ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1431 La decisión de Felix

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 5471

Actualizado: 2020-04-05 02:04


Felix respiró hondo varias veces tratando de calmarse. Cuando su voz finalmente dejó de temblar, le dijo a Leila: "No puedo hacer esto, no puedo matar a Lillian, es muy arriesgado. Tenemos que pensar en otra solución".

A pesar de ello, él sabía que no tenían otra opción; parecía ser la única forma de salvarse a sí mismo: matarla y borrar sus huellas.

Aquello lo desesperaba. Cerró los ojos y sentía que todo se derrumbaba ante él.

"¡No seas estúpido! ¡No nos queda otra opción! ¿Olvidas que fuiste tú quien recetó la medicina tóxica? ¡Eso ya es un crimen de por sí! ¡Podrías ir a prisión! ¿De verdad crees que vas a salir impune si atrapan a Lillian? Lo lógico es deshacerse de ella, solo los muertos pueden guardar secretos", dijo Leila con dureza.

Felix sabía que estaba en lo cierto, pero no podía aceptar la realidad de que la mataría con sus propias manos. Quería convencerse de que toda aquella situación no era tan grave y que todavía había esperanza.

Sin embargo, cuando Leila lo dijo así, simplemente no pudo engañarse por más tiempo y aquello lo hizo temblar de miedo.

Todavía no estaba seguro de poder hacerlo... matar a Lillian. Seguía pensando en ello una y otra vez.

"Tal vez... Tal vez haya otra forma", murmuró.

La vacilación de Felix enfureció a Leila aún más.

"¿Crees que Lillian no te delatará si la arresta la policía? ¡En tus sueños! Todo el mundo acaba mirando por su propio bien; en esas circunstancias la gente siempre se cubre sus propias espaldas, ¡y estoy segura de que lo primero que Lillian hará cuando la atrapen es hablar de ti! ¡Peor aún, te echará toda la culpa! ¡Ella puede deci

peró hasta que dejara de tintinear.

Entendía que todas sus acciones hacia Sheryl eran imperdonables y no quería afrontar las consecuencias; recordaba la cálida sonrisa de Sheryl, y se sentía aliviada de no poder seguir adelante con el plan.

Era consciente de que no quería que la bella y amable Sheryl muriera.

Sin embargo, incluso con esa percepción de ella, no podía negar el hecho de que aun así había intentado su asesinato.

A veces, dudaba de que todos sus esfuerzos valieran la pena por alguien como Felix; pero no sabía responder a eso, como a tantas otras preguntas inexplicables en el mundo.

Una de esas preguntas inexplicables era por qué lo amaba tanto, incluso sabiendo que no era exactamente un buen tipo y que no merecía su amor ni su afecto.

Pero así era el amor, inevitable y misterioso.

Lillian se quedaba sentada en el sofá hora tras hora, al llegar la noche, la oscuridad llenaba toda la habitación.

Las cortinas se mantenían siempre cerradas para que ninguna luz pudiera pasar. Se aislaba, olvidándose de comer o dormir. Se estaba volviendo loca.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir