ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1422 El tiempo la curará

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8611

Actualizado: 2020-04-04 00:02


Cassie sintió que se le erizaba toda la piel al pensar en ratones, solo pensar en ellos era suficiente para causarle pánico; eran las criaturas a las que más temía, y ahora era consciente de dónde estaba, pero, si ignoraba el ratón y se alejaba del vestuario, solo iba a entrar en pánico cada vez que pasara por delante o pensara en la posibilidad de que el animal corriera detrás de ella.

Así que decidió hacerle frente y terminar de una vez.

Miró a su alrededor para ver si había alguna herramienta que pudiera usar y sonrió cuando encontró un palo en una esquina, lo tomó sin pensárselo dos veces y caminó en silencio al otro vestuario.

Sin embargo, antes de que pudiera entrar, sintió que otra figura se deslizaba junto a ella, se sobresaltó tanto que casi gritó, pero como no estaba en su vestuario, rápidamente se escondió en la oscuridad, sin ganas de provocar malentendidos.

Cuando la figura se acercó, Cassie reconoció que se trataba de una colega de otro departamento, Lillian.

Eran solo conocidas, Cassie nunca se había cruzado con ella más que algún saludo, así que no quería salir a decir hola. Tampoco quería asustarla por estar ahí, así que continuó escondida a la espera.

Lillian, sin embargo, no se iba, incluso hizo algo que dejó a Cassie entrar más en pánico que con el ratón; de hecho, llegados a ese punto, casi se había olvidado del ratón.

Vio a Lillian detenerse frente a una de las taquillas, abrirla y sacar una pequeña caja.

Lo que fuera que hubiera dentro debía de haber sido precioso para ella, ya que lo sostuvo con las dos manos como si hubiera entrado en trance.

Aquello despertó la curiosidad de Cassie, que estiró el cuello para intentar ver el contenido de la caja, abriendo mucho los ojos. Su curiosidad se duplicó cuando identificó de qué se trataba.

Parecía ser el tipo de kit médico que usaban en el hospital, pero había letras en la caja que Cassie no alcanzaba a leer con claridad, como enfermera, había trabajado con todas las herramientas en el campo de la medicina durante toda su vida y podía decir que era algún tipo de kit de inyección. ¿Qué estaría haciendo con eso? Cassie levantó una ceja con perplejidad;

estaba absolutamente prohibido por el hospital traer cualquier medicamento del exterior y qué medicamento usar y cómo aplicarlo debía seguir estrictamente la prescripción de los médicos relevantes. Todos los medicamentos debían provenir de la farmacia y usarse en el mismo día; si quedara algo, debía devolverse o destruirse para garantizar la seguridad de todos. Por lo tanto, era una violación

hacia el doctor Liu: "Doctor, la señora Lu va a salir del hospital mañana, pero todavía se encuentra débil, ¿cree que necesita más inyecciones nutricionales?".

El médico levantó la vista de sus documentos y pensó por un momento. "No, no hay necesidad, su verdadero problema es su mala condición física, todo lo que necesita es descansar y una dieta saludable. Requiere su tiempo, pero más nutrición no le hará ningún bien, el tiempo la curará".

"Sí, llevará tiempo, pero creo que la nutrición también la ayudaría, al menos, para dormir mejor; cuanto más duerma, más rápido mejorará, ¿verdad?", insistió Lillian.

"No, estoy bastante seguro de que ya está mejorando, yo soy su médico y su salud está bien en mis manos", dijo él con firmeza.

Lillian tuvo que rendirse; si continuaba, él sospecharía, después de todo, era el médico que trataba a Sheryl y, por lo tanto, el único que podía recetarle medicamentos. No había forma de que ella pudiera cambiar aquello y obtener lo que quería, y era consciente de ello.

Este obstáculo era frustrante, pero no se entregaría tan fácilmente; le había dicho al hombre que lo iba a hacer y estaba más decidida que nunca a cumplir con su misión. Había trabajado en el hospital por muchos años y encontraría su propia manera de hacerlo.

Fuera de la oficina, Cassie estaba atónita. Ahora sabía lo que Lillian estaba maquinando, pero se sentía confusa. Nunca había escuchado a Sheryl mencionar a Lillian, sin embargo, su colega parecía preocuparse por ella.

Entonces sintió que algo andaba mal, le dio vueltas a lo que Lillian podría estar pensando; si iba a hacer daño a Sheryl, tenía que pensar con rapidez y, al mismo tiempo, tenía que evitar levantar sospechas.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir