ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1376 Tres días

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 12607

Actualizado: 2020-03-25 01:19


"Honestamente, tampoco tengo idea de dónde escondió Jim a Shirley, intenté preguntarle muchas veces pero siempre se negaba a decirme, jamás quiso decirme ni una sola pista. Hace poco descubrí que él fue arrestado debido al consumo y tráfico de drogas, yo no tenía idea de eso y al enterarme quedé completamente perpleja. Estoy tan angustiada como usted por la seguridad de Shirley, le juro que aún estoy haciendo todo lo posible para buscar...", con la feroz mirada de Melissa sobre ella, Leila no pudo continuar con su suplicante explicación. La joven no pudo evitar temblar por el miedo y la indecisión, aunque trataba de persuadir a Melissa y borrar sus preocupaciones, incluso a ella le resultaba difícil estar segura de la situación, ¡parecía que las cosas se estaban saliendo de control!

Las palabras implorantes de Leila no hicieron que Melissa se sintiera mejor, al contrario, ella estaba a punto de perder los estribos. Al mismo tiempo, su corazón se hundió y el pánico se arrastró por su columna vertebral, la anciana estaba comenzando a enfurecerse demasiado, se suponía que el plan era sacar a Sheryl de la familia Lu pero el resultado fue al revés. Temblando de coraje, Melissa se preguntó: '¿Acaso la escuché mal? ¿Qué es lo que sigue buscando? ¿Por qué le pidió a un rufián como Jim que hiciera ese trabajo en primer lugar? ¡Además de todo es un adicto a las drogas! ¡Un drogadicto! ¡Leila apostó la vida de Shirley a un demonio de las drogas! ¡Esas personas no tienen piedad! ¡Están dispuestas a matar para comprar su vicio! ¡Qué estúpida fue Leila al dejar que mi nieta cayera en manos de ese criminal! Oh, ¿ella planeó intencionalmente todo esto? Sin duda será bueno para Leila si no podemos recuperar pronto a Shirley ya que la relación de Sheryl y Charles seguro se fracturará. ¿Pero era necesario que Leila diera a mi nieta a un criminal como Jim? ¡Qué mujer tan malvada! ¡No puedo creer sus agallas! ¡Ella nos vio la cara de idiotas! ¡Haré que te arrepientas de esto, Leila!'. Muchas sospechas se formaban dentro de la cabeza de la anciana.

Cuanto más pensaba Melissa en la situación, peor era el escenario que se imaginaba, su paranoia estaba haciendo que su imaginación fuera más vívida en su mente. Ella estaba dudosa no sólo sobre la condición de Shirley sino también sobre la ira de su hijo, si algo le sucediera a la niña, seguramente Charles dejaría que la policía interviniera y se hiciera cargo del caso, entonces todos se enterarían de la verdad. ¿Qué pasaría si Charles descubriera que su madre era una de los cómplices del secuestro de su hija? ¿Qué sucedería con Melissa? Imaginar que su hijo fuera el primero en llevarla a la policía y encarcelarla la dejó aterrada. Como ella ya sabía, Charles nunca podría tolerar ninguna amenaza cuando la seguridad de Shirley estaba involucrada.

Con un carácter severo, Charles no se mostraba afectuoso con el resto de las personas, pero la forma en que él mimaba a sus dos hijos demostraba que no había nadie más importante que ellos en su corazón. Incluso si Melissa, su propia madre, se atreviera a dañar a sus nietos, Charles no pasaría por alto sus acciones, el perdón y la misericordia no le pasarían por la cabeza si descubriera su papel en el secuestro de Shirley.

Con la mente llena de dudas y miedo, el rostro de Melissa tenía una expresión sombría mientras se preguntaba a sí misma: '¿Acaso Leila va a matar a mi nieta?'. Mientras miraba a Leila, la anciana tenía muchas ganas de gritarle a la cara pero eso sonaría demasiado emocional.

Entonces ella reprimió sus sentimientos y habló en un tono tranquilo y solemne: "De todos modos tienes que encontrar a mi Shirley y llevarla a casa a salvo, también tengo que advertirte que si algo le sucede a mi nieta, ¡yo no pienso echarme la c

ma: 'Pude haberle dicho que si Shirley no aparecía en los próximos tres días, entonces yo llamaría a la policía o le contaría a Charles sobre su plan, así podría fingir que no sé nada pero...'.

Melissa se sentía indecisa, aunque después de pensarlo bien, finalmente decidió tenerle un poco de paciencia a Leila y esperar tres días más, sin embargo, si ella no cumplía su promesa, la anciana estaba dispuesta a destruirla sin piedad.

De pronto, los ojos de Melissa se volvieron sombríos y una sensación de furia extrema parecía recorrer todo su cuerpo pues su plan estaba fallando miserablemente.

En el comedor de la familia Lu

Todo el comedor que solía estar lleno de risas y ruidos ahora estaba en silencio, Charles no había venido a cenar esta noche, ya que quizás lo habían invitado a una cena de negocios. Mientras tanto, Sheryl estaba demasiado débil para bajar y Nancy se ocupaba de ella, sólo dos personas se sentaron a la mesa, Melissa y Leila, ambas furiosas por dentro, llenando el ambiente de la tensión.

Durante la comida, las dos mujeres enterraron sus caras en la mesa, antes solían platicar en todo momento, sin embargo, hoy en el comedor reinaba un silencio sepulcral. La atmósfera era completamente diferente a la anterior debido a la disputa entre Leila y Melissa.

"Déjame repetirte algo, tres días, sólo te daré tres días, si no traes a Shirley a casa, ¡prepárate para pagar las consecuencias!", el ambiente se volvió más tenso cuando Melissa le advirtió a Leila con desprecio. Mientras tanto, los ojos de Leila seguían fijos en su tazón tratando de reprimir su ira.

A decir verdad, Leila no tenía mucha confianza, aunque ella le había prometido a la anciana que le devolvería a su nieta en tres días, por lo que dudó en responder a la amenaza de Melissa, después de unos minutos de reflexión, estaba lista para hablar.

"Puede estar segura de eso, tía Melissa, no le fallaré esta vez, ¡en tres días descubriré dónde está escondida Shirley y la traeré a casa!", Leila respondió con una dulce sonrisa.

Sus palabras funcionaron efectivamente ya que después de escuchar lo que ella dijo, Melissa no pronunció ninguna palabra más, la anciana sólo le echó un vistazo intimidante y continuó comiendo. Después de sus advertencias, Melissa creía que Leila haría todo lo posible para encontrar a Shirley, de lo contrario, ella tendría que pagar las consecuencias de sus actos, cualquiera que se metiera con la familia Lu conocería la ira de la anciana, poco a poco y dolorosamente.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir