ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1204 ¿Hay algo más que quieras decir

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8683

Actualizado: 2020-02-20 00:13


La situación empeoraba, ya que ninguno de ellos estaba dispuesto a admitir que había hecho mal; lo único que querían era disfrutar de la incomodidad de Sheryl e Isla. Todas las personas en el restaurante habían dejado de comer para ver a las cuatro involucradas.

Holley asintió levemente hacia Rachel y ella inmediatamente captó la indirecta con una sonrisa falsa en el rostro.

Isla se dirigió a la caja para decirle a uno de los empleados: "Disculpe, señor, ¿podría verificar la grabación de las cámaras, por favor?".

"Lo siento, señorita, pero de acuerdo con las reglas de nuestra compañía, tenemos prohibido mostrar las grabaciones de seguridad", respondió el trabajador educadamente mientras hacía una reverencia frente a Isla.

Ella frunció el ceño al escuchar la respuesta, pero mantenía la compostura e insistía: "¿Por qué? No le estoy pidiendo vídeos confidenciales, solo el del día de hoy; estoy segura de que ese no es confidencial, así que, ¿por qué no puedo verlo? Realmente no puedo entenderlo". Isla se enojó al escuchar que no podía ver ninguna grabación, pero sabía que no podía perder los estribos en este momento. La prioridad en ese momento era demostrar que Holley era responsable de todo el desastre y para eso necesitaba la cooperación del personal del restaurante. Por lo tanto, sabía que tenía que lidiar con la situación usando la lógica y el razonamiento.

"Lo siento mucho, señorita, pero tengo que cumplir con las reglas de la compañía. Le pediría que respete mi trabajo, por favor", respondió el empleado de manera cortante y se paró frente a Isla con la mirada baja en señal de respeto. Fingió ser impotente ante sus demandas por miedo a perder su trabajo, pero

Isla no podía creerlo y le gritó: "¿Su jefe está mal de la cabeza? ¿En serio puede despedirlo solo por algo tan pequeño?".

"Oiga, no me hable así; ya le dije que no puede ver los vídeos, y esas son las reglas de la compañía. Solo acéptelo, ¿sí?". La multitud alrededor de ellos, que hasta ahora había estado observando todo en silencio, comenzó a expresar sus opiniones: "¿Por qué no solo te vas de aquí? No creas que nadie sabe lo que pasó; todos estábamos presentes y lo vimos todo. No podrás echarle la culpa a alguien más tan fácil", pronunció una cara desconocida.

"Sí, es muy obvio lo que sucedió, no necesitamos ningún vídeo de vigilancia. Los empleados no son los que establecen las reglas, ellos solo obedecen órdenes, ¿podrías dejar de causarles problemas?", reprochó alguien más.

"¡Fuera de aquí, par de estúpidas! Estamos aquí para comer, dejen de hacer el ridículo; no son bi

ídeo de cómo me sobornó", no dejaba de repetir. Charles se enojó cuando escuchó eso e interrumpió al empleado: "¡Basta! ¡Muéstrame los vídeos ahora! Todos los que tengas". El empleado asintió y dijo: "Claro, señor Lu. Permítame un segundo". Luego dejó de hablar y se puso a trabajar de inmediato.

En cuestión de segundos, todos los presentes pudieron ver las grabaciones de seguridad donde se veía claramente que Rachel y Holley habían planeado todo: la conversación entre ellas y cómo Holley tropezaba con Sheryl, incluso su sonrisa malvada fue exhibido en público.

Además, el momento en el que Holley se dirigió hacia la caja para sobornar al empleado antes de que Isla fuera a pedir el vídeo quedó claramente grabado.

"¡Oh, Dios mío, miren lo que hemos hecho! ¡Agredimos a las dos chicas injustamente! Ahora sabemos quiénes son las verdaderas mentirosas. ¡Somos tan estúpidos! ¿Cómo pudimos creerles?", la gente de alrededor comenzó a darse cuenta de que habían cometido un grave error y ahora todos los insultos y las maldiciones estaban dirigidos hacia Holley y Rachel.

"¿Cómo pudieron hacer eso? ¿Culpar a los demás por algo que no hicieron?", dijo otra señora señalando a Holley y Rachel.

"Les hicimos daño sin razón; ¡lo lamentamos muchísimo!". Parecía que habían olvidado cómo estaban insultando y maltratando a Sheryl e Isla hacía apenas unos minutos. Y ahora, toda su agresividad estaba enfocada en Holley y Rachel, quienes intentaron usar el poder de la mafia para hostigar a las chicas pero su jugada salió al revés. Ambas se quedaron allí, como dos ladrones arrestados por la policía.

"Holley, ¿hay algo más que quieras decir?", Isla caminó hacia ella, para mirarla y preguntarle en voz baja y severa.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir