ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1274 La venganza es un plato que se sirve frío

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8973

Actualizado: 2020-03-05 00:13


La propuesta de Rachel era maravillosa, no cabía duda de ello; sin embargo, también era cierto que había subestimado los riesgos involucrados.

En cambio, Holley era conservadora. Desde su punto de vista, el futuro del proyecto era incierto; además, la falta de fondos era un verdadero dolor de cabeza para ellos. Incluso, si hubieran decidido hacer avanzar el proyecto, no podrían administrarlo.

Teniendo en cuenta esto, Holley trató de persuadir a Rachel para que cambiara de opinión y renunciara al proyecto. No podía dejar que metiera en problemas a toda la compañía debido a su imprudencia. La verdad era que Rachel no era el tipo de persona que analizara las cosas globalmente, sopesando los pros y los contras.

Sin embargo, estaba acostumbrada a hacer oídos sordos a cualquier consejo y salirse con la suya. Además, ¡la única que no estaba de acuerdo con su plan era Holley!

'¿Cómo se atreve a contradecirme? ¿Acaso se olvida de que fui yo quien la ayudó a salir de prisión? ¡Qué

ingrata!', se burló Rachel, asqueada.

Sin embargo, Holley ignoró la ira de Rachel y continuó explicando sus ideas. Expuso cada uno de los puntos con claridad, a pesar de que sabía que Rachel se negaba a escuchar su consejo. Pero tenía que ser firme, puesto que un movimiento en falso, por más pequeño que fuese, podría arruinar a toda la compañía; por lo tanto, no iba a permitir que todo su arduo trabajo terminase en la basura.

Rachel, por su lado, lucía feroz. Se encontraba en un punto en que no podía soportar más, por lo que se levantó y caminó hacia Holley. Consideraba que sus comentarios habían sido ofensivos, por lo que ya no quería contenerse más.

"Holley Ye, deberías aprender a no inmiscuirte en asuntos que no te competen. ¿Necesito recordarte quién es la jefa aquí? Pues soy yo. Yo soy la gerente general de esta empresa. ¿Quién crees que eres para contradecirme? Discúlpame si soy demasiado franca, ¡pero no eres más que un perro y yo soy tu maestra!".

La cara de Holley estaba pálida, no esperaba que Rachel le hablara de esa forma. De repente, se sintió mareada, su corazón comenzó a palpitar con fuerza, y por un momento casi se olvida de cómo respirar.

Permaneció en silencio por un momento, pero rápidamente ajustó su expresión y sonrió. Con esto, ocultó todo el resentimiento y la ira que bullían dentro de ella. En ese instante, decidió soportar el insulto con tranquilidad, por lo que simplemente dio un paso hacia atrás.

Después de todo, algún día tendría la oportunidad de vengarse, y no planeaba tener clemencia con Rachel. '¿Entonces no soy más que un perro para ti? Está bien. Cuando llegue el día, haré que tengas una vida peor que la de un p

ngido ser caballeros, pero ahora parecían bestias llenas de deseo que corrían para atrapar a su presa.

Holley sacó su teléfono, estaba fingiendo que revisaba las redes sociales, cuando en realidad tomaba fotos de todo lo que sucedía. Se aseguró de que las caras de estos accionistas y lo que estaban haciendo se pudieran ver claramente.

Mientras tanto, en Lansh Technology, la mayoría de los empleados ya se habían ido a casa, pero la habitación al final del pasillo todavía estaba bien iluminada. Se trataba de la oficina del CEO.

En ese momento, Nick apagó su computadora portátil, estiró los brazos y se recostó en la silla. Se estaba haciendo tarde, y desde su ventana podía ver las luces de la calle. Ese día de trabajo era especialmente agotador para él; tanto, que no dejaba de sobarse los ojos con cansancio.

De repente, sonó el teléfono. Lo estaban llamando desde el vestíbulo, por lo que inmediatamente contestó.

"Señor Ge, tiene un visitante", anunció la recepcionista.

Nick estaba sorprendido, puesto que no tenía idea de quién podría visitarlo en ese momento. Después de todo, casi todos en la oficina ya se habían ido.

"¿Quién es?", preguntó.

Tan pronto como dijo eso, la voz de una mujer sonó desde el otro lado. Reía con euforia. "¡Nick! Soy yo, ¡Isla! Solo han pasado unos días desde la última vez que te vi, ¿y ya me has olvidado?", bromeó ella.

"¡Isla!", respondió Nick después de una pausa, y continuó: "¡Qué sorpresa! Por favor, ven a mi oficina", y luego le pidió a la recepcionista que la llevara hasta allí.

Después de varios minutos, la puerta se abrió e Isla entró. Ella lo saludó con una sonrisa, y Nick se puso de pie y la recibió con gran hospitalidad. Luego, la invitó a que se sentara, y después le sirvió una taza de té caliente.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir