ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1252 Investigar a Leila

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 10145

Actualizado: 2020-03-01 00:02


Mientras permanecía en su asiento, Sheryl estaba tensa, y era evidente que estaba comenzando a inquietarse. Independientemente de lo que causó que Leila quedara inconsciente, necesitaba asumir cierta responsabilidad al respecto.

Después de todo, era una invitada en Dream Garden, y mientras se encontraba allí entró en coma. Además, una vez que la noticia llegase a la luz pública, le daría una mala reputación a la familia Lu, y sin dudas todos culparían a Sheryl. La sola idea de que esto pudiese suceder llenó de ansiedad a la pobre mujer, especialmente porque casi todos en la Ciudad Y sabían que Sheryl y Leila no se llevaban bien. De hecho, todo lo que había sucedido entre las dos era de conocimiento público en la ciudad.

Y ahora, casualmente, Leila tuvo un accidente en Dream Garden. Sin lugar a dudas, iba a ser una gran noticia para los medios, y estos no dejarían pasar el hecho de que Sheryl se encontraba presente cuando sucedió.

'Leila, solo espero que tu accidente no tenga nada que ver con mi familia. Solo así podremos explicarle a la gente todo lo que pasó, independientemente de si nos creen o no', rezó Sheryl para sí misma.

En este momento de desesperación, la única persona en la que podía pensar era Charles, quien se había ido al extranjero para una reunión urgente relacionada con su negocio. Sin él a su lado, Sheryl se sentía completamente indefensa.

'¿Debería contarle a Charles?', se preguntó. El impulso de llamarlo se apoderó de su mente.

Pero se detuvo, y después de pensarlo mejor, decidió no decirle nada por el momento. 'Se ha ido al extranjero por alguna situación de emergencia en su negocio. Esto solo lo distraerá. Mejor espero, y cuando Leila esté fuera de peligro, hablaré con ella y descubriré la razón por la que se enfermó. Si fue por el té, no dudaré en asumir toda la responsabilidad. Sin embargo, si su accidente no tiene nada que ver con nosotros, la convenceré de que le explique todo el asunto al público', pensó Sheryl con cuidado.

Mientras sopesaba todos los pros y los contras de la situación, levantó la cabeza; sus ojos se posaron en los reporteros que se habían reunido frente a la sala de emergencias. De repente, un dolor punzante le golpeó la cabeza. 'La cuestión es la siguiente: si los reporteros continúan aquí cuando Leila se despierte, la situación se complicará aún más', pensó, ahora alarmada.

En San Francisco

En un imponente rascacielos de cien pisos, docenas de personas se habían reunido para una importante junta de negocios que iba a ser llevada a cabo en el último piso. La conferencia continuó por más de dos horas sin que los asistentes pudiesen encontrar una solución al problema.

Charles presidía la reunión; en ese momento, frunció el ceño, y un rastro de severidad brilló en sus ojos.

'No tiene sentido continuar esto, no es más que una pérdida de tiempo', pensó. Para él, el tiempo era lo más valioso, y no podía permitirse desperdiciarlo.

Había pasado ya una semana desde que se fue de viaje, por lo que no tenía idea de lo qu

rdad era que estaba sorprendido por la decisión de su jefe. '¡Es increíble! Jamás pensé que el señor Lu fuese capaz de ocuparse de una situación tan difícil en tan poco tiempo', pensó con admiración.

"Aún no. Pero tengo asuntos urgentes que resolver en casa, así que necesito regresar tan pronto como sea posible. Pero no te preocupes, dejaré a alguien encargado de la situación aquí", respondió, y continuó: "Oh, una cosa más. Necesito que investigues a fondo a una persona".

"¿A quién?", preguntó Barrett, intrigado.

"Leila Zhang", respondió Charles.

"Oh, ¿en serio quiere que investigue a la señorita Zhang?", Barrett soltó con un tono sorprendido. Después de todo, Leila había sido secretaria de Charles y, por lo tanto, como una ex colega, Barrett la conocía.

"Sí, esa misma. Necesito que averigües todo sobre ella, pero especialmente sobre sus antecedentes y actividades recientes", explicó Charles.

"Entendido, señor Lu", acordó Barrett rápidamente.

Y tan pronto como la llamada terminó, Charles regresó a la reunión y confió los asuntos del negocio al hombre que estaba a su lado, quien era la persona en que más confiaba. Aunque quería manejar el asunto de la empresa por sí mismo, era imposible que se concentrara en ello después de enterarse de la situación en su hogar. La verdad era que no podía esperar para volver y estar junto a su esposa en una situación tan difícil.

Unas horas después, un avión con destino a la Ciudad Y despegó.

Ya era de tarde cuando llegó a su destino, y Charles, que a pesar de que parecía cansado y demacrado, estaba enérgico.

Barrett no fue a buscarlo al aeropuerto porque tenía algo importante que tratar en la oficina. Por ello, le ordenó a uno de los conductores de Shining Company para que recogiera a su jefe. "¿A dónde quiere ir, Sr. Lu?", preguntó el chófer respetuosamente cuando Charles subió al auto.

"A Municipal First Hospital", respondió este, inexpresivo.

Y sin hacer más preguntas, el chófer arrancó y condujo directamente al lugar.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir