ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1358 La fría actitud de Charles

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 10727

Actualizado: 2020-03-22 00:12


Al repasar los recuerdos que Sheryl tenía de cuando era una niña pequeña, siempre admiraba cómo las madres de otros niños los acunaban y acariciaban. Aunque era demasiado joven para entender muchas cosas, sabía que esos niños tenían suerte al ser amados y protegidos. Como no le gustaba sentir lástima de sí misma, fingía que no le importaba, aunque lo cierto era que siempre se escondía en un rincón para contemplar fotos de madres e hijos en libros y revistas, y los envidiaba. A veces, cuando los veía en público, incluso quería acercarse a ellos y robar un poco de amor a estos niños.

Durante toda su vida, mientras crecía, siempre se hacía varias preguntas, ¿por qué su madre no la quería y era distante? ¿Acaso ella era una mala niña? No podía evitar pensar en eso. Sin embargo, a medida que el tiempo, que lo cura todo, pasaba, aprendió a vivir con la verdad y seguir adelante con su vida, dejando esas preguntas sin respuesta.

Ahora, repasando todos estos recuerdos, recordó cuánto quería ser amada y protegida como los otros niños. ¡Cuánto quería que su madre se acercara a ella! Por lo tanto, desde que era muy joven trabajaba duro e intentaba lograr todo por cuenta propia con la esperanza de atraer a su madre.

Sin embargo, a medida que crecía, se dio cuenta de que sin importar lo que hiciera, su madre nunca la tomaría en cuenta. Aunque ese hecho era frustrante, al crecer, aprendió a aceptarlo gradualmente, como siempre hacía y para contrarrestar la soledad y la envidia, se consolaba mostrándose agradecida con su abuela, que la amaba más que a nadie, y para ella, eso era suficiente. Con el paso del tiempo, abandonó la idea de ganarse el amor de su madre y se dedicó a vivir feliz con su abuela, en ese tiempo llegó a sentirse contenta, incluso sin tener el cariño de su madre.

A partir de ese momento, había tomado una decisión y se había hecho a sí misma la promesa de que, si tenía hijos en el futuro, les daría todo el amor que tenía e incluso los protegería con su propia vida, para compensar su carencia de amor durante la infancia. No quería que sus hijos sufrieran el mismo destino que ella había tenido, porque sabía lo doloroso y desolado que un niño se sentía al ser abandonado por sus propios padres.

Sin embargo, para su desesperación, por la forma en que habían resultado las cosas ahora, ¡parecía que ni siquiera podía proteger a sus hijos! Lo peor era que ahora Shirley había desaparecido, y no tenía idea de dónde estaba o si estaba sana y salva. Al pensar en esto, se dio cuenta de que ni siquiera era una madre calificada, como al menos lo había sido su propia madre. Un montón de pensamientos empezaron a cruzar por su mente y Sheryl cerró los ojos, sintiéndose miserable.

"Sher, levántate y toma estas pastillas, te ayudarán a relajarte", dijo Nancy suavemente. De repente, las palabras de Nancy la devolvieron a la realidad, y al abrir los ojos, Sheryl vio a su amiga soplando el agua caliente en la taza que sostenía en una mano, mientras le entregaba unas pastillas con la otra. No pudo evitar sentirse conmovida y experimentaba cierta calidez por el amable gesto de Nancy, quien estaba decidida a quedarse con ella en caso de que la necesitara, sin prestar

amiliar y concertó una cita para que examinara a Sheryl.

Cuando Nancy regresó a la habitación, vio que la chica se había quedado dormida en la cama. Nancy estaba muy preocupada por ella, y usó un poco de algodón y agua para humedecer los labios secos de Sheryl. Aunque dormía tranquila y pacíficamente, Sheryl todavía se veía enferma incluso a pesar de su profundo sueño. Sus cejas estaban juntas, lo que hacía que se le frunciera el entrecejo, tenía las manos apretadas en puños, y sus pestañas temblaban de vez en cuando como si estuviera teniendo una pesadilla.

Al mirarla, Nancy se dio cuenta de que Sheryl realmente estaba sufriendo mucho. La verdad era que la chica quería abrir los ojos, pero estaba demasiado débil para siquiera levantar los párpados, y aunque estaba consciente y podía escuchar todo a su alrededor, no podía mover ni una sola parte de su cuerpo ni siquiera mover un dedo. Su cuerpo estaba tan entumecido que sentía que un gran peso presionaba su pecho y se le hacía difícil respirar. La fatiga, el dolor y la desolación habían hecho presa de ella.

En la oscuridad en la que estaba sumergida, aunque tenía los ojos cerrados, oyó pasos ligeros que se acercaban desde lejos, y cada vez más, como si vinieran a llevarse su alma. Luchó por abrir los ojos, pero no podía hacerlo y ni siquiera podía emitir ningún sonido, así que la desesperación embargó su mente, hasta que finalmente decidió darse por vencida y aceptar cualquier cosa que fuera a ocurrir. Mientras se debatía, perdió el conocimiento y fue tragada por la oscuridad.

El médico familiar llegó media hora después, ya que un minuto antes de que Nancy lo llamara había recibido la llamada de Charles solicitándole que atendiera a Sheryl de inmediato.

Por teléfono, Charles parecía alarmado y preocupado cuando le pidió que fuera a Dream Garden de inmediato porque Sheryl se había enfermado. Charles le había explicado brevemente que Sheryl tenía fiebre y que debía ir a verla lo antes posible. El médico pudo darse cuenta de que Charles estaba profundamente preocupado por su esposa, porque su voz incluso temblaba cuando lo llamó por teléfono.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir