ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1268 Secuestro

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9333

Actualizado: 2020-03-04 00:12


Rachel pensó: '¡Soy la única mujer que debería estar al lado de Charles!'. Ella podía sentir claramente la ira, envidia y tristeza hirviendo en su corazón, lo que la hacía sentir muy incómoda. ¡Todo lo que quería hacer era alejar a Sheryl de Charles! ¡Era casi una tortura verlos tan cercanos y afectuosos el uno con el otro!

Rachel ya no estaba de humor para el banquete, se sentía completamente vacía, como si no pudiera mover su cuerpo. Su alma desapareció en el aire al ver aquella escena y huyó a un lugar lejano donde ella sabía que no saldría lastimada. Pero a pesar de esto, Rachel todavía estaba ansiosa por mirar un poco más a Charles, el hombre que tanto amaba, en ese momento, ella había olvidado por qué estaba allí en primer lugar. Mientras la multitud hablaba, bebía y se divertía, Rachel se sentía marginada, aunque lo intentaba, no podía ver ni oír nada, era como si alguien presionara un botón de pausa y el mundo se quedara completamente en silencio.

La única persona que Rachel podía ver en la habitación era Charles, en silencio, ella se movió hacia un rincón oscuro para esconderse. En realidad, Rachel realmente no quería ver a Charles en absoluto ya que él parecía estar divirtiéndose mucho, para empeorar las cosas, ¡el asco que demostraba por ella literalmente la estaba matando!

No obstante, Rachel simplemente observaba a Charles, quien sostenía la mano de Sheryl con ternura, él le sonrió cariñosamente e incluso la presentó como su esposa ante los demás.

Sin razón aparente, Rachel no podía apartar la mirada de Charles, sus ojos habían capturado cada movimiento que él hacía. Cada escena que se desarrollaba frente a Rachel estaba profundamente grabada en su mente y se repetía una y otra vez, lo que la hizo sentirse terriblemente atormentada.

Quizás la única forma de aliviar su dolor era imaginarse a sí misma como Sheryl en ese momento, por lo que Rachel no pudo evitar fantasear estar al lado de Charles y con esto encontró una paz momentánea.

Abatida, Rachel se fue a beber sola en un rincón, esta experiencia estaba siendo más amarga de lo que esperaba. ¿Acaso era por el alcohol? ¿O tal vez debido a la amargura que sentía en su corazón? Por más que quiso, ella no pudo llegar a una conclusión.

En su ligero estado de ebriedad, Rachel no pudo resistir el impulso de acercarse a Charles, sosteniendo su copa de vino, ella caminó hacia donde se encontraban él y su esposa.

Sheryl seguía sosteniendo la mano de Charles mientras saludaba a los conocidos en la fiesta y luego vio a Rachel acercándose a ellos.

Recordando lo que había sucedido entre ella y Rachel, Sheryl se quedó completamente en silencio.

Charles notó rápidamente el cambio del estado de ánimo de Sheryl y giró la cabeza hacia ella, luego descubrió que sus ojos estaba

más pronto posible.

Al pasar las horas, Rachel se despertó en un lugar desconocido.

Cuando ella trató de encontrarle sentido a lo que estaba pasando, todo en lo que podía pensar era en su dolor de cabeza. El espacio en el que Rachel estaba atrapada era muy oscuro y su mano estaba atada a un pesado pilar, no había forma de que ella descubriera dónde estaba o qué hora era.

Luego recordó lo que sucedió antes de despertarse, seguramente la habían secuestrado, pero, ¿quién haría esto?

Rachel se puso a pensar en todos los nombres de las personas a las que podría haber causado problemas y en sus enemigos, pero esto sólo logró aumentar la intensidad de su dolor de cabeza. Finalmente, ella hizo a un lado esta idea y cerró los ojos fingiendo estar en coma mientras esperaba pacientemente a que apareciera alguna persona en la oscuridad.

Después de lo que pareció mucho tiempo, finalmente escuchó un sonido en aquel sitio.

Una puerta se abrió lentamente y la luz entró lastimando los ojos de Rachel. La repentina luminosidad hizo que sus ojos se llenaran de lágrimas y después de poder ver su entorno vagamente, ella se dio cuenta de que estaba en medio de un almacén abandonado.

Entrecerrando los ojos, Rachel vio a alguien acercarse a ella, para su sorpresa, una de las personas era Miranda. Rachel estaba totalmente perdida y no tenía idea de qué hacer a continuación.

"Señorita Bai, ¿sigues esperando que invierta en tu empresa? Jamás imaginaste que terminarías así, ¿verdad? ¡Jajaja!", la perversa risa de Miranda resonó en el amplio almacén, lo que aterrorizó a Rachel.

"Sra. Zhan, pensé que teníamos un acuerdo. ¡Si te atreves a hacerme algo, las grabaciones donde admites que tú mataste a tu esposo seguramente terminarán en manos de la policía!", pensando que todavía tenía la evidencia para defenderse, Rachel se armó de valor.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir