ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1260 Nos vemos esta noche

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9207

Actualizado: 2020-03-02 03:51


"Señor Zhao, creo que existe algún malentendido; efectivamente, Tarsan Corporation tiene un par de problemas insignificantes, pero ya todos están resueltos. No necesita preocuparse por eso en absoluto", le prometió Rachel por teléfono.

"Señorita Bai, no se trata de si los problemas en la empresa están resueltos o no. En realidad se trata de gestión de riesgos, y lo que quiero que entienda es que cuanto más grande es la empresa, mayor es el riesgo en cada decisión. Por lo tanto, tengo que ser muy cauteloso; después de todo, mi compañía es muy grande. ¿Está de acuerdo conmigo en esto?", Alan respondió.

Rachel apretó los dientes: '¡Zorro astuto!', pensó llena de ira.

"Por supuesto que puedo entenderlo, señor Zhao. Pero al mismo tiempo, también espero que pueda considerar a nuestra compañía; somos una empresa grande y confiable igualmente. Créame, no lo decepcionaremos", le aseguró Rachel.

Luego de pensarlo por un momento, agregó: "Recuerdo que alguna vez mencionó que le gustaría invitarme a tomar una copa, ¿verdad? Me parece que hoy sería un buen día para hacerlo, así que salgamos esta noche. ¿Qué opina?".

Rachel no pudo evitar pensar en los asquerosos ojos llenos de lujuria de ese hombre, pero tenía que tomar esta decisión para salvar a su compañía.

"¡Me parece muy bien! ¡De acuerdo, entonces definitivamente nos vemos más tarde!", Alan se rio a carcajadas al otro lado de la línea.

Después de colgar el teléfono, Rachel se dejó caer en su silla, sintiendo la fatiga apoderándose de su cuerpo.

Pero no había tiempo para descansar, por lo que se levantó en breve para seguir trabajando. Revisó sus notas y se dio cuenta de que en unos días sería la fiesta de cumpleaños de un cliente.

Aunque su empresa no era muy grande, era un cooperador estable, así que tenía que mantener una buena relación con ellos. Su única esperanza ahora era que esa fiesta de cumpleaños pudiera traerle más clientes potenciales.

Su teléfono sonó de nuevo y sintió que su cerebro iba a explotar. ¡Dios, cómo quería apagarlo y dejar a un lado todas estas tonterías!

¡En verdad necesitaba unas largas vacaciones! Le hubiera encantado relajarse en una playa, escuchando el relajante ir y venir de las olas, o literalmente en cualquier lugar que pudiera ayudarla a deshacerse de su trabajo por un tiempo.

Finalmente, decidió ignorar las llamadas y mejor tomar una siesta en su oficina. Una vez que se despertó, revisó su teléfono y vio que había un mensaje de Bernard.

¡Seguro le tendría buenas noticias! No podía esperar para leer el mensaje y llamarlo de inmediato.

"Soy yo. ¿Encontraste alguna pista?".

"Sí, descubrí que Miranda tiene un amante desde hace tiempo. Lo investigué y encontré varias cosas interesantes".

Rach

los doctores lo reconoció y se dirigió hacia él diciendo: "Esta paciente se llama Leila Zhang. Esta mañana sufrió de una intoxicación por alimentos y, después de una cirugía de dos horas, hemos logrado salvarla. Si la hubieran traído al hospital unos minutos más tarde, no habríamos podido hacer nada. El problema es que fue su esposa quien la envió al hospital hoy, pero ella no está aquí ahora y tenemos que discutir, ya sabe, el costo".

"Ya veo. Yo me encargaré de sus gastos médicos. ¿Podrían conseguirle un asistente de enfermería para que la cuide?", preguntó Charles.

"Muy bien. Ella está en muy buenas manos, no se preocupe", respondió el doctor. Habían estado preocupados por el dinero desde que Leila se quedó sola en el hospital, pero ahora estaban muy contentos de que Charles estuviera dispuesto a asumir la responsabilidad.

La operación había terminado, pero ella seguía estando demasiado débil para despertarse.

Las enfermeras llevaron la camilla a la habitación de la paciente. Charles retiró su mirada;

en ese momento, sintió que había algo extraño en el caso de "intoxicación por alimentos" de Leila. Algo no cuadraba. Según lo que Melissa le dijo por teléfono, Sheryl había puesto veneno en el té de Leila para matarla.

Ella parecía tener un motivo válido para hacerlo, pero él conocía a su esposa lo suficientemente bien como para creer que nunca se atrevería a hacer algo así.

Era una mujer extremadamente amable. Leila había intentado quitarle a Clark, lo que por supuesto era intolerable para cualquier madre, pero Sheryl aceptó llevarla ante la justicia en lugar de tomar represalias por su propia mano. ¿Cómo podría hacer algo así después de que Leila salió de la cárcel?

Charles pensó que podría ser un truco de Leila para poder engañar a Melissa y acosar a Sheryl. ¿Sería esto posible?

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir