ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1333 El Dr. Ricky revisó a Melissa

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 12504

Actualizado: 2020-03-17 00:12


Finalmente, la voz de Nancy rompió el silencio, diciendo: "Sr. Lu, el doctor lo está esperando abajo. ¿Ya puedo decirle que suba?".

"Claro, dile que venga, por favor".

"Muy bien. Perfecto".

Poco después, Nancy regresó con Ricky. Este, en lugar de soltar su botiquín médico primero, se acercó a Melissa enérgicamente, dándole una sonrisa amable, que era su forma de mostrar su cortesía profesional. Luego comenzó a evaluar su tez.

"Ricky, ¿puedes revisar con cuidado la salud física de mi madre, por favor? Se ha sentido muy incómoda estos últimos días. Espero que puedas descubrir qué está mal", agregó Charles.

"Está bien, no hay necesidad de preocuparse. Le haré un chequeo".

Después de un tiempo de espera inusualmente largo, Ricky finalmente terminó su revisión médica. Sin embargo, antes de concluir su diagnóstico, dudó en hablar por un momento. A decir verdad, no encontró nada malo con Melissa en absoluto. Después de revisarla con mucha atención, había encontrado que Melissa tenía una muy buena condición física, aunque al recibir la llamada de la familia Lu inicialmente pensaba que tal vez se enfrentaría con algún problema.

Además, mientras la estaba examinando, ella no paraba de quejarse de que sentía dolor en muchas partes diferentes del cuerpo. Incluso cuando terminó de evaluarla, todavía parecía estar enferma, lo que lo tenía preocupado.

Como Ricky siempre mantenía una actitud responsable hacia su profesión, decidió realizar otro chequeo general, pero, una vez más, no logró encontrar nada malo en su salud. El cuerpo de Melissa funcionaba tan bien como el de cualquier otra persona.

Frunciendo el ceño, se frustró y se preguntó: 'Esto es muy extraño. Me parece que está bien. Incluso su rostro brilla intensamente. No tiene indicios de enfermedad en absoluto. ¿Acaso no completé bien mis chequeos? ¿Me faltó hacer algo? ¡No, eso no es posible!'. Estaba ciento por ciento seguro de su experiencia médica. De no ser así, no se habría hecho lo suficientemente famoso como para ser contratado como médico privado por muchas familias de sangre azul, particularmente por la familia Lu.

De repente, un pensamiento estúpido pasó por su mente. '¿Será que está fingiendo estar enferma?', pensó, ya que le parecía absurdo creer lo contrario. No podía sacarse esa idea loca de la cabeza. A pesar de que Melissa se quejaba de sus insoportables dolores, se dio cuenta de que en realidad no estaba especificando nada al respecto.

Por lo tanto, con una mirada sospechosa en sus ojos, preguntó cuidadosamente: "Sra. Lu, ¿podría decirme cuándo exactamente el dolor comenzó a molestarle? Necesito saber con precisión dónde le duele. ¿Puede ser más específica?".

Al oír la pregunta del médico, Melissa se puso extremadamente alerta. De repente, su mente se llenó de duda. '¿Qué demonios está mal ahora? ¿Por qué este médico me interroga de esta manera? Incluso me está observando de forma extraña. ¿Cómo se supone que debo responder a sus preguntas ahora?'.

Cuanto más lo pensaba, más tensa se ponía ante las interrogantes de Ricky. Finalmente, su mente quedó completamente en blanco, y, actuando por reflejo, respondió con suavidad sin siquiera pensar cuidadosamente: "Oh, con respecto al tiempo, no tengo ni idea. Debe haber comenzado justo después del almuerzo. Desde entonces, comencé a sentirme muy incómoda, y luego el dolor empeora cada vez más".

Intencionadamente, hizo sus descripciones lo más ambiguas posible, lo que despertó mucho más las sospechas de Ricky. Aun así, antes de que pudiera obtener pruebas contundentes para demostrar su suposición, no quería hacerla molestar compartiendo conclusiones atrevidas. Después de todo, nadie en su sano juicio intentaría fingir estar enfermo. ¿Qué po

había ocurrido ningún problema grave durante la noche, exhaló un profundo suspiro de alivio.

Sheryl fue a la habitación de los niños y despertó a Shirley y Clark de su profundo sueño con su suave voz.

"Muy bien, mis adorables bebés, ya es hora de levantarse. Un desayuno maravilloso los está esperando", dijo con ánimo, tan pronto como abrió la puerta.

Al oír el anuncio de su madre, los dos niños se despertaron y se frotaron sus brillantes ojos. Ella, al verlos sentarse lenta y torpemente, pensó que parecían dos ovejas adorables. Esa imagen dejó su corazón derritiéndose instantáneamente.

"¡Buenos días, mamá!", Shirley y Clark saludaron a su madre al mismo tiempo, y luego corrieron hacia ella. Shirley corrió hacia los brazos de Sheryl y la rozó con sus tiernas mejillas rojas.

Con una gran sonrisa, acarició las cabezas de los pequeños y, suavemente, besó a cada uno en la frente. Luego dijo: "¡Tienen que vestirse! Después del desayuno, irán a la escuela como de costumbre y verán a sus amigos".

Shirley y Clark eran niños increíblemente obedientes; tanto, que hicieron caso rápidamente a las palabras de su madre. Sheryl se quedó a su lado y esperó a que se vistieran, pero siempre preparada para acercarse si necesitaban ayuda. Cuando los gemelos ya estaban listos, los llevó al piso de abajo tomados de la mano para el desayuno.

"¡Buenos días! El desayuno ya está listo. Será mejor que comiencen a comer antes de que se enfríe", dijo Nancy, dirigiéndose a los niños y saludándolos con deleite.

"Está bien. Gracias, Nancy", apreció Sheryl.

Charles también estaba sentado a la mesa; sin embargo, aún no había levantado los palillos para comenzar a comer, ya que estaba esperando pacientemente a Melissa.

Los niños tenían mucha prisa por llegar a tiempo a la escuela, y por eso Sheryl no esperó a su esposo. Tomó un par de palillos y comenzó a darles de comer a sus hijos. Creía que Melissa bajaría pronto, pero, para su asombro, incluso cuando los niños terminaron de comer, ella todavía no se había presentado para el desayuno.

Aun así, Charles seguía sin desayunar. Estaba decidido a esperar a su madre, ya que, con lo enferma que se había sentido la noche anterior, no podía dejarla sola.

A pesar de que Sheryl observaba con cuidado las intenciones de Charles, seguía enfocada en los niños. No perdió nada de tiempo para llevarlos al auto del conductor. Luego, mirando el vehículo alejarse en la distancia, regresó a la mesa y esperaba con Charles.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir