ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1424 La jeringa

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8067

Actualizado: 2020-04-04 00:27


Pequeños suspiros escaparon de los labios de Lillian. Tenía los ojos gélidos y la mirada firme, completamente enfocada mientras apretaba con fuerza la jeringa en su mano. La aguja brilló con un resplandor fugaz en el momento en que la presionó contra la piel de Sheryl, pero justo cuando estaba por penetrarla, la puerta se abrió súbitamente. Lillian, sorprendida, se estremeció por completo y ambas se volvieron de inmediato para ver quién

había entrado. El rostro de Lillian estaba pálido, lo cual denotaba su culpabilidad, mientras que Sheryl permanecía inerte por la sorpresa, preguntándose qué era lo que estaba pasando.

Lillian tuvo que detenerse al ver que la mujer que había entrado era Cassie, una de sus colegas.

"¡Deja de hacerlo! ¡No te muevas!", le gritó Cassie, aliviada de haber llegado justo a tiempo.

Enseguida corrió hacia la mujer, le quitó la jeringa y se plantó frente a la cama de Sheryl para resguardarla. Entonces miraba a Lillian con fiereza, esperando una respuesta de su parte.

Para Lillian todo fue tan rápido que se sintió abrumada, como si le hubiera caído un enorme peso encima de repente; hizo todo lo posible por contener su pánico, a pesar de que sabía que Cassie también trabajaba en el hospital. Todos, tanto sus colegas como pacientes, veían a Cassie como una persona de temperamento suave;

sin embargo, la chica era sumamente severa con Lillian en ese momento y no dejaba de mirarla con fiereza. ¿Qué había causado ese cambio en su comportamiento? Mientras más lo pensaba Lillian, más se angustiaba; el corazón le latía con tanta fuerza que sentía que se le iba a salir por la boca en cualquier momento.

Perlas de sudor helado empezaron a adornarle la frente, pero aun así se obligó a encontrar una excusa para que Cassie se fuera y la dejara sola con Sheryl.

No obstante, ella no era una persona acostumbrada a estar en este tipo de situaciones, por lo cual su mente estaba en blanco y ni siquiera podía formar una oración completa. "Yo... bueno, solo estoy haciendo mi trabajo, ¿no ves que estaba a punto de ponerle una vía intravenosa a mi paciente?", tartamudeó.

"¿Una vía intravenosa? ¿El médico aprobó eso? Me parece que Sheryl está bastante bien y si mal no recuerdo el doctor dijo que pronto le daría de alta... Entonces, ¿qué estabas haciendo realmente?", replicó Cassie, a la defensiva.

La habitación se quedó en silencio mientras Cassie mira

cercana, y, sin pensarlo, le gritó: "¡Oye, espera un segundo! ¡Aquí! ¡Hazme un favor! Llévale esta jeringa al doctor Liu y dile que analice el líquido que tiene dentro. ¡Creo que podría tratarse de algo peligroso!".

Ella confiaba en la mujer y por eso le encargó tal tarea. Por su parte, su amiga tomó la jeringa que Cassie le había lanzado y se fue sin hacer preguntas; era consciente de que debía tratarse de un asunto de urgencia o de lo contrario Cassie no estaría tan angustiada.

Con eso, Lillian se encontraba completamente desvalida, por lo que dejó de luchar y se quedó tranquila. Cassie y Sheryl también se detuvieron y solo la miraron, preguntándose qué haría a continuación.

Lillian sabía que estaba condenada, por lo que no le quedó de otra que echarse a correr.

De la nada empujó a Sheryl y se apresuró hacia la puerta lo más rápido que pudo. Ni Sheryl ni Cassie esperaban eso y tardaron unos segundos en ir tras ella, pero fue en vano porque ya Lillian no se veía por ningún lado.

Entonces se miraron la una a la otra y se abrazaron fuertemente, se sentían afortunadas de haber salido ilesas de semejante situación. Cuando estuvieron más calmadas, fueron juntas a la oficina del médico para ver qué había encontrado al analizar el líquido de la jeringa.

"Doctor, la jeringa que mi compañera le trajo contenía un líquido que Lillian había preparado; es probable que sea letal, por favor, analícela", le pidió Cassie, ansiosa. Por fortuna, ella había logrado llegar a tiempo para salvar a su amiga, pues nunca se lo perdonaría si algo le hubiera pasado a Sheryl bajo su cuidado.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir