ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1415 Todos lo sabemos

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8512

Actualizado: 2020-04-02 01:56


Desde que Shirley regresó se volvió más dependiente de sus padres que nunca; apenas los perdía de vista se ponía tensa y se echaba a llorar.

Como era de esperarse, su comportamiento llamó la atención de Charles. ¿Sería que su hija estaba sufriendo de algún trastorno psicológico? Estaba ansioso por apuntarle una cita con un experto, pero el psicólogo no podía atenderle sino hasta el día siguiente.

Ahogado por la ansiedad, Charles salió de la habitación de su madre. Los nervios de Melissa estaban a flor de piel y cuando él salió finalmente pudo soltar un suspiro de alivio. Poco a poco los latidos de su corazón se fueron calmando pero pronto sintió debilidad en sus piernas y no pudo seguir sosteniéndose; de pronto cayó tendida en la cama como una gelatina.

Últimamente ella había estado tratando de evitar la mirada de Charles pues se sentía demasiado exhausta cada vez que miraba los ojos de su hijo. Lo cierto era que se sentía incómoda con el hecho de que se cuestionara su autoridad en la familia.

Cuando consiguió calmarse, se puso a pensar seriamente en cómo convencer a Leila de que se fuera de Dream Garden sin develar su complicidad en el secuestro de Shirley. El ceño se le frunció aún más y su mente se volvió más tensa. Al cabo de un rato cerró los ojos y acalló las voces en su interior para tratar de reiniciar sus pensamientos.

A la mañana siguiente.

El olor a huevos y tocino impregnaba el comedor. Luego de unos minutos Melissa se puso de pie y caminó hacia Leila. "Leila, salgamos a dar un paseo, tenemos mucho tiempo sin salir a caminar juntas", dijo radiante.

Mientras hablaba, Melissa se acercó a ella a propósito en un intento para propiciar la amabilidad de Leila; la mirada en su rostro parecía amigable y acogedora. No obstante, tanta cordialidad despertó la sospecha de Leila, haciendo que el ceño se le frunciera en un gesto

de preocupación; en ese instante se dio cuenta de que no estaba pidiendo algo tan simple como solo dar un paseo.

Pero no le quedó de otra que aceptar su ofrecimiento por temor a que se molestara si la rechazaba; lo menos que necesitaba era hacerla molestar en ese momento.

"¡Claro, vamos a pasear!", le asintió Leila.

En una cafetería

Las dos mujeres habían salido de Dream Garden hacía un rato y cuando pasaron por una cafetería, Melissa fingió que le dolían los pies y sugirió que entraran al establecimiento para descansar un poco.

"Leila, tomemos un café aquí y así descansamos un rato", dijo con voz amable. Sin embargo, Leila llegó a detectar el lige

le quedaba de otra que recurrir a la lástima, esperando que Leila se compadeciera de ella. Así entonces, se puso a llorar.

"¡Leila, tienes que creerme! No te estoy abandonando, han sido Charles y Sheryl quienes me han presionado bajo la amenaza de ponerte en prisión. Te digo que te mudes temporalmente por tu bien, ¡lo que hago lo hago para protegerte, Leila!", le suplicó, agarrándola por el brazo.

Leila no creía en ella y mostró indiferencia. Entonces, pensaba que solo era su excusa para sacarla de Dream Garden y su expresión pasó de ser sombría a burlona.

Cuando Melissa vio que sus trucos no estaban funcionando, trató de llorar con mayor intensidad y le apretó más el brazo. Leila se sentía irritada y quería zafarse de su agarre.

"¡Leila, te lo ruego! ¡Por favor, perdóname! Realmente no tengo otra opción, te prometo que no será por mucho tiempo".

Melissa la miraba con los ojos honestos e inocentes, con la esperanza de lograr hacer que le creyera, pero aun así Leila no confiaba en una bruja tan astuta como

ella. Incluso aunque Melissa le aseguraba que su partida de Dream Garden era solo temporal, Leila no le creía, pues sabía que la mujer frente a ella estaba llena de trucos y no era digna de su confianza.

Pero, por otra parte, realmente no tenía otra opción. Era consciente de que ahora Melissa no tenía la autoridad para tomar decisiones, y sabía que tarde o temprano se vería obligada a abandonar Dream Garden.

Por mucho que Leila se esforzara, no tenía ya oportunidades de acercarse a Charles, eso era innegable; sin embargo, a pesar de todo eso, ella no se resignaría porque ya se había arriesgado demasiado tratando de ganarse el corazón de Charles.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir