ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1201 ¡Qué mala suerte!

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 7019

Actualizado: 2020-02-19 01:25


La enfermera tomó el teléfono de las manos de Nick, guardó su número, y luego se lo devolvió. "Ahora tienes mi nombre y número. Puedes llamarme si necesitas ayuda".

Él miró su teléfono y justo cuando estaba a punto de decir algo, Isla respondió por él: "Quédate tranquila. Dejaré que te llame".

"Gracias", dijo la joven con voz dulce, encantada con su respuesta.

"De nada. Tiene mucha suerte de que te hayas fijado en él", susurró la mujer al oído de la enfermera. Mientras se alejaba, le lanzó una sonrisa tranquilizadora para mostrarle que haría todo lo que estuviera en su poder para unirlos.

"Gracias, Isla. Te invitaré a comer", dijo ella con una sonrisa radiante.

"Oh, no es necesario. Si tienes tiempo, puedes ir a la casa de Nick y cocinar para él", dijo, guiñándole un ojo a la enfermera. Después de lanzarle una mirada al hombre, Isla miró a la joven y dijo: "Es mejor que nos vayamos. Llámanos".

"De acuerdo. Lo haré", respondió la enfermera, asintiendo con entusiasmo.

Los tres volvieron al auto de Isla. Cuando ella encendió el motor y avanzó, Sheryl, quien estaba en el asiento trasero, rompió el silencio. "Es tan bueno ser joven", suspiró.

"El amor no tiene nada que ver con la edad. Si quisieras, podrías tener muchos pretendientes. Pero solo tienes ojos para Charles y nunca te fijarías en alguien más", bromeó la otra mujer.

Pensaba que ya se había reconciliado con su esposo, pues había pasado un tiempo desde que lo habían encontrado con Rachel en Lavender Bar.

Sin embargo, Sheryl permanecía en silencio. Era cierto que no se enamoraría de nadie más que de Charles, pero no estaba segura de si él sentía lo mismo.

La casa de Nick no estaba lejos del hospital, así que llegaron en menos de veinte minutos. Al principio, Nick y su colega habían alquilado el departamento, pero el hombre ahora vivía allí solo.

En aquel entonces, él tenía algo de dinero, por lo que eligió un departamento completamente amueblado en un buen fraccionamiento con áreas verdes. Cuando salieron del auto y entraron al departamento, las dos mujeres miraron a su alrededor.

cansos para almorzar, pero nosotras no hemos comido nada desde el desayuno', pensó.

"Me siento cansada, pero no tengo idea de qué comer". Después de pensar por un momento, Holley dijo con una sonrisa: "¿Qué tal comida japonesa? Conozco un restaurante y la comida allí es deliciosa".

"De acuerdo, vamos. Como yo invito, iremos a donde quieras", dijo Rachel. Estaba de muy buen humor, por lo que aceptó su sugerencia sin dudarlo ni un instante.

"Por favor, dame cinco minutos. Necesito retocar mi maquillaje", dijo la otra mujer.

"Está bien".

Al final resultó que el restaurante japonés que Isla le había mencionado a Sheryl era el mismo que Holley le había recomendado a Rachel. Cuando estas últimas llegaron al restaurante, Sheryl e Isla aún estaban de camino.

Tomaron asiento y ordenaron. Justo cuando comenzaban a tener una plática amena, Holley de repente vio a las dos mujeres caminando por la puerta.

"¡Rachel, mira!", le dijo en voz baja mientras señalaba hacia la entrada.

"Rayos, están aquí. ¿Cómo pudimos encontrarnos con ellas?", se quejó Rachel con el ceño fruncido al verlas. Su enemiga le había arruinado por completo el día.

"¡Qué mala suerte! ¿Recuerdas cómo Sheryl nos intimidó en Tarsan Corporation la última vez? Esta es nuestra oportunidad. ¿Quieres vengarte de ella?". Al terminar de pronunciar estas palabras, la mente de Holley empezó a idear un plan.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir