ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1280 Una deshonra

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8715

Actualizado: 2020-03-06 01:47


En lugar de hablar directamente, Irina andaba por las ramas, lo cual solo logró que Melissa se enojara mucho más de lo que ya estaba.

Al darse cuenta de la impaciencia de su amiga, Irina se inclinó para decir: "Esta mañana, vi a Sheryl con un joven que nunca había visto antes. No lo sé, pero a mí me parecieron bastante íntimos; estaban sentados muy cerca el uno del otro, susurrando. No podía escuchar de qué estaban hablando, pero sí alcancé a escuchar vagamente el nombre de Charles. Y eso no es todo: antes de separarse, el hombre agarró las manos de Sheryl y se miraron como si... ¡como si fueran amantes! Yo creo que...".

"¡¿Qué?! ¿Qué es lo que acabas de decir?", Melissa la interrumpió abruptamente, con la ira consumiéndola por dentro. ¿Cómo podía Sheryl hacer eso a espaldas de Charles? 'Ni siquiera hemos terminado de alejarla por completo de la familia Lu; ¿no podía esperar un poco para comenzar a engañar a su marido? ¡Perra descarada!', Melissa la maldijo fuertemente en su corazón;

la noticia la había dejado sintiéndose completamente ansiosa e irritada. Si Sheryl hubiera sido más discreta, tal vez podrían haberlo pasado por alto; pero no esperaba que fuera tan desvergonzada como para presumir su aventura en público. Lo peor de todo era que Irina los había visto, y ella era todo menos discreta; ¿quién sabía qué les diría a otras personas? No había duda de que Sheryl era una deshonra para toda la familia Lu.

"Señora Huang, con respecto a este tema...", de repente, Melissa vaciló mientras pensaba de qué forma podría convencer a Irina de mantener la boca cerrada sobre este escándalo.

Mientras tanto, Irina se regodeaba por dentro al ver la expresión nerviosa de Melissa; normalmente era una mujer arrogante frente a ella, alguien que estaba acostumbrada a mandar siempre a la gente, pero ahora Irina finalmente había tomado la delantera. Después de revelar la información que tenía, Melissa le debía un favor si quería que mantuviera el escándalo en secreto.

"No te preocupes, señora Lu. Eres la única que lo sabe. Prometo no decírselo a nadie más. Vine aquí hoy a contártelo porque somos amigas y quise prevenirte para que estuvieras preparada... Por si acaso sucede algo, por supuesto. ¿No lo crees?".

"Sí, tienes razón, señora Huang. ¡Muchas gracias!", exclamó Melissa.

"Pero hablando con franqueza, una mujer como Sheryl no se merece a alguien como tu hijo; ¿él sabe de su aventura? ¿Qué pensará de ella ahora? Señora Lu, debes proteger el nombre de tu familia. ¡No puedes dejar que Sheryl se salga con la suya! Yo digo...".

"Yo me encargo de los asuntos que

sonrió tímidamente y bajó la cabeza: "No quiero que las cosas vayan tan rápido. Por favor, dame un poco de tiempo, ¿si puedes?".

Afortunadamente, Black era lo suficientemente inteligente como para entender lo que realmente quería decir. Como no quería presionarla demasiado, desistió y asintió con una sonrisa.

Después de esto, Holley se dio la vuelta y finalmente entró en su edificio. Apenas se había ido, pero Black ya había comenzado a planear su próxima cita;

aun cuando todavía no habían hablado oficialmente sobre eso, él ya consideraba que estaban en una relación formal. Una novia como Holley era más de lo que podía imaginar: era hermosa y capaz, y el solo pensar en ella lo hacía sonreír.

Desafortunadamente, ella nunca lo vio realmente como un novio; todo este asunto no era más que otra de sus tácticas, y él había mordido el anzuelo con demasiada facilidad. Mientras que él consideraba que su cita había sido el comienzo de su relación amorosa, ella simplemente estaba actuando.

Al día siguiente, Holley tenía que quedarse en el trabajo hasta muy tarde. De repente, recordó que todavía no le había pagado a Bernard por sus servicios; gracias a la evidencia que él obtuvo, ella había podido salir de la cárcel. Sintiéndose agradecida por su ayuda, lo llamó para concretar una cita y

se reunieron por la tarde. El hombre mantenía su actitud seria y solemne como siempre.

Sin hablar de tonterías ni intercambiar cortesías, Holley le transfirió directamente el pago sin decirle que le había dado un poco más de lo que inicialmente prometió.

"Bernard, gracias por la evidencia. Sin eso, probablemente seguiría en prisión", comentó Holley.

Sin decir ninguna palabra, el hombre severo simplemente asintió.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir