ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1325 Recuperarse

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8352

Actualizado: 2020-03-15 02:46


Cuando Holley estaba a punto de colapsarse, escuchó la leve risa de Rex.

"Será mejor que no me mientas, o las consecuencias serán peores de lo que puedas imaginar. Y lo más importante, ¡no vuelvas a hacer algo así! ¡Será mejor que lo recuerdes!", la amenazó Rex.

Holley asintió al instante y respondió sumisamente: "Sí, señor Hu. Recordaré cada palabra que dijo". Todavía tenía miedo, después de haber logrado escapar por poco.

Rex notó su expresión asustada y acobardada y no pudo evitar despreciarla. Siempre había menospreciado a ese tipo de mujer, que era ambiciosa pero carecía de la capacidad y el coraje para estar a su altura. Además, ella había elegido un camino equivocado, la verdad era que Rex no podía entender por qué su hijo Black se había enamorado de ella.

Si hubiera sabido antes qué clase de mujer era Holley, habría detenido a Black y le habría dado una lección a ella, para empezar, no habría dudado en exponerla frente a su hijo. Pero ahora que sabía que Black ya estaba obsesionado con ella, no había nada que pudiera hacer para hacerle cambiar de opinión y separarlos. Black siempre había sido un niño terco, por lo que solo podía pedirle a Holley que se portara bien.

Rex abrió la puerta de la villa e invitó a Holley a entrar.

"Señorita Ye, tendrás que quedarte aquí esta noche. Sé que no es muy elegante para ti, pero no hay otra opción. Mañana por la mañana, alguien vendrá a recogerte", dijo fríamente Rex y sin siquiera esperar a que Holley respondiera, se dio la vuelta y se fue.

El ruido de la puerta al cerrarse sorprendió a Holley e inmediatamente la devolvió a la realidad.

Vagó un rato por el vestíbulo solitario como un fantasma, sin saber qué hacer después, pero finalmente, fue hacia el sofá y se sentó allí. Cogiendo uno de los cojines, lo abrazó con fuerza, tratando de sentir algo de consuelo, ya que, en este momento, era lo único en lo que podía confiar.

Afuera, ya estaba oscureciendo y pronto estalló un fuerte vendaval, con truenos y relámpagos aterradores. El aire se sentía espeso y húmedo, en un rato comenzaría a llover.

Holley recordó que todavía tenía su teléfono y lo sacó, pero al descubrir que no había señal, un repentino sentimiento de soledad e impotencia la invadió.

Lo peor era que las luces de la villa comenzaron a parpadear y finalmente se apagaron.

'Puede ser que el mal tiempo haya vuelto inestable el suministro electricidad', pensó Holley aturdida.

Pronto, la lluvia comenzó a caer afuera de la vent

ron salir del hospital juntos.

Leila también vino al hospital para ayudarlos. Las dos mujeres caminaban tomadas de la mano, charlando y sonriendo como una suegra y una nuera felices. Era un cuadro muy dulce, pero presenciar esa escena lastimó a Charles. No pudo evitar sentir que todo hubiera salido mejor si Sheryl y Melissa se llevaran así de bien entre ellas.

Charles se sentía dividido entre las dos mujeres que más amaba en este mundo, y a veces se sentía muy agotado y perplejo. No podía entender por qué su madre y Sheryl no podían vivir en paz. En su opinión, ambas eran igual de importantes y tener que elegir entre ellas no sería justo para él. Sin embargo, era imposible que las dos vivieran una vida feliz juntas, simplemente no podían llevarse bien.

Charles bajó la mirada y suspiró para esconder todas sus emociones mientras caminaba hacia Melissa y Leila.

"¡Mamá, felicidades! Finalmente puedes salir del hospital. Vamos a casa". Luego se volvió hacia Leila y asintió levemente, diciendo con cortesía: "Señorita Zhang, veo que también te encuentras muy bien, y gracias por venir".

Aunque la actitud de Charles era bastante fría, especialmente en comparación con la forma en que trataba a Melissa en este momento, a Leila no le importaba. Se sentía muy feliz de que finalmente le hablara de manera amable, así que se sonrojó y bajó la cabeza con timidez.

"De nada, Charles", respondió Leila dulcemente.

Pero Charles no pudo evitar arrugar el entrecejo al escucharla, ya que no creía que él y Leila tuvieran una relación tan cercana como para que ella se permitiera llamarlo directamente por su nombre, eso lo hacía sentir incómodo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir