ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1350 En el parque de diversiones

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9245

Actualizado: 2020-03-20 00:31


Melissa preguntó con ansiedad y no pudo evitar agarrar las manos de Leila, la sensación de inquietud la abrumó, el malvado deseo podía reflejarse en toda su cara ya que estaba desesperada por hacer que Sheryl desapareciera de su vida.

"Dígame, tía Melissa, ¿quién le importa más a Charles? ¿Quién es la persona sin la que no puede vivir?", Leila preguntó mientras levantaba una ceja.

Al escucharla, Melissa se sentía confundida y desconcertada sobre por qué Leila haría esas preguntas, sin embargo, ella comenzó a reflexionar en esto.

Aunque Charles era su hijo, Melissa era plenamente consciente del lugar que ocupaba en su vida, peor aún, la persona que más le importaba a su hijo era la mujer a la que ella más detestaba en el mundo. Era Sheryl, la mujer a quien Charles le daba todo su afecto y amor sin medida, mientras él mostraba sinceramente sus sentimientos, todos estaban celosos e impresionados por su inmenso cuidado hacia su mujer.

"Sus hijos, por supuesto, él se preocupa mucho por Clark y Shirley", Melissa respondió fingiendo seguridad. Curiosamente, ella esperaba la explicación adicional de Leila mientras que la ansiedad dentro de su ser no disminuía ni un poco.

"Tiene razón, sus hijos son lo más importante para Charles. Tan sólo imagine esto, ¿usted cree que él perdonaría a Sheryl si ella pierde a los niños?", Leila preguntó con maldad.

Una sonrisa traviesa se asomó en sus labios después de decir esto, detrás de esa aparente dulzura se encontraba una mujer cruel y perversa, ningún transeúnte podría adivinar la malicia que Leila escondía en sus entrañas.

Luego de escucharla, Melissa la miró con incredulidad, ella estaba boquiabierta y no sabía qué decir, sintiéndose asustada, se había quedado sin palabras.

"¿Qué quieres decir? ¿Qué piensas hacer?", aunque Melissa trataba de ocultar su miedo, Leila pudo verla temblar.

'¡Jajaja! ¡Parece una gatita asustada! ¡Qué anciana tan patética!', al ver la reacción de Melissa, Leila no pudo evitar burlarse en su mente, su desdén hacia ella se había hecho más fuerte. Leila todavía no había hecho nada pero Melissa ya le temía, ella era demasiado cobarde para echar a Sheryl de su familia.

Por supuesto que Leila ocultó el desprecio que sentía hacia Melissa, después de todo, esconder sentimientos era su especialidad. Como Melissa podía arruinar sus planes, Leila no tuvo más remedio que explicar pacientemente: "Lo que quiero decir es que debemos contratar a alguien para secuestrar a los niños, cuando eso suceda, culparemos a Sheryl, ella es responsable de cuidar de sus hijos, especialmente de Clark, por lo que si lo pierde, será una gran desgracia y la haremos pedazos". Melissa estaba a punto de hablar pero Leila interrumpió: "Obviamente los niños no saldrán last

an buenos amigos. La policía atrapó al hombre y él entró en prisión antes que ella. Al saber que había salido de la cárcel, Leila aprovechó la situación ya que el hombre también carecía de dinero, entonces, cuando ella le pidió que la ayudara y le prometió que le pagaría por hacerlo, él aceptó su oferta sin vacilación.

"¿Por fin vamos a tener un poco de acción, cariño? Mis manos están ansiosas de emoción", al escuchar que el hombre le decía "cariño", Leila se sentía asqueada. A pesar de que Leila sabía que él sentía algo por ella desde hacía mucho tiempo, se encogió de hombros ante los pensamientos de disgusto, no obstante, Leila decidió hacer uso de su afecto y le pidió que le hiciera un favor.

Honestamente, Leila ideó el plan durante mucho tiempo, incluso lo llevaría a cabo sin el consentimiento de Melissa pero los riesgos de que la atraparan eran muy altos, ella también le había pedido al hombre que fuera al parque de diversiones para comenzar a actuar.

"Sí, ya veremos qué sucede después, pero recuerda que la niña es tu objetivo, cuando ella esté sola, será tu oportunidad, por favor no dejes ningún rastro", exclamó Leila.

"De acuerdo, después te llamo, cariño, no olvides que espero una gran recompensa por esto", el hombre respondió saboreándose los labios.

Leila no dijo nada y colgó el teléfono, luego volvió al lado de Melissa caminando con suma tranquilidad.

"Clark y Shirley, ¿se divirtieron hoy? ¿Ya nos vamos a casa?", Sheryl preguntó tan pronto como se sentaron en el banco, ella esperó a que los niños se cansaran antes de pedirles que volvieran a su hogar.

"Está bien, vámonos, pero la próxima vez quiero volver aquí con papá, ¡el parque de diversiones es muy divertido!", Shirley exclamó mientras ponía su pequeña mano contra el pecho de su madre, su emoción la hacía verse aún más adorable.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir