ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1352 ¿Dónde estás, Shirley

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8990

Actualizado: 2020-03-21 00:02


"¡Quién sabe dónde estará! ¡Debe estar escondiéndose de nosotros por la vergüenza de haber cometido ese grave error! ¡Qué desgracia de mujer!", dijo Melissa furiosa.

Clark estaba parado junto a Melissa y no podía creer que su abuela dijera tantas calumnias y que siempre culpara a su madre cuando las cosas salían mal. No pudo evitar enojarse porque sabía que su madre había ido a buscar a su hermana, ¡no se estaba escondiendo de ellos!

Furioso por las palabras de Melissa, Clark agarró desesperadamente la manga de Charles y defendió a su madre diciendo: "Papá, la abuela está equivocada, mamá solo fue a buscar a Shirley. ¿Podemos ir tras ella para encontrar a Shirley?".

Era raro que el niño se viera tan vulnerable, ser fuerte era característica de Clark. Incluso cuando era niño, apenas lloraba y nunca dejaba de enfrentar las dificultades, pero ahora tenía los ojos llenos de lágrimas y de mucha preocupación.

Verlo así hizo que su padre se llenara de pena y tristeza por Clark, así que lo alzó en sus brazos y tal como su hijo le había pedido, salieron a buscar a Sheryl, seguidos de cerca por Melissa y Leila. Excepto los sollozos de Clark, ninguno del grupo pronunciaba una palabra.

Aunque Charles parecía tranquilo, su mente estaba en caos. Shirley era la niña de sus ojos, la alegría de su hogar, no podía imaginar cómo sería su vida si la perdiera, pero Charles era la columna vertebral de la familia, así que tenía que permanecer en silencio y firme, porque si él entraba en pánico, toda la familia se descontrolaría. Por lo tanto, debía reprimir sus sentimientos para evitar que los demás estallaran.

Después de unos minutos de búsqueda, localizaron a Sheryl, quien tenía el pelo y la ropa desarreglados, las lágrimas le caían por la mejilla mientras preguntaba ansiosamente a todos los transeúntes por su querida hija.

Al ver la situación de Sheryl, el corazón de Charles se rompió en pedazos. ¿Por qué la había dejado sola? Ella debía estar sufriendo tanto como él porque Shirley también era su hija.

"Sher...", empezó a decir, pero no pudo pronunciar más palabras.

Al reconocer la voz de su esposo, Sheryl lentamente volvió la cabeza hacia él y sus lágrimas empezaron a brotar aún más profusamente.

Como una niña perdida, Sheryl se echó hacia los brazos de Charles. Lloraba tanto que sus sollozos resonaban en el aire, haciendo que todos los transeúntes los miraran.

Con sus pequeños brazos, Clark rodeó a sus padres y conteniéndose para no llorar, se mordió los labios, luego enterró la cara en el muslo de su padre. 'Si lloro, haré que mamá se ponga aún más triste', pensó el niño.

"Todo esto es mi culpa, Charles. Shirley se perdió porque n

Es más, deberíamos dejar de culparnos los unos a los otros. Por favor, deje de presionar a Sheryl, tía Melissa", dijo Leila suavemente como si fuera un ángel enviado desde el cielo a hacer las paces entre ellos.

Finalmente, las palabras de Leila calmaron a Melissa y la chica logró persuadirla para que dejara de culpar y regañar a Sheryl. Consiguió transmitir su falsa simpatía, mientras ocultaba sus verdaderas intenciones con éxito.

Decidieron ir a descansar a Dream Garden, había sido un día duro para todos. Pero todavía no había ninguna noticia sobre Shirley. El equipo de búsqueda enviado por Charles no pudo encontrar ningún rastro en absoluto y lo peor era que tenían miedo de llamar a la policía, ya que les preocupaba que eso molestara a los secuestradores. Charles y Sheryl estaban aterrorizados con la idea, ya que no podían darse el lujo de perder a Shirley.

Cada segundo era una tortura para Sheryl, parecía que le habían salido varias canas por la preocupación, se veía tan pálida como un cadáver ambulante y se sentía llena de desesperación y angustia.

"Sher, por favor come algo. No has comido ni un bocado, si sigues así, te vas a enfermar. Estoy preocupado por ti, así que por favor, deja de torturarte a ti misma. Shirley nos necesita, así que debemos mantenernos fuertes", le dijo Charles. Aunque él también había perdido el apetito al ver a su esposa así, lo único que podía hacer ahora era convencerla y consolarla.

El insomnio hizo presa de Sheryl ya que los pensamientos no cesaban de invadir su mente uno tras otro. No podía comer ni dormir, solo permanecía sentada en la cama de Shirley todo el día, mientras abrazaba a su oso de peluche. Se consolaba a sí misma al pensar que abrazar al juguete favorito de Shirley era como abrazar a su querida niña.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir