ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1238 Un corte en el dedo

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 7517

Actualizado: 2020-02-27 00:12


"¿En serio? ¿Me estás tomando el pelo? No eres más que una cazafortunas. Admite que te casaste con Charles únicamente por su dinero y su poder. Nunca has sido lo suficientemente buena como para formar parte de nuestra familia, y nunca lo serás", dijo Melissa levantando la voz y con rostro serio.

"Sé que piensa que no merezco a su hijo. Así que dígame. ¿Quién cree que es lo suficientemente buena para él?", preguntó Sheryl con calma.

"Leila sería una buena esposa para Charles. Ya lo sabes, ¿y ahora qué? ¿Te vas a divorciar de mi hijo?", respondió Melissa con una sonrisa sarcástica.

La broma hizo reír a Sheryl. "Mamá, Charles y yo tenemos una relación muy estable. Aunque nosotras seamos enemigas, seguiré siendo su esposa. Usted debe aceptar que soy su nuera, lo quiera o no", contestó Sheryl.

"¡Pero... cómo te atreves!", vociferó Melissa llena de ira mientras señalaba a su nuera, quien parecía ciertamente alegre. Entonces, Melissa espetó: "¿Así es cómo le hablas a la madre de tu marido? ¿Dónde están tus modales? A diferencia de ti, Leila es una chica sensata y con buena educación...".

Sheryl la interrumpió bruscamente y respondió: "Por supuesto, en cuanto a la educación, estoy segura de que usted es mucho más educada que yo. Por eso dijo que iba a conseguirle una amante a su hijo... Es verdad, tengo mucho que aprender de usted". Aquellas irónicas palabras vinieron acompañadas por una sonrisa falsa y burlona en el rostro de Sheryl.

Al escuchar el comentario sarcástico, Melissa la fulminó con la mirada, de hecho, estaba tan furiosa que casi se le salieron los ojos de las órbitas.

Esta vez, Sheryl estaba apretándole las tuercas de verdad. Melissa había sufrido mucho durante su estancia en prisión y, aunque era libre desde hacía un tiempo, todavía estaba marcada por ello, puesto que, después de todo, ya tenía antecedentes penales.

La arrogancia y el orgullo que mostraba habitualmente eran simplemente un medio para protegerse pero, cuando Sheryl se burló de ella en su cara, se sintió humillada.

Una furia ardía en lo más profundo de su corazón y, mientras observaba rabiosamente a su nuera, deseaba poder saltar sobre ella y estrangularla allí mismo.

'Todo es culpa de esta perra. Por su culpa nunca

cómo comenzaba a brotar sangre de un gran corte en el dedo índice de su mano izquierda.

A toda prisa, dejó caer el cuchillo y, cuando estaba a punto de presionar el corte con la otra mano, alguien lo hizo darse la vuelta.

"¿Qué ha pasado? ¿Te lastimaste? ¡Déjame echar un vistazo!". Una voz familiar y ansiosa llegó a sus oídos. Al levantar la vista, Nick vio la expresión preocupada de Cassie mientras ella sostenía su mano y examinaba el corte de cerca.

Sintiéndose incómodo, intentó retirar su mano de la de ella.

"¡No te muevas!", dijo seriamente mientras apretaba la mano de Nick. "Necesito desinfectar el corte", agregó ella.

Al echar un vistazo y ver que la sopa estaba aún en el fuego, Nick dijo que se encargaría del corte más tarde. Entonces Cassie bajó el fuego y lo llevó a la sala de estar. "¿Dónde tienes el botiquín de primeros auxilios, Nick?", preguntó ella apresuradamente.

Aunque Nick quería decirle que el corte no era gran cosa, la expresión de preocupación en el rostro de la chica hizo que se tragara sus palabras y, en lugar de rechazar su ayuda, señaló dónde estaba el botiquín.

En un abrir y cerrar de ojos, Cassie volvió con el botiquín y, sin perder tiempo, sacó el alcohol y el algodón para desinfectar la herida, y luego vendó cuidadosamente el dedo herido de Nick.

Después de encargarse del corte, Cassie devolvió el botiquín de primeros auxilios a su sitio y le dijo: "Trata de no mojarlo por un tiempo. No querrás que se infecte el corte...".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir