ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1261 Qué mujer tan loca

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 12293

Actualizado: 2020-03-02 03:52


Charles pensó seriamente en la situación; el doctor mencionó que el caso de Leila era tan crítico que si la hubieran llevado al hospital unos minutos más tarde, las posibilidades de que muriera habrían sido altas.

'¿Qué tipo de persona arriesgaría y sacrificaría su propia vida solo por hacerle daño a alguien más?', se preguntó. Hasta donde Charles sabía, Leila no era ese tipo de persona; ella se amaba a sí misma más que a cualquier otra cosa, así que, ¿cómo podía poner su propia vida en peligro?

Entonces, la pregunta ahora era: '¿Quién la envenenó?'.

Charles no podía dejar de darle vueltas al asunto en su mente mientras caminaba de un lado a otro, sin lograr encontrar una respuesta.

'¿Habría sido Nancy?', de pronto se detuvo y se preguntó. Después de un momento, sacudió la cabeza y continuó caminando. A pesar de que Nancy les había preparado el té, Sheryl mencionó que ella nunca se alejó de su vista, por lo que le hubiera sido imposible envenenar el té sin que nadie la viera.

Además, Nancy no tenía nada en contra de Leila, ¿por qué la envenenaría sin ninguna razón?

Por más que Charles lo pensara una y otra vez, no podía resolver este caso.

Lo único que sabía era que no llamaría a la policía, así que solo le quedaba encargarse de la investigación él mismo. Por otra parte, la seguridad de su madre era su principal preocupación; esperaría hasta que ella se despertara y rezaría para que estuviera bien y segura.

Charles detuvo sus pasos y dirigió la mirada hacia la puerta del quirófano. Ya había pasado media hora, pero la operación seguía en curso.

"¡Charles!", un grito se escuchó a sus espaldas, haciendo que se volteara para inmediatamente percibir a Sheryl corriendo hacia él.

"¿Por qué...? ¿Qué estás haciendo aquí? ¿Qué hay de los niños?", él le preguntó, con el ceño fruncido.

Sheryl se detuvo frente a él y le tomó unos segundos recuperar el aliento antes de mirarlo y responder: "Clark y Shirley están con Nancy, no te preocupes por ellos. ¿Cómo...?", se detuvo y dudó por un momento. Luego se sacudió los pensamientos negativos y continuó: "¿Cómo está mamá?".

Su rostro se descompuso y palideció cuando volteó a ver la puerta del quirófano cerrada.

Charles inhaló profundo y luego sacudió la cabeza para responder con una voz ronca: "Todavía está en cirugía".

Sheryl asintió, sin saber cómo o qué responder, por lo que solo se quedó al lado de Charles en silencio. Él tampoco dijo nada ya y únicamente miró hacia la puerta.

Lentamente, a medida que pasaba el tiempo, la atmósfera entre ellos se volvió incómoda y tensa.

Sheryl no estaba segura de si su esposo también lo sentía, por lo que le echó un vistazo rápido y, al ver la hosquedad en su rostro, su estado de ánimo se desplomó de inmediato.

Todavía no estaba segura de si Charles la culparía por el accidente de Melissa o no; después de todo, se preocupaba mucho por su madre. A pesar de que habían estado separados por mucho tiempo, nunca dejarían de ser madre e hijo, y no había nadie que pudiera superar el amor de una madre por su hijo y viceversa. Era claro que Charles nunca superaría ese accidente tan fácilmente;

por lo tanto, Sheryl sabía que tan pronto como Melissa se despertara, ella tendría que admitir si todo esto había sido su culpa o no. Si ahora intentaba defenderse frente a Charles, solo lograría empeorar la situación; eso era exactamente lo que Melissa esperaba, pero no sabía que Sheryl estaba dispuesta a tragarse su orgullo.

Pero aún podía recordar la forma en que su suegra se cayó por las escaleras, y había sido muy evidente la hostilidad y determinación en sus ojos en ese momento. Melissa lo había hecho a propósi

iamente. "Wow, señorita Bai, admiro su franqueza. Bueno, tengo que admitir que será interesante trabajar con ustedes. No se preocupe, volveré a evaluar a su empresa para reconsiderar nuestra cooperación".

Rachel trató de ocultar su frustración después de escuchar la respuesta de Alan; había sacrificado su dignidad, y sin embargo, lo único que obtuvo a cambio fue una respuesta diplomática.

Por otra parte, ella no era el tipo de persona que se rinde tan fácilmente; ¡tenía que concretar esa extensión de cooperación a toda costa!

Así que solo sonrió con dulzura y se inclinó más hacia Alan, hasta que prácticamente se encontró envuelta en sus brazos.

"Señor Zhao, le puedo asegurar que no hay ni un solo problema con mi empresa. Sé que nos espera un futuro brillante; Quiero decir, hemos sido buenos socios durante todos estos años, ¿no? Además, si da por terminada nuestra cooperación, ¿qué tan seguro está de poder encontrar un reemplazo mejor que nosotros? Así que, ¿por qué no continuamos como estamos?".

Rachel abrió su bolso y sacó un contrato

para colocarlo sobre la mesa junto con un bolígrafo y dijo: "Senor Zhao, ya verá, soy lo suficientemente sincera. Incluso traje el contrato conmigo, entonces, ¿por qué no lo firma ahora? Así, después de este simple trámite, podríamos seguirnos divirtiendo en otro lugar, ¿qué opina?". Alan la miró; sus palabras tan sexualmente sugestivas lograron despertar algo en el hombre, especialmente la seductora forma en que lo miraba.

Esta era la primera vez que la veía así; en el pasado, ella siempre se comportaba como una reina arrogante y orgullosa, porque su compañía era lo suficientemente fuerte como para mantenerse sola.

Sin embargo, en este momento, ella incluso había caído tan bajo que estaba dispuesta a complacerlo como si fuera una prostituta, lo cual hizo que la bestia dentro de él se sintiera hambrienta y emocionada.

Alan levantó la mano y tocó la cara de Rachel, acariciando sus tiernas mejillas con el pulgar; la delicada y suave textura lo hizo sentir sed. Todo lo que quería hacer ahora mismo era arrancarle la ropa de inmediato.

Lo pensó por un momento, mientras se tomaba su tiempo acariciando a Rachel. De hecho, esta cooperación no era demasiado importante para su empresa; además, Tarsan Corporation todavía podía mantener las operaciones. Ahora, para atrapar a Rachel, ya sabía lo que tenía que hacer y por eso, finalmente decidió firmar el contrato.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir