habitación. Y volteando la cabeza para ver al paciente, Isla dijo: ʺ¿Dónde están tus cosas? Te ayudaré a recogerlasʺ. Evidentemente, Sheryl había persuadido a Isla.

ʺEstán allá. ¡Gracias!ʺ, respondió Nick en un tono alegre, mientras señalaba sus pertenencias. Nick estaba distraído, de tal forma que no había escuchado la conversación entre Sheryl e Isla, afuera de su habitación. Sin embargo, sabía que Sheryl había convencido a Isla para que cambiara de opinión. De modo que estaba muy agradecido con Sheryl y quería expresar su agradecimiento.

Así que dirigió la mirada hacia Sheryl. Y cuando esta notó la gratitud en sus ojos, le sonrió.

Nick asintió con la cabeza, como una forma para mos

o por ella. Sin embargo, estaba en bancarrota y su carrera era un desastre, por eso había decidido ocultar sus sentimientos. En comparación con la enfermera, se comportaba de manera más reservada. Y dijo tajantemente: ʺEstá bien. Gracias por haberme cuidado esa noche. Lo aprecio. ¡Adiós!ʺ.

Y sin darse la oportunidad de cambiar de opinión, Nick se dio la media vuelta y caminó hacia el automóvil.

Temía perder el control y exponer sus verdaderos sentimientos hacia la enfermera.

ʺ¡Nick!ʺ, gritó la chica.

Nick hizo una pausa y se quedó inmóvil. Parecía como si sus zapatos estuvieran pegados al suelo.

ʺ¡Te atendí toda la noche! ¿No crees que al menos deberías saber mi nombre?ʺ, dijo la enfermera, con evidente desesperación. Era consciente de que perdería contacto con él, a menos que le dijera algo sobre ella.

ʺBien, ¿cómo te llamas?ʺ, preguntó Nick, en un tono indiferente, sin darse la vuelta para ver a la hermosa chica.

Desde donde Sheryl estaba, podía ver la expresión de tristeza en el rostro de Nick. Las lágrimas comenzaron a juntarse en sus ojos, pero logró evitar que cayeran.

La enfermera por su parte, notó que Nick exudaba un aura de indiferencia. 'Cuando salió del auto, fue muy amable conmigo y pude sentir que realmente estaba contento de verme. Por eso me atreví a hacer lo que me dictaban mis sentimientos', pensó la enfermera.

ʺ¡Dame tu teléfono!ʺ, dijo la chica, mientras caminaba hacia él y daba un tropiezo, lo cual la acercó más a Nick, quien le tendió la mano para ayudarla.

ʺ¡Mi teléfono se descompuso!ʺ, respondió Nick.

ʺDame tu número de teléfono. Y no aceptaré una respuesta negativaʺ, insistió la enfermera.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir