ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1337 Por favor, venga a casa rápido

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 7478

Actualizado: 2020-03-18 00:02


Al darse cuenta de que Leila estaba de su lado, Melissa empezó a actuar más descortés. Tumbó a propósito dos platos cocinados por Sheryl que estaban en la encimera. Estos hicieron un ruido fuerte al caer. Al tocar el piso, se rompieron en pedazos, sonando como una alarma estridente que hizo que todas en la sala se sintieran nerviosas.

Los platos y los alimentos que contenían estaban esparcidos por el suelo, hechos un desastre. La comida antes se veía muy suntuosa, fina y delicada, pero ahora estaba mezclada en el piso, haciendo que cualquiera que la viera perdiera el apetito.

"Sheryl, ¿estás segura de que no preparaste esta comida para los cerdos? ¡Cocina para mí otra vez!", Melissa ordenó a su nuera descuidadamente con una expresión de reproche en su rostro, poniendo los ojos en blanco.

Al escuchar esto, Sheryl solo frunció el ceño en lugar de apresurarse a hacer lo que su suegra acababa de ordenarle. Luego se tomó su tiempo y siguió comiendo como si nada hubiera pasado. Parecía que aquellas palabras no habían funcionado para ella en absoluto.

Melissa nunca había esperado que la reacción de su nuera fuera ignorarla por completo. Se sentía irritada, y Sheryl no se había dado cuenta de que le estaba costando respirar.

Al ver que el pecho de Melissa fluctuaba de forma violenta, Leila se levantó apresuradamente y se acercó para darle palmaditas en la espalda, tratando de ayudarla a calmarse. 'Sheryl se ve sarcástica hoy. ¿Por qué no se fue después de que Melissa la regañó? ¿Será que tiene alguna otra intención?', pensó Leila, frunciendo el ceño.

Conociendo a su nuera, Melissa creía que la estaba avergonzando a propósito. No iba a dejar que eso sucediera, y, para recuperar su postura, la miró y continuó: "Sheryl, ¿acaso no me oyes? ¿Estás sorda?".

Haciendo eco en toda la habitación, su voz se oía severa en la sala abierta.

Todavía relajada, Sheryl respondió sin levantar la cabeza: "La oí. ¿Y qué?". Por la forma en que respondió a su pregunta, tanto Melissa como Leila se dieron cuenta de que ya no tenía paciencia.

Como la ignoró otra vez, Melissa ya no pudo aguantar su ira y corrió hacia Sheryl para tirar el plato donde estaba comiendo. Este cayó al suelo, por lo tanto, la comida y

el tono de ocupado.

Pensó en lo que Nancy había dicho, con el mal presentimiento de que estuviera sucediendo algo en casa, ya que, de lo contrario, ella no lo llamaría tan ansiosa. 'Mamá debe tener algún problema con Sheryl de nuevo'. Esa era la única razón que se le ocurría, ya que era lo más probable que sucediera.

Decidiendo que tenía que volver a casa, se guardó el teléfono en el bolsillo, se volvió para mirar a sus clientes, y les dijo educadamente: "Me temo que tengo que irme ahora. Algo sucedió en mi casa y tengo que regresar para resolverlo personalmente. Por favor, sigan disfrutando de la comida".

"Sr. Lu, nos decepciona. ¿Cómo puede irse antes de que terminemos nuestra cena? Una disputa familiar no es gran cosa. Da igual si regresa más tarde".

Incluso considerando lo que insinuaba su cliente, Charles todavía estaba preocupado y no quería perder más tiempo. "Lo siento mucho. Tengo que irme ahora. Yo invito la próxima vez".

Sin embargo, una mano lo detuvo cuando estaba a punto de irse. "Sr. Lu, debería beber tres copas de vino como castigo, o no lo dejaremos ir".

Todos notaron que la cara de Charles estaba llena de impaciencia. Apartó la mano y caminó hacia adelante. El hombre que lo había detenido se sintió amenazado por su fuerte actitud, así que le dio paso cuando su mano comenzó a sudar. Lo había avergonzado porque no podía soportar su arrogancia, pero al ver su tétrico rostro, se arrepintió y decidió no seguir con lo que estaba haciendo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir