ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1409 ¡Qué gran noticia!

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 10048

Actualizado: 2020-04-01 00:48


En aquel entonces, Sheryl permanecía inmóvil en la cama del hospital, con el brazo estirado para que la solución intravenosa pasara suavemente, pero su mente no estaba tranquila. Sabía con certeza que era Leila quien había secuestrado a Shirley, por lo que estaba segura de que podría recuperarla si Leila estaba dispuesta a hacerlo.

Tenía confianza de rescatar a su hija, aun así, cuando recibió el mensaje de texto de Leila y la llamada de Nancy, no podía menos que sentirse emocionada. Estaba tan alegre que saltó de la cama, y sin darse cuenta, movió la mano donde tenía la inyección, lo que provocó que la aguja se saliera y que unas gotas de sangre brotaran de la pequeña herida. Pero este dolor no le impidió expresar la felicidad que sentía. Por suerte, una enfermera estaba allí y vino a ayudarla a toda prisa.

"Señora Lu, por favor, tenga más cuidado. Si esto vuelve a suceder, su mano se hinchará", le explicó la enfermera a Sheryl con una mirada de preocupación en su rostro.

Con sumo cuidado, y mientras continuaba hablando, la enfermera volvió a colocar la aguja en su lugar; y no se fue hasta que confirmó que la intravenosa estaba puesta correctamente y que ya no salía más sangre de la mano de Sheryl.

"Señora Lu, recuerde tomar sus pastillas a la hora indicada", dijo la enfermera antes de salir de la sala, a lo que Sheryl asintió educadamente. Y tan pronto como se fue, ella dio un gran suspiro de alivio. Sheryl se miraba con desagrado la mano, odiaba tener una vía intravenosa, e incluso detestaba tomar algún medicamento. Sin embargo, su rostro estalló en una sonrisa tan pronto como recordó que Shirley había vuelto a casa. Era como si Dios hubiese respondido finalmente a todas sus oraciones. Pensaba que su hija había sufrido cosas peores que ella, y que la amarga medicina o la intravenosa no eran nada en comparación.

En pocas palabras, el hecho de que Shirley volviera a casa le dio a Sheryl mucha fuerza, razón por la cual estaba ansiosa por recuperarse tan pronto como fuera posible, esperaba que le dieran de alta pronto para poder regresar a su hogar y ver a su pequeña princesa. Necesitaba que Shirley la viera en su mejor condición, puesto que temía que la afectara ver su rostro todo pálido y cansado. Después de todo, Shirley había sido siempre una chica considerada y sensible, además de que acababa de sobrevivir a un secuestro, así que no quería que su hija sufriera otro trauma.

Aunque el cuerpo de Sheryl estaba en la cama del hospital, su mente se encontraba de vuelta en Dream Garden, al lado de su pequeña niña. Hizo todo lo posible para controlar sus emociones y esperar pacientemente a que Charles le diera las buenas noticias él mismo.

Ahora bien, en Dream Garden, Melissa se echó a llorar cuando vio a su nieta. Ella también se sintió aliviada, pero por otros motivos. Después de todo, en cuanto al secuestro, esta anciana era cómplice de Leila. Si Charles llegaba a descubrir la verdad, sin duda alguna pensaría que ella también era culpable;

ntró en la sala y se sentó en la silla, junto a la cama de Sheryl.

Esta, por su lado, ya había recibido el mensaje de Leila y la llamada de Nancy, por lo que al ver la sonrisa de Charles, comprendía exactamente su alegría.

Fingió que no sabía nada, puesto que quería escuchar las buenas noticias de Charles y que le contara todo al respecto, así que levantó las cejas y le preguntó qué lo hacía tan feliz.

A decir verdad, era raro ver a Charles tan emocionado, lo que impresionó un poco a su esposa. Sonriendo, él se inclinó hacia delante, tomó a Sheryl por los hombros, y sin poder ocultar más su emoción, dijo: "Sher, ¡adivina qué pasa! ¡Shirley, nuestra pequeña hija, ha vuelto a casa!".

Sheryl se mostró sorprendida y feliz, y tomando con fuerza las manos de su esposo, exclamó: "¿En serio? ¿Shirley está en casa? ¡Qué gran noticia! ¡No lo puedo creer!", mientras hablaba, sus ojos brillaban de felicidad.

"Sí, es verdad. Pero tengo que serte sincero. Está un poco débil, así que necesita descansar. Por eso no la traje al hospital", explicó Charles en voz baja.

Al escuchar esto, Sheryl se preocupó por su hija, por lo tanto, le pidió a Charles que le contara más.

"Charles, ¿cómo está Shirley realmente? ¿Has hecho que vaya un médico a revisarla? ¿Qué tal si está enferma o algo?". Sheryl volvió a pensar en el mensaje que le envió Leila, y se dio cuenta de que no mencionó cómo estaba Shirley. Preocupada de que el secuestrador pudiera haber lastimado a su hija, Sheryl le hizo muchas preguntas a Charles.

Este, por su lado, ya había anticipado que su esposa reaccionara de esa manera, así que respondió una por una sus preguntas, tranquilizándola y consolándola: "No te preocupes, amor. Shirley no tiene nada malo, está perfectamente saludable. El doctor la ha revisado, y dijo que todo lo que necesita es descansar".

Al escuchar a Charles, Sheryl lanzó un suspiro de alivio. Después de todo lo que había pasado, era un gran consuelo para ella que su bebé estuviera bien.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir